La UE pide a los bancos que no repartan dividendos para disponer de más dinero para dar créditos a familias y empresas

Reunión del Ecofin del 16 de abril de 2020.

Los ministros de Economía de los 27 países de la UE han pedido este jueves a los bancos que no repartan dividendos entre sus accionistas para dedicar ese capital para prestar a familias y empresas.

"Es crucial que los bancos continúen financiando hogares y empresas, incluidas las PYME que experimentan dificultades temporales en medio de la pandemia de COVID-19", afirman los 27 reunidos en el Ecofin: "Con este fin, es esencial aprovechar al máximo la flexibilidad prevista en un momento en que una financiación suficiente para cubrir las presiones financieras es vital para la economía".

Los 27 instan, "a la luz de las recomendaciones de las autoridades supervisoras", a que" todos los bancos que aún no lo hayan decidido repartir dividendos, se abstengan de ello y usen ese capital para extender el crédito u otras necesidades financieras urgentes de sus clientes para garantizar la preservación de la actividad económica".

"Hacemos un llamamiento al sector bancario para que apoye a los hogares y las empresas afectadas por el brote de COVID-19, con el objetivo de garantizar la continuidad de la economía", afirma el Ecofin.

La petición de los Estados llega después de que el Banco Central Europeo (BCE) recomendase en marzo a la banca privada de la eurozona no pagar dividendos de los años 2019 y 2020 al menos hasta el 1 de octubre de 2020 y no recomprar acciones propias con el fin de conservar capital y poder apoyar a la economía. Muchas entidades ya han anunciado que seguirán esta directriz.

Los ministros también instan a las aseguradoras a "tomar a tiempo medidas amplias para mantener su posición de capital, incluida la suspensión temporal de toda distribución de dividendos discrecional, y a actuar en el interés de los consumidores", tal y como ya les ha recomendado la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones (EIOPA).

Los ministros también han saludado "la flexibilidad de supervisión expresada por las autoridades de supervisión europeas con respecto a los plazos de presentación de informes de supervisión y divulgación pública".

Entre otras medidas, el BCE ha relajado temporalmente los requisitos de capital, la Autoridad Bancaria Europea ha ampliado los márgenes para la presentación de informes y pospuesto los test de estrés, en tanto que la EIOPA ha indicado cómo flexibilizar las normas de supervisión para las aseguradoras.

Etiquetas
Publicado el
16 de abril de 2020 - 20:20 h

Descubre nuestras apps

stats