El Instituto Bussola: el opaco lobby con el que Aznar contribuye a lavar la cara de los Emiratos Árabes Unidos en Bruselas

La cúpula del Instituto Bussola, con José María Aznar en el centro y el secretario general de los populares europeos y eurodiputado del PP, Antonio López-Istúriz, el último por la derecha de la imagen.

Los Emiratos Árabes Unidos son uno de los países que más gastan en lobby del mundo para proyectar una imagen de moderación y estabilidad. Mientras tanto, se implica en sangrientas guerras, desde Libia hasta Yemen. Una investigación publicada este viernes por el Corporate Europe Observatory desvela el lobby del reino autocrático en Bruselas: desde un grupo de expertos encabezado por ex primeros ministros europeos, entre ellos José María Aznar, hasta consultorías de lobby especializadas en "diplomacia privatizada" y su uso de "plataformas de desinformación de redes sociales".

Los Emiratos Árabes Unidos, a donde el rey Juan Carlos se ha fugado acuciado por sus problemas con la ley, han establecido varios puntos de apoyo en Bruselas, en línea con su ambición de ser una "superpotencia blanda global". Así, el trabajo de lobby no solo ayuda a pulir la imagen del país como un "aliado moderado y amistoso de la UE", sino que "el objetivo es dar forma proactiva a la narrativa y la forma en que el resto del mundo, incluida Europa, le ve, así como su papel en la región", afirma el informe de CEO.

Por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos y sus lobbistas intentan proyectar a los gobernantes autocráticos "como una fuerza estabilizadora en el Golfo; y pinta cualquier intento de pluralismo, desarrollo de la sociedad civil o la actividad de potencias rivales como Qatar o Turquía, como una puerta de entrada al caos y al terror islamistas", sostiene el documento.

Los lobbistas que blanquean a los Emiratos Árabes Unidos lo hacen "presentándolo como un socio estable en la región, comprometido con la ayuda humanitaria, un aliado contra el terrorismo y el cambio climático y promoviendo una moderación secular creciente, para ayudar al Estado autocrático rico en petróleo a esconder su lado más oscuro: los Emiratos Árabes Unidos han sido acusados ​​de perpetrar crímenes de guerra en Yemen, han aplastado la disidencia y respaldado al brutal régimen de Sisi en Egipto, y han desempeñado un papel crucial de proveedor clave de armas en el conflicto en Libia. Esto sin mencionar las violaciones internas de los derechos humanos como el abuso de los trabajadores migrantes o el aplastamiento de la disidencia dentro de sus fronteras".

Un informe del Centro de Política Internacional citado por el CEO señala que los Emiratos Árabes Unidos gastaron en 2019 un mínimo de 15,4 millones de dólares en donaciones regulares a grupos de expertos en Washington entre 2014 y 2018. Si bien las carencias de transparencia se traducen en la ausencia de cifras equivalentes de gasto de lobby para la UE, Bruselas ha sido un objetivo menor para los Emiratos Árabes Unidos que Washington DC. Sin embargo, desde 2017 el reino del Golfo ha redoblado su esfuerzos en Bruselas, con varios actores principales.

Instituto Bussola

El Instituto Bussola es un grupo de expertos fundado en Bruselas en octubre de 2017 con total opacidad sobre sus ingresos y sus gastos, como en su momento informó La Celosía. Si bien afirma estar trabajando en nombre de las relaciones entre la UE y la región del Golfo en su conjunto, todos los vínculos institucionales del instituto son con los Emiratos Árabes Unidos.

No hay información de financiación disponible de Bussola. Sin embargo, al igual que muchos think tanks que se niegan a revelar a sus patrocinadores, es una combinación sofisticada de investigación académica seria y comunicaciones estratégicas. Además, se beneficia de las redes de varios exjefes de Estado europeos, principalmente conservadores, en su cúpula, incluido un exsecretario general de la OTAN.

Entre sus tareas, "están las de ofrecer a Abu Dhabi un centro en Bruselas para legitimar sus narrativas; por ejemplo, los documentos de política del Instituto Bussola son una forma elegante de colocar los objetivos de política exterior de los Emiratos, y en sus eventos en Bruselas dedicados al lobby participan regularmente funcionarios de alto nivel (como comisarios y miembros del Servicio Europeo de Acción Exterior)", afirma la investigación, que califica al instituto Bussola de "misterioso" por su "ausencia total de transparencia: no revela cómo se financia, pero su lista de miembros honorarios incluye al expresidente español José María Aznar, al ex secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen; la ex primera ministra irlandesa Mary McAleese; los ex primeros ministros de Francia, François Fillon; y Croacia, Jadranka Kosor; y la ex comisaria de la UE Anna Diamantopoulou. Además, varios eurodiputados figuran como "invitados de honor", incluido el ex primer ministro de Polonia Jerzey Busek, el secretario general del Partido Popular Europeo, Antonio López-Isturiz; y el presidente del Partido de los Socialistas Europeos, Sergei Dmitrievich Stanishev, exprimer ministro de Bulgaria y vicepresidente del Grupo Parlamentario de Amistad UE-EAU.

"No es apropiado para políticos europeos de alto rango y funcionarios prestar sus nombres e influencia a un think tank opaco que no revela sus fuentes de financiación. Además, esto es un grupo de expertos que, aunque parece representar a todo el Golfo, opera en interés del gobernantes autocráticos de los Emiratos Árabes Unidos para perpetuar su imagen de 'estabilidad autoritaria' como parte del 'poder blando' de la campaña del reino", afirma un portavoz del Corporate Europe Observatory: "Los ciudadanos europeos tienen derecho a saber qué regímenes represivos están presionando a nuestros funcionarios y sobre qué asuntos".

Andreas Krieg, académico del Kings College de Londres, dijo al periódico británico The Times: "El peligro de equipos como Bussola es que sugiere un grado de objetividad académica, cuando en realidad sirve a los intereses de la política exterior de un país de Oriente Próximo cuyo historial en políticas de derechos humanos son incompatibles con los valores e intereses de Europa. Creo que, por lo tanto, es problemático para cualquier gobierno comprometerse con Bussola, ya que la presencia de altos responsables políticos en la junta, o en eventos, proporciona legitimidad a este grupo de lobby emiratí".

El Instituto Bussola se registró como organización sin ánimo de lucro en octubre de 2017 en Bruselas, y apareció en el Registro de Transparencia de la UE a finales de 2018. Su presupuesto es, según su entrada en el Registro de Transparencia, de 400.000 euros, con costes anuales de lobby calculado entre 50.000 euros a 90.000 euros. Cinco miembros del personal están registrados en el Parlamento Europeo.

El eurodiputado del PP Antonio López-Istúriz White es presidente del Grupo Parlamentario de Amigos Unión Europea-Emiratos Árabes Unidos desde 2014. Es secretario general del Partido Popular Europeo (PPE) y ex asesor de José María Aznar. López-Istúriz figura en la lista de "invitados de honor" del Instituto Bussola, mientras Aznar es miembro del consejo de expertos. "No hay indicios de pagos directos a López-Istúriz por parte del Instituto Bussola en sus declaraciones financieras, y el Instituto tampoco respondió a las consultas", detalla el Corporate Europe Observatory.

López-Istúriz ha viajado como eurodiputado en numerosas ocasiones a los Emiratos Árabes Unidos, incluido uno para una conferencia en la que habló el principal lobbista de los Emiratos Árabes Unidos en Washington, Yousuf Otaiba. En una visita oficial de 2017 para el grupo de amistad UE-EAU, se reunió con Mohammad Bin Zayad Al Nahyan, el príncipe heredero de Abu Dhabi comúnmente conocido como MBZ.

Antonio López-Istúriz White también copresidió una sesión sobre los EAU en el Parlamento Europeo, con una exposición en enero de 2019 dentro del recinto en la que se destacaban las actividades humanitarias del reino autocrático en todo el mundo, y sus supuestos logros en los derechos de las mujeres. La exposición incluso contó con una presentación del entonces presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en la que no se abordaron las preocupaciones por los derechos humanos, tema que ha centrado tradicionalmente los innumerables discursos de Tajani sobre Venezuela.

El acto estuvo coorganizado por López-Istúriz, y el entonces presidente del Consejo Federal Nacional de los Emiratos Árabes Unidos, Amal Abdullah al-Qubaisi.

Las posiciones de los Emiratos Árabes Unidos sobre el terrorismo suelen calar entre los eurodiputados conservadores. Por ejemplo, López-Istúriz suele abstenerse o votar en contra del lenguaje crítico hacia los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, según el CEO. Por otro lado, los Emiratos Árabes Unidos han estado presionando a Estados Unidos para que imponga sanciones a Turquía, algo a lo que se sumó López Istúriz, exigiendo que la UE también imponga sanciones a través del Consejo Europeo.

De hecho, varios eurodiputados del grupo de amistad de los Emiratos Árabes Unidos se abstuvieron o votaron en contra de una resolución en el Parlamento Europeo para controlar las exportaciones de armas a Arabia Saudí y Yemen.

Project Associates

La empresa de relaciones públicas Project Associates, con sede en Londres y oficina en Bruselas desde 2017, tiene un contrato con el Consejo Nacional de Medios de los EAU, afirma el informe de CEO. Y Project Associates se inscribó recientemente en el Registro de Transparencia voluntario de la UE, donde su cliente no aparece. Por el contrario, el Consejo Nacional de Medios de los Emiratos Árabes Unidos aparece como un cliente actual (a partir de agosto de 2020) en el registro de lobby de agentes extranjeros obligatorio y legalmente exigido de los Estados Unidos (FARA).

"Este contrato", explica el Corporate Europe Observatoy, "muestra que Project Associates subcontrató a la controvertida empresa de minería de datos y desinformación online SCL Social (empresa hermana de la más conocida Cambridge Analytica) para atacar al rival de los EAU, Qatar. Este trabajo incluyó propaganda en las redes sociales y la publicación de historias en la prensa europea, incluida New Europe, con sede en Bruselas, y el periódico The Independent, del Reino Unido. El fundador de SCL Group, Nigel Oakes, es ahora residente de los Emiratos Árabes Unidos".

Westphalia Global Advisory

Es una empresa de relaciones públicas con sede en Bruselas creada en 2018; su principal cliente parece ser la Embajada de los EAU ante la UE en Bruselas, explica el CEO: "Un informe de marzo de 2020 en la web de Westphalia Global Advisory sugiere formas estratégicas en las que el liderazgo autocrático de los Emiratos Árabes Unidos puede presentarse como ofreciendo 'estabilidad autoritaria' en el Golfo. Sus dos cofundadores y directores, Timo Behr y Tim Eestermans, acumulan años de experiencia trabajando para el Ministerio de Relaciones Exteriores como asesores de Mohammed Issa Hamad Abushahab. Abushahab se convirtió en el embajador de los Emiratos Árabes Unidos en la UE, y ahora lo representan a él y a la embajada como cliente".

El informe de la ONG explica que "hay muchos otros asuntos de lobby que han afectado a los Emiratos Árabes Unidos en los últimos años, desde los viajes sin visado a la UE, hasta su búsqueda para ser eliminado de la lista negra de paraísos fiscales y evitar embargos de armas. Lamentablemente, sin una mejora en la transparencia del lobby de la UE, nos quedamos a oscuras en cuanto a lo que sucede por detrás. Vale la pena señalar que los EAU ya tienen canales diplomáticos oficiales con la UE. Esto plantea la pregunta de si es legítimo que las consultoras de grupos de presión con sede en la UE desempeñen algún papel en un esfuerzo de propaganda de terceros países para influir en las instituciones y la prensa europeas; y, en particular, si deberían poder ocultar parcialmente su participación mientras lo hacen".

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2020 - 11:11 h

Descubre nuestras apps

stats