eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Vara propone una ley para atraer proyectos internacionales de ocio familiar, uno de ellos en La Siberia

También hay otra propuesta en Campo Arañuelo para usos recreativos, deportivos, residenciales, turísticos o comerciales, y dos inversiones similares más

El propósito de la ley es poder acelerar los trámites para que no se vayan a otro sitio según el presidente de la Junta

El requisito para acogerse es crear un mínimo de 2.000 empleos e invertir 1.000 millones de euros

- PUBLICIDAD -
Fernández Vara

Fernández Vara presentando la propuesta

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha propuesto una ley para facilitar la instalación en Extremadura de grandes proyectos internacionales de ocio familiar, ya que han llegado al Gobierno regional “varias propuestas” que “se podrían ir a otro sitio” si no se les da una respuesta legal que permita acelerar los trámites de estudio, y posible aprobación y construcción.

Una de las propuestas es en La Siberia, y otra en Campo Arañuelo, según ha podido saber eldiarioex. 

Se trata de la Ley Extremeña de Grandes Instalaciones de Ocio, que será registrada por el grupo parlamentario PSOE-SIEx este jueves en el Parlamento regional, y que Vara desea pudiera estar aprobada antes del verano para que dentro de este año esté aprobado alguno de esos proyectos; el texto se lo ha presentado ya el presidente al resto de grupos parlamentarios, PP, Podemos y Ciudadanos.

Está enfocado a facilitar la llegada de instalaciones de ocio, deportivas, recreativas, turísticas, residenciales, de juego y comerciales destinadas a público internacional y al ocio familiar. “No solo público de España, principalmente enfocado a familias extranjeras”, aclara el presidente Fernández Vara, y se establecen unas cantidades mínimas para acogerse a la ley: 1.000 hectáreas de superficie y 1.000 millones de euros en inversión, creación de 2.000 empleos y de 3.000 plazas hoteleras.

Además debe reservarse un 10% del espacio a la biodiversidad autóctona, poner el promotor una garantía de 10 millones de euros, y construir el proyecto en el plazo máximo de cinco años.

Es un marco jurídico, una ley “de mínima intervención”, que solo actúa en la legislación extremeña, y que pretende que no se vuelvan a cometer errores como el del complejo Valdecañas. Solo incide según Vara en la agilización del procedimiento, incluye la previsión de instalaciones para juego, describe el trámite urbanístico, habla de los tributos autonómicos propios para ofrecer unas condiciones fiscales “más atractivas”, y también de la promoción y formación para el empleo

Se trata con esta reforma legal de aportar celeridad sin merma de la seguridad jurídica que garantice la ejecución de los proyectos; prevé la creación de un fondo económico regional, aportado por las empresas, con tres millones de euros anuales cada una, para la rehabilitación del patrimonio histórico, cultural y patrimonal, y la eficiencia energética y social.

Hacen falta más ingresos

Fernández Vara ha señalado que Extremadura como comunidad tiene insuficiencia económica, no es capaz de financiarse a sí misma, y le faltan 300 millones de euros para cubrir los gastos, de manera que cuando se acaben apoyos con los fondos europeos, o el fondo de liquidez autonómica (FLA) habrá problemas y la única solución es “pensar en grande”, en grandes proyectos de inversión que hoy por hoy pasarían por esos parques de ocio familiares internacionales, a hora y media del aeropuerto de Barajas en Madrid.

Las condiciones de abundancia de agua, sol, territorio bien conservado, y la paz política y social, junto a lo barato de la vida, hacen de la región un lugar atractivo para esas inversiones que frenarían la sangría de la emigración juvenil: “Necesitamos que no se vayan nuestros jóvenes, y que vuelvan los que se han ido, se tienen que quedar a trabajar aquí”.

“No estoy en condiciones de decir qué inversores son los que nos han llegado, y no sé si seguirán interesados cuando tengamos ley, pero en los dos años y medio últimos se han planteado cuatro-cinco proyectos; españoles, extranjeros, pero se necesitan grandes instalaciones ocio familiar, por ejemplo una familia en vez de ir dos veces a Eurodisney vengan una de ellas aquí”. Poner a Extremadura “en el mapa internacional del ocio, lo que puede inducir otras inversiones”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha