Voluntarias de Banco Santander ayudan a las víctimas de violencia de género a encontrar empleo

Voluntarias del programa ‘De mujer a mujer’

Quince profesionales de Banco Santander acompañan durante seis meses a quince mujeres que han sufrido violencia de género para ayudarlas a conectar con el mundo laboral. Talleres, conferencias, herramientas para mejorar competencias y habilidades profesionales, dinámicas de grupo en las que se simulan entrevistas de trabajo … Y, sobre todo, apoyo para que recuperen la esperanza, la seguridad y la autoestima que necesitan para comenzar una nueva vida. El programa de mentoring corporativo De mujer a mujer, impulsado por Banco Santander y Fundación Integra, cumple cinco años con un excelente resultado: cerca del 80% de las mujeres que han participado en las distintas convocatorias de esta iniciativa han conseguido un empleo, trazar sus metas a corto y medio plazo, y escapar de la situación de vulnerabilidad.

María, una de las participantes de la V edición del programa, explica que “ha habido un antes y un después” en su vida. “El acompañamiento de mi mentora me ha hecho recuperar la confianza en mí y volver a saber lo que valgo. Gracias a este fantástico proyecto he conseguido incorporarme al mercado laboral y dejar de mirar atrás. Me habéis dado esperanza”.

De mujer a mujer es una iniciativa transformadora. Y no solo por lo que representa para las mujeres tuteladas. También para el grupo de profesionales voluntarias de Banco Santander que colaboran en ella y que animan a otras compañeras a participar en esta experiencia tan enriquecedora. “Entre todos debemos seguir trabajando en esta dura lucha. No podemos mirar hacia un lado, es necesario colaborar para tratar de cambiar las cosas”, explica una de las mentoras.

La violencia de género continúa siendo una de las lacras más importantes de nuestra sociedad. Las cifras son escalofriantes: 23 mujeres han sido asesinadas desde comienzos del año en nuestro país a manos de sus parejas o exparejas (con datos oficiales a 30 de junio). Desde que se inició en España el registro oficial de víctimas en 2003 hasta hoy, 1.102 mujeres han perdido la vida por violencia machista.

El empleo, una barrera contra el maltrato

 Frente a esta situación, el empleo es la mejor receta para recuperar la autonomía. Según un estudio de Fundación Adecco, son muchas las mujeres que no denuncian por miedo a no disponer de recursos económicos suficientes para salir adelante y mantener a sus hijos. Francisco Mesonero, director general de esta fundación, explica que “el incremento de las denuncias es un síntoma del aumento de la confianza de las mujeres en el mercado laboral y en las posibilidades de conseguir un puesto de trabajo. El empleo es la mejor manera de combatir la violencia de género y hacer que estas mujeres puedan ser totalmente independientes”. Así lo demuestra una encuesta realizada a 160 mujeres víctimas de género: el 61% de las mujeres que participaron estaba desempleada y, de ellas, más de la mitad se encontraba en paro de larga duración. Además, el 60% cree que de haber tenido un puesto de trabajo en el momento en el que se produjo la situación de violencia todo habría sido diferente y un porcentaje similar asegura que el empleo le ha ayudado a tomar las riendas de su vida.

Alexandra Brandao, directora global de recursos humanos de Santander, asegura que programas de voluntariado corporativo como De mujer a mujer permiten que “nuestros empleados se involucren activamente en el compromiso social del banco y colaboren en la mejora de nuestro entorno y, más concretamente, de los colectivos más vulnerables”. Además, añade, “nos ayudan a que los voluntarios desarrollen competencias esenciales como adaptación al cambio, gestión en entornos complejos, comunicación, trabajo en equipo y empatía, muy necesarias en estos tiempos”. De hecho, las mentoras reciben formación por parte del banco y de Fundación Integra antes de convertirse en referentes profesionales de las mujeres que participan en el programa.

La colaboración entre ambas entidades se remonta a 2015, cuando un proyecto de Fundación Integra sobre incorporación laboral de mujeres víctimas de violencia de género resultó ganador en la convocatoria de proyectos sociales Euros de tu nómina que organiza cada año el Santander. Con el apoyo de empresas como el banco, esta Fundación ha conseguido más de 17.000 puestos de trabajo para personas en situaciones vulnerables. 

Etiquetas
Publicado el
8 de julio de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps