Shaadow: marcas de agua que permanecen en papel para acabar con las filtraciones de documentos

Dos compañeros de trabajo.

Lucía E.

Intercambiamos millones de datos durante el día. Que cierta información confidencial acabe en la bandeja de entrada de quien no debería tenerla puede suponer graves pérdidas económicas y reputacionales para su propietario. Por eso nace Shaadow, que ha creado una solución de marcas de agua invisibles gracias a la que es posible saber quién ha compartido información confidencial y tomar medidas.

Este año Wayra, la iniciativa de apoyo al emprendimiento que Telefónica lanzó en 2011, cumple su décimo aniversario. Durante toda su trayectoria ha invertido en más de 800 startups, de las cuales más de 250 han trabajado o aún lo hacen con Telefónica, lo que les ha reportado ingresos de más de 285 millones de euros.

La unidad que da apoyo a estas empresas es Wayra Builder que, dentro del departamento de ‘Telefónica Innovación Abierta’, se dedica a la creación de nuevas empresas, y se enfoca especialmente en la fase de búsqueda de ideas. “No solo se centra en el proceso de creación sino que, una vez constituida la startup, acompaña muy de cerca a los emprendedores”, explica Enrique Dupuy, Head of Wayra Builder. “Facilitamos el acceso a nuestra red de clientes y les ofrecemos soporte y mentoring durante el proceso de venta”.

Una de las startups que se están beneficiando actualmente de este apoyo es Shaadow, que ha creado una solución tecnológica que posibilita la trazabilidad de documentos mediante el uso de técnicas de marcas de agua digitales. Se trata de una capa adicional de protección a documentación sensible de las empresas o particulares.

“Los elementos diferenciales que aporta nuestra solución son, por un lado, la invisibilidad de la marca, ya que la mayoría de las soluciones del mercado insertan marcas de agua visibles. Por otro, que la marca persiste de forma no visible tanto en formato digital como en formato físico. Aunque el documento se imprima, la marca no se pierde”, explica a elDiario.es Isabel Hernández, CEO de Shaadow.

De esta manera si, por ejemplo, el director de una empresa tuviera que enviar un archivo a tres personas diferentes, utilizando Shaadow podría generar una copia del archivo para cada una de ellas. Cada copia llevaría ‘impresa’ de manera invisible la identificación de cada una de esas tres personas. Si, después, dicho archivo se hiciera público, Shaadow podría detectar quién de esas tres personas lo habría filtrado, ya que esta herramienta 'leería' la marca de agua de dicho archivo. “Así tendríamos al culpable y podríamos tomar las acciones necesarias contra él, evitando que la acción se repitiera”, señala.

Incluso aunque una filtración ya haya tenido lugar, Shaadow funciona también como una herramienta preventiva: si todas  las personas involucradas en el proceso de envío y recibo de información saben que la misma contiene una huella digital que permite identificarlas, evitarán al máximo derivar la documentación fuera del círculo estrictamente necesario. Así se reduciría, por ejemplo, el continuo filtrado de contratos relacionados con ámbitos deportivos (tan habituales en los últimos tiempos), de imágenes, o de información comprometida.

Información segura como derecho fundamental

Una iniciativa como esta llega en el momento más adecuado: la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) recibió el año pasado más de 1.400 notificaciones de brechas de seguridad de datos personales. “En la era del acceso a la información es necesario que los individuos y las empresas tengan en su mano herramientas que les permitan garantizar que su información sea tratada cumpliendo todas las medidas que informaciones de este tipo requieren”, añade Hernández. Shaadow, por tanto, nace de la necesidad de añadir un eslabón más a la cadena que ayude a proteger la privacidad de las personas.

¿Quién puede hacer uso de Shaadow? Cualquier persona que quiera incluir un extra de seguridad en su información sensible o necesite detectar quién está filtrando información confidencial”. “Tenemos planes de suscripción flexibles para todo tipo de usuarios y cantidad de documentos a proteger.  Las filtraciones documentales afectan a todos los ámbitos empresariales. Cualquier proceso que requiera transferencia de información confidencial a terceros es susceptible de utilizarla”, especifica Hernández. 

De hecho, cualquier compañía sometida a procesos de auditoría, fusiones, adquisiciones, ventas, procedimientos judiciales, tratamiento de datos bancarios, operaciones notariales o negociaciones vinculadas a ciertos profesionales (como abogados, auditores, asesores, administradores concursales, etc.) comparten información con todas las partes involucradas en el proceso. En la mayoría de los casos son profesionales externos a la compañía, lo que en muchos casos dificulta el proceso de control de la información.

“Una filtración en un proceso de este tipo tendrá un impacto económico enorme durante un proceso de negociación, llegando, incluso, a paralizar dicho proceso”, dice. “Shaadow es una tecnología transversal, agnóstica al sector, en la que cualquier profesional puede añadir un extra de protección a su información más sensible”, sentencia.

Etiquetas
Publicado el
27 de julio de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps