Un tercio de las 25 familias más ricas de España apuestan por las socimis

Bolsa de Madrid.

Ocho de las 25 familias más ricas de España (cerca de un tercio) han apostado en los últimos años por las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis). La rentabilidad que ofrecen estos vehículos gracias a sus ventajas fiscales (no pagan Impuesto de Sociedades, aunque los dividendos que están obligadas a repartir sí están sujetos a retención) ya ha atraído a la mitad del top 10 de multimillonarios nacionales.

Las cifras de las socimis: logran 2.200 millones de beneficio y el 75% tiene cinco o menos empleados

Las cifras de las socimis: logran 2.200 millones de beneficio y el 75% tiene cinco o menos empleados

El cálculo se basa en operaciones protagonizadas por inversores recopilados en la última edición del tradicional ranking de ricos nacionales de El Mundo. Incluye participaciones significativas de estas familias a través de empresas en las que tengan un peso decisorio importante y sociedades constituidas bajo el régimen socimi, aunque no hayan llegado a estar activas.

No se tienen en cuenta las operaciones a través de sociedades de inversión de capital variable (sicav) ni las de grandes empresas cotizadas que no tienen un control familiar claro. Es el caso de los Botín en Banco Santander, que ha sido clave en el boom de estos vehículos a través de su presencia en el accionariado de dos de las más importantes, Merlin (la mayor del Ibex) y Testa.

El cómputo ilustra el interés que han despertado estos vehículos entre los ultrarricos españoles, entre los que se llegó a dar por hecho que su mayor exponente, Amancio Ortega, y otros como Juan Abelló crearían sus propia socimis, aunque finalmente no ha sido así. Desde que entró en vigor el actual régimen socimi en 2013, en un momento en el que el sector inmobiliario estaba en coma tras el estallido de la burbuja en 2009, estas sociedades han atraído ingentes volúmenes de inversión: extranjera, pero también nacional.

Con este aluvión, España se ha convertido en el segundo país del mundo con más socimis, solo superado por Estados Unidos. Y desde algunos sectores (singularmente Podemos) se ha reclamado que se penalice fiscalmente a estos vehículos, a los que se culpa en parte de la burbuja de precios del alquiler de vivienda en las grandes ciudades, que ya empieza a dar señales de agotamiento en Barcelona. El sector se defiende asegurando que su peso en el residencial "no es hoy por hoy significativo".

Si se amplía el foco a las 100 mayores fortunas españolas, el porcentaje de ricos que tienen o han tenido inversiones en estas empresas es bastante inferior al de ese top 25. Hay 16 familias, con participaciones con un valor estimado en más de 5.400 millones de euros. Se trata de socimis dedicadas sobre todo al alquiler de inmuebles para uso comercial, oficinas, hoteles y logístico, pero también a vivienda.

Las familias son estas, ordenadas en función de su posición en el citado ránking de ricos de El Mundo y su patrimonio neto:

1. Familia del Pino (puesto 2 con 7.650 millones de euros de patrimonio neto)

Leopoldo Del Pino, tercer accionista de Ferrovial con un 5% a través de Siemprelara SL, participa con esta sociedad en la socimi hotelera Millenium. Inicialmente, tenía un 7,9%, pero tras una reciente ampliación de capital cuyos resultados se comunicaron al mercado el pasado jueves, su participación ha caído a un 5,6% que estaría valorado en unos 39 millones.

Millenium prevé empezar a cotizar el próximo 4 de julio y convertirse en una de las 10 mayores del mercado alternativo bursátil (MAB). Sus principales accionistas son la familia Isidro (que el año pasado ingresó unos 670 millones con la venta de la papelera Europac) y en ella tiene también un 5,6% el ex ejecutivo de Inditex José María Castellano. Otras grandes fortunas estuvieron en conversaciones avanzadas para incorporarse al proyecto, como los Hidalgo y el empresario de las VTC Rosauro Varo. Finalmente no lo hicieron.

2. Familia March Delgado (puesto 7 con 5.000 millones de patrimonio neto)

Los descendientes del antiguo contrabandista y empresario franquista Juan March son accionistas de grandes empresas del Ibex como Acerinox, Aena, Naturgy, Indra o Viscofan y dueños de Banca March, el banco más solvente de Europa. La entidad tiene un 11,54% de Serrano 61 Socimi, dueña del Centro comercial ABC Serrano de Madrid, valorado en unos 12 millones. Cuando la sacaron a cotizar al MAB, controlaban el 19,2%, pero han ido dando entrada a otros inversores.

3. Familia Entrecanales (puesto 8 con 3.300 millones de patrimonio neto)

Los dueños del 59% de la constructora Acciona, presidida por José Manuel Entrecanales, han sacado partido a las socimis a través de Testa Residencial. Llegaron a controlar un 21% tras integrar en 2017 su negocio residencial en esa firma, que entonces tenía como principales accionistas al Santander (35,7%), BBVA (26,9%) y Merlin (12,7%). El año pasado, todos vendieron sus paquetes a Blackstone. A Acciona le permitió ingresar 379 millones. Este fondo buitre pudo consolidarse así como el mayor casero de España.

4. Familia Grifols (puesto 9 con 3.300 millones de patrimonio neto)

Los propietarios del 25% de la multinacional de hemoderivados Grifols (que cotiza en el Ibex) constituyeron en diciembre de 2014 Centurion, vehículo de inversión inmobiliaria controlado por su sociedad holandesa Scranton Entreprises BV, dueña del 8,672% de Grifols y participada por el presidente de la compañía, Víctor Grifols, y su consejero delegado, Raimon Grifols

La salida a Bolsa de Centurion al amparo del régimen socimi llegó a darse por hecha en 2017, pero hasta ahora no se ha producido, y en octubre de ese año se convirtió en sociedad anónima al uso. Con activos por más de 120 millones al cierre de ese ejercicio (último disponible), se dedica a oficinas, comercial y residencial. Acaba de comprar un edificio de viviendas en una de las zonas más caras de Madrid por 52 millones.

5. Familia Gallardo (puesto 10 con 2.900 millones de euros de patrimonio neto)

Los dueños de Almirall participan en la socimi Optimum Re, sobre la que el fondo buitre Cerberus acaba de lanzar una oferta pública de adquisición (opa) valorada entre 70 y 75 millones. Los Gallardo tienen un representante en el consejo, Jorge Gallardo Torrededia, hijo del presidente de la farmacéutica, Antonio Gallardo, que se sumó en 2012 junto a su hermano Jorge Gallardo a la mayor amnistía fiscal conocida en España, revelada por la investigación de Los Papeles de la Castellana, con la que legalizaron 113 millones que ocultaban a Hacienda. Cuando Optimum salió a Bolsa, Gallardo declaraba un 2% del capital de esta socimi.

6. Tomás Olivo (posición 11 con 2.850 millones de patrimonio neto)

Este promotor murciano controla General de Galerías Comerciales, una gigantesca socimi (cerca de 3.300 millones de valor bursátil) que gestiona parques comerciales, viviendas y locales. La empresa disparó sus ganancias en 2018, hasta 245,6 millones, tras una sentencia del Tribunal Supremo que obligó a la Junta de Andalucía a indemnizarle con 165 millones por la paralización de un centro comercial en Armilla (Granada).

7. Familia Álvarez (posición 19 con 1.960 millones de patrimonio neto)

Los primos Carlos Javier y Modesto Álvarez tienen el 66% en Santalucía, presidida por el primero de ellos, y controlan un importante patrimonio inmobiliario en Madrid y Reino Unido que de momento no han acogido al régimen socimi. La aseguradora, que no cotiza en Bolsa, tiene un 5,216% de la socimi Lar valorado en unos 33 millones.

8. Familia Puig (posición 21 con 1.900 millones de patrimonio neto). Los propietarios de la Corporación Puig son activos inversores en socimis, con participaciones valoradas en unos 288 millones. La más importante está en manos de sociedad Inmo SL: un 5,7% de Colonial, del Ibex y especializada en oficinas. Son sus segundos accionistas (tras el fondo soberano de Qatar) y ese paquete vale unos 279 millones.

Además, a través de su vehículo de inversión Corporación Exea, los Puig tienen un 5,26% de la socimi Meridia (oficinas, logística y hoteles); y un 5% en la socimi Elix Vintage, especializada en vivienda y en la que indirectamente (vía Luxemburgo) son socios varios miembros de la familia de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre y la familia Polanco.

9. Jaime Botín (puesto 30 con un patrimonio neto de 1.620 millones)

El banquero y aspirante a filósofo, tío de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, es el máximo accionista de Bankinter, con un 22,889% a través de su sociedad Cartival. El banco tiene un 7,37% de la socimi Atom, especializada en hoteles, valorado en unos 19,4 millones.

10. Familia Barceló (puesto 41 con un patrimonio neto de 1.180 millones)

Los propietarios del grupo turístico tuvieron hasta finales de 2017 el 24% de la socimi Bay Hoteles. Lo vendieron por unos 172 millones al otro socio, Hispania, entonces controlada por el multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros, y que posteriormente fue adquirida por Blackstone.

11. Familia Colomer (puesto 55 con un patrimonio neto de 870 millones)

Los dueños de la promotora inmobiliaria Pryconsa lanzaron en 2011 Saint Croix Holding, que cotiza en Luxemburgo pero se acogió al régimen español de socimis en 2014, cuando trasladó su sede a Madrid. Tiene hoteles, centros comerciales, oficinas y locales en España y un valor bursátil de unos 336 millones. En ella también participa con un 5% la familia Quesada Ibáñez, dueños de la constructora Pavasal, en el puesto 211 del ránking de ricos españoles en 2018.

12. Familia Díaz (puesto 61 con un patrimonio neto de 860 millones)

Encabezados por José Luis Díaz, consejero delegado de Santalucía, son los otros accionistas de referencia de la aseguradora, de la que controlan en torno al 33%. Santalucía es accionista de la socimi Lar.

13. Familia Montoro Alemán (puesto 76 con un patrimonio neto de 730 millones).

Son los dueños del 66,8% de GMP Property, una de las principales socimis españolas, propietaria de oficinas y parques empresariales y de un complejo de turismo residencial en Alicante. Con activos valorados en 2.189 millones, el año pasado GMP ganó 187 millones. La participación de los Montoro vale unos 735 millones. Su otro socio es el Gobierno de Singapur.

14. Familia García-Baquero (puesto 89 con un patrimonio neto de 590 millones)

Los dueños del fabricante de los famosos quesos son la primera fortuna de Castilla-La Mancha y han protagonizado uno de los últimos movimientos en el sector: se han incorporado al capital dos de las cuatro socimis especializadas en locales comerciales cuya salida a bolsa ultima la gestora Corpfin. A través de su sociedad Coblilac, también declararon en junio un 6,58% de la socimi Millenium, pero han dejado de ser accionistas significativos tras la reciente ampliación, al igual que los mexicanos Gómez-Sainz, conocidos por su participación en empresas como Sniace y OHL.

En las socimis de Corpin, los García-Baquero van a desembarcar junto a otras grandes fortunas como los Usó Ferrera, accionistas de Coca-Cola European Partners (puesto 106 del ranking de ricos españoles) y los Martinavarro, del gigante alimentario Cítrico Global (puesto 149).  

15. Familia Hinojosa (puesto 93 con 530 millones de patrimonio neto)

Los antiguos dueños del grupo textil Cortefiel, que vendieron en 2009 por unos 900 millones, tienen su propia socimi, Inmofam 99, especializada en locales comerciales y con un valor bursátil de unos 37 millones.

16. Familia Colonques (puesto 100 con 500 millones de patrimonio neto)

El presidente del fabricante de azulejos Porcelanosa, Héctor María Colonques, se convirtió en octubre en uno de los accionistas de referencia de la socimi Arima, especializada en oficinas y logístico, y que entonces acababa de salir a bolsa. Compró un 4,99% que entonces estaba valorado en 4,65 millones. Ahora vale unos 7 millones.

Si se amplía el foco a las 375 grandes fortunas que reseña El Mundo, el número de ultrarricos españoles con inversiones en socimis roza los cuarenta. La mayoría opera en vehículos que invierten en oficinas, hoteles y sector logístico, pero varios han apostado también por las que operan en el segmento residencial.

Es el caso de Excem (especializada en pisos para estudiantes), en la que Mauricio Botton (nieto del fundador de Danone y 101 en el ránking de ricos) es el mayor accionista con el 36%; Entrecampos Cuatro, propiedad de la familia Segura Rodríguez y que tiene sobre la mesa una reclamación millonaria de Hacienda; Vivenio, dirigida por Daniel Loureda, exconsejero delegado de Testa e hijo de José Manuel Loureda, dueño de un 8% de la constructora Sacyr; y Alquiler Seguro, que tiene como tercer accionista (5,56%) a Alfonso Barandiaran, perteneciente a una de las familias que controlan la empresa de ingeniería Elecnor.

Entre las socimis que no han salido aún a cotizar destacan Iposa (participada por las familias de aristócratas Martos y Cotoner) y Advero Properties, dedicada a la adquisición de viviendas vacías en manos de los bancos y en la que participa la familia Reig, dueños de los laboratorios Reig Jofre. Según explica en su web, Advero se constituyó "en julio de 2017 con el objetivo de aprovechar una oportunidad única en el sector inmobiliario español a través de la adquisición de activos residenciales para su posterior arrendamiento".

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2019 - 21:29 h

Descubre nuestras apps

stats