Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP rebaja sus exigencias del Poder Judicial y alimenta el optimismo del Gobierno
Bruselas obliga a España a recuperar de la degradación el 75% de sus hábitats
Opinión - Los fiscales que no querían aplicar la ley. Por Joaquín Urías

El proyecto piloto para la semana laboral de cuatro días implicará una reducción de jornada de al menos el 10%

Una mujer trabajando en una oficina

Antonio M. Vélez

12

Las pymes que quieran acogerse al programa piloto que ultima el Ministerio de Industria para implantar la semana laboral de cuatro días deberán plantear una reducción de la jornada semanal de trabajo de un mínimo del 10%, según explican fuentes conocedoras del proyecto que lidera el departamento de Reyes Maroto.

Según avanza este lunes El Periódico, el programa estará dotado con hasta 150.000 euros en ayudas para cada pyme y se estima que beneficiará a entre 60 y 70 compañías.

Las pequeñas y medianas empresas del sector industrial (y consultoras especializadas en esa actividad) que opten a esas subvenciones directas deberán implantar esa modalidad de jornada durante al menos dos años. Y no podrán reducir el salario de los trabajadores que se acojan a esa jornada de cuatro días semanales.

Este programa fue una medida pactada con Más País en los Presupuestos Generales del Estado para este ejercicio, con una dotación de 10 millones de euros. Industria lanzó el pasado junio a consulta pública la orden que regulará las ayudas, que se va a publicar en los próximos días.

Entonces, se planteó que los proyectos piloto deberían incorporar “medidas organizativas o formativas para optimizar el tiempo de trabajo” con la nueva semana laboral y también “indicadores que midan la mejora de la evolución de la productividad del trabajo en la empresa o centro de trabajo que serán evaluados periódicamente”.

El Gobierno ha planteado que las ayudas puedan financiar parcialmente los costes salariales del personal afectado por la reducción de la jornada laboral, así como “los costes de formación relativa a la optimización del tiempo de trabajo” de la plantilla y “los costes de colaboraciones externas o costes de personal interno necesarios para el diseño o rediseño de procesos afectados por el proyecto piloto y directamente vinculados a la producción de los bienes y servicios de la empresa”.

Un detalle relevante del programa del Gobierno es que la reducción de jornada no va a estar asociada a un menor sueldo para el trabajador. Aunque ya hay empresas que están aplicando estas semanas reducidas, muchas están reduciendo el salario de sus empleados, como Desigual y recientemente Telefónica. El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, rechazó hace unos meses este debate, que dijo que se impulsaba para “ganar elecciones”. “En estos momentos son necesarios cinco días”, sentenció.

stats