Conflicto en NH por un ERE ajeno a la pandemia: "Quieren contratar a gente más barata"

Entrada al hotel NH

NH, el grupo hotelero de origen español controlado por la tailandesa Minor Group, ha anunciado un ERE que afectará a los trabajadores de sus servicios centrales. En un comunicado, la empresa alegó que inicia el proceso "consciente de su responsabilidad de gestión" y de "su obligado compromiso para salvaguardar la viabilidad empresarial". En los servicios centrales de NH trabajan 750 personas, de las cuales 350 están en ERTE por causas productivas con reducción de jornada y 289 en ERTE a jornada completa.

Aunque la empresa no avanza ninguna cifra concreta sobre a cuánta gente despedirá, se estima que rondará los 300 empleados. Los trabajadores de los hoteles siguen en ERTE por causa COVID y, de momento, no se verán afectados. El Gobierno obliga a mantener seis meses los empleos de modalidad de ERTE o a devolver las subvenciones recibidas. Los servicios centrales no tienen representación sindical, de modo que en los próximos días constituirán una comisión negociadora. También pueden elegir que entren representantes de los sindicatos mayoritarios del sector, Comisiones Obreras y UGT.

NH es la primera gran hotelera que anuncia despidos en España tras la crisis del COVID. Podría mantener en ERTE a los trabajadores afectados, pero desvincula el ERE de la pandemia. "Posponer las medidas solo habría servido para agravar la actual situación de la compañía y arriesgar su futuro", dice. "El sector hotelero se está reconvirtiendo cada vez más afectado por factores como la digitalización, el teletrabajo o el desarrollo de los apartamentos turísticos".

"Lo que quieren es ahorrarse dinero o descapitalizar el talento de la empresa, porque hay gente que tiene un pasivo laboral alto", sugiere Manolo Sánchez, responsable de acción sindical de CCOO servicios y en contacto con trabajadores de la hotelera. "Así, si mañana vuelve la actividad, pueden contratar a gente más barata. Mi opinión es que su situación es buena porque se dedican a hoteles urbanos, donde la posibilidad de reactivación es más rápida". El grupo admite que se beneficiará de la elevada demanda doméstica (los turistas nacionales) y su "fuerte posicionamiento" en mercados europeos de cara a la recuperación.

Veamos las cifras. NH cerró 2019 con los mejores resultados de su historia. Obtuvo 90 millones de euros de beneficio neto para 1.718 millones de ingresos. Su negocio ha mejorado con creces en los últimos años, al calor del boom turístico global. Tanto la ocupación, como los ingresos medios por habitación como el beneficio por habitación disponible habían aumentado antes del virus. En la última década, además, el grupo redujo considerablemente su deuda y aplicó ajustes —como otro ERE en 2013 y la venta de hoteles poco rentables— que le permitieron llegar en buena forma a la pandemia.



Para no quedarse sin liquidez, NH recibió un crédito ICO de 225 millones el pasado mes de octubre. Los créditos ICO son, junto a los ERTE, una de las principales líneas de apoyo a las empresas puestas en marcha por el Gobierno durante la crisis. Además de este préstamo, la empresa refinanció 236 millones de deuda y aplazó los pagos hasta 2023. La crisis no evitó que, en septiembre de 2020, la hotelera invirtiera 50 millones de euros para gestionar ocho hoteles de lujo en varias ciudades europeas. Y en febrero del año pasado, antes de la pandemia, planteó poner en venta dos de sus hoteles en propiedad (el Eurobuilding de Madrid y el Madison Avenue de Nueva York), una operación valorada en 900 millones de euros que, si tuviera problemas de dinero, podría recuperar.

Este ERTE sí permite despedir

Los resultados de 2020 aún no están disponibles. Los confinamientos, restricciones y caída del turismo mundial han impactado en el negocio hotelero. Entre enero y septiembre de 2020, la empresa perdió 295 millones de euros y aumentó su deuda financiera neta hasta los 556 millones de euros. Pero, además de los créditos ICO, NH se ha beneficiado de los ERTE para amortiguar el parón y mantiene a los empleados de los hoteles (unos 2.200, según fuentes sindicales) bajo esta figura.



¿Puede una compañía que permanece con ERTE subvencionados (en los ERTE por COVID la empresa ni siquiera paga todas las cuotas de la seguridad social) despedir a cientos de empleados, máxime cuando el Gobierno obliga a mantener ese empleo durante seis meses?

"Hay dos tipos de ERTE", razonan fuentes de la empresa. "Los de fuerza mayor, que corresponden a los hoteles cerrados, y los que se deben a razones económicas o de producción. Los trabajadores de servicios centrales están en esa segunda figura. Y ahí sí que se puede presentar un ERE". Desde el Ministerio de Trabajo indican que aún no tienen información sobre el caso como para poder comentar si es lícito o no.

El portavoz de CCOO considera que NH ha accedido a subvenciones, aunque no hayan sido para cubrir los ERTE de los trabajadores a los que despedirá. Hace un cálculo rápido y de brocha gorda: a salarios medios de 1.300 euros corresponden unas cotizaciones del 30% (390 euros). Estas cotizaciones tienen una subvención del 70% (273 euros). Multiplicando eso por los 2.200 trabajadores, sale que NH se habría ahorrado unos 600.000 euros mensuales en cotizaciones gracias a los ERTE por COVID, más de seis millones teniendo en cuenta que llevamos así desde marzo. El salario del trabajador lo paga el SEPE. En los nueve primeros meses del año, la compañía redujo en 115 millones de euros sus gastos de personal en todo el mundo.

"Nuestra visión es contraria y haremos lo que podamos para que no salga el ERE", dice Sánchez. "Hay alternativas: seguir con el ERTE, hacer uno nuevo, reducciones de jornada, reubicaciones en los hoteles que vayan abriendo...". El sindicato tiene representación en la central de reservas, también afectada por el despido colectivo.

Pese a que la deuda está refinanciada, el Estado se hace cargo de los ERTE hasta mayo y la vacuna ya está aquí, la compañía no ha dudado en recurrir a un despido colectivo. "¿Para qué han servido las medidas?", se pregunta el portavoz de CCOO. "Llevamos gastados un montón de millones en ERTE e ICO y sería lamentable que al final llegáramos otra vez a los cuatro millones de parados. Si se levanta la mano, esto será una autovía".

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2021 - 22:27 h

Descubre nuestras apps

stats