La UE aprueba nuevas normas para evitar financiar corredores transfronterizos de energías fósiles

Un operario apila parte de tuberías para la construcción de un gasoducto submarino, en una fotografía de archivo.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

Nuevas normas para evitar financiar infraestructuras energéticas fósiles transfronterizas. El Consejo de la UE ha adoptado este lunes un reglamento revisado sobre las redes transeuropeas de energía (RTE-E), que tiene como objetivo “modernizar, descarbonizar e interconectar las infraestructuras energéticas transfronterizas de los Estados miembros, a fin de que la UE alcance sus objetivos de neutralidad climática para 2050”.

“El reglamento revisado también tiene el propósito de seguir garantizando la integración del mercado, la competitividad y la seguridad del suministro”, afirma el Consejo en una comunicación difundida este lunes. La decisión se produce tras el acuerdo provisional alcanzado con el Parlamento Europeo en diciembre de 2021.

“Entre otras cosas”, dice el Consejo, “el nuevo reglamento dejará de brindar apoyo a nuevos proyectos de gas natural y petróleo y establecerá criterios obligatorios de sostenibilidad para todos los proyectos que simplificarán y acelerarán los procedimientos de autorización y concesión de permisos”.

El reglamento “hará hincapié en el papel de la energía procedente de fuentes renovables en relación con todos los activos, incluidas las redes de gas inteligentes, y abrirá la posibilidad de una cooperación no vinculante en el ámbito de la planificación de redes marítimas”.

La Comisión Europea presentó su propuesta de revisión de la RTE-E el 15 de diciembre de 2020. El reglamento RTE-E revisado establece 11 corredores prioritarios y 3 áreas temáticas prioritarias que han de desarrollarse e interconectarse. “Actualiza las categorías de infraestructuras que pueden optar a financiación, poniendo el acento en la descarbonización, y dedica especial atención a las redes eléctricas marítimas, las infraestructuras de hidrógeno y las redes inteligentes”, explica el Consejo, que afirma: “Se utilizarán principalmente proyectos de interés común (PIC), que pueden optar a recibir financiación del Mecanismo Conectar Europa para 2021-2027”.

Así, la Comisión Europea adopta la lista de proyectos de interés común en forma de reglamento delegado basándose en una evaluación de los denominados grupos regionales: “Los proyectos de interés común se benefician de una serie de ventajas, pero no existe ninguna garantía de financiación de la UE para los proyectos incluidos en la lista de PIC”.

El Consejo alcanzó una orientación general sobre la RTE-E el 11 de junio de 2021. La presidencia del Consejo y los negociadores del Parlamento Europeo llegaron a un acuerdo político provisional el 15 de diciembre de 2021 en el marco de las negociaciones tripartitas, los trílogos.

El Parlamento Europeo adoptó su posición sobre el Reglamento en primera lectura el 5 de abril de 2022. El nuevo reglamento se publicará ahora en el Diario Oficial de la UE para su entrada en vigor.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats