eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La sanidad extremeña es la segunda peor valorada por los usuarios, tras la de Canarias

En los últimos tres años ha bajado de una puntuación de 6,46 a 6,03

Pese a que los recortes recorren el país, el SES ha retrocedido más que la media

La marea blanca pide derogar el decreto sanitario que excluye a 'sin papeles'

Manifestación contra la reducción del sistema público de salud

La satisfacción de los extremeños con su servicio de salud, el SES, es de 6,03 puntos, el segundo peor valorado tras el de Canarias (5,70 puntos) y claramente por debajo de la media nacional que es de 6,41; ello en una clasificación de las 19 comunidades y ciudades autónomas donde destacan Aragón con una aceptación de 7,29 puntos, y Navarra con 7,27.

Es lo que dice el Barómetro Sanitario 2013 hecho por el centro oficial de investigaciones sociológicas de España, el CIS, y que se basa en entrevistas realizadas a los pacientes entre marzo y octubre del año pasado.

La sanidad regional, dentro de que sigue aprobando en una nota sobre diez, ha empeorado notablemente en los últimos tres años, de gobierno del Partido Popular con la abstención de IU, ya que el ejecutivo del socialista Guillermo Fernández Vara dejó el barómetro en un nivel de aceptación de la sanidad del 6,46 entre los ciudadanos, superior al de Andalucía, Canarias, Galicia, Valencia, Ceuta, Melilla, y empatado con el de Murcia.

En aquel entonces ese 6,46 de nota también quedaba, ligeramente, por debajo de la media nacional que era el 6,57; al comparar las cifras extremeña y nacional de 2010 con las 2013, se ve que ha empeorado toda la sanidad española, pero en Extremadura en mayor medida según indican estas cifras de valoración ciudadana.

La opinión mayoritaria, por la que se decide hoy día el 44% de los extremeños, es que el SES aún funciona bien pero necesita cambios, en algunos casos fundamentales.

Tres consejeros de Sanidad

En estos tres años de gobierno popular, el presidente José Antonio Monago ha tenido que echar mano hasta de tres consejeros distintos de Sanidad, el área que políticamente le ha resultado más convulsa y que ha provocado oleadas populares de protesta tras el cierre por ejemplo de varios centros de urgencia rurales.

No le sirvió su primera consejera Jerónima Sayagués, peor fortuna tuvo con el siguiente, Javier Perianes, a quien se le descubrió en Elvas una consulta privada a pesar de la incompatiblidad, por lo que apenas mantuvo el cargo durante tres meses, y desde hace dos años el consejero es Luis Hernández Carrón, que es de momento el más duradero.

En la actualidad el servicio mejor valorado del SES es el médico de familia con 7,14 puntos, seguido del especialista, el ingreso en hospital, y la atención de urgencias en este último.

Con respecto a hace tres años, con el anterior gobierno socialista de Extremadura, han empeorado todas las puntuaciones a excepción del médico de familia cuya valoración en aquel entonces, a finales de 2010, era de 7,01 puntos.

La atención por el especialista ha bajado de 6,8 a 6,49, el trato en hospitalización de 6,38 a 6,08, y las urgencias hospitalarias han empeorado de 6,62 a 6,20 puntos de aceptación.

 Las listas de espera

Son las listas el sambenito de todo sistema sanitario público, y el dato políticamente sensible que cualquier partido político aspira a mejorar. Han ido a peor.

Hace tres años, al ser preguntados por si tenían la impresión de que la demora estaba aumentando o disminuyendo, la parte de extremeños satisfechos (que la cosa iba a mejor) duplicaba con un 26% a los que opinaban que iba a peor y que eran un 13%.

El vuelco con el actual gobierno del PP ha sido espectacular y ahora el número de quejas (“las listas de espera han empeorado”) casi triplica con un 29% a los que con un 11% dicen que han disminuido.

En la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas se lee que los pacientes extremeños continúan pensando que el sistema sanitario público supera ampliamente al privado en cuanto a la tecnología y medios, y calidad de los médicos y enfermería, pero la medicina de pago sigue siendo la preferida en cuanto a rapidez en la atención, el confort de las instalaciones, o el trato personal recibido; hay empate en la información que da a pacientes y familiares.

 Para especialista, la privada

Siempre que pudieran elegir irían al SES para consulta con el médico de familia, ser hospitalizados, o urgencias, y por el contrario acudirían a un médico privado para ser vistos y diagnosticados por un especialista.

Algunas cosas sin embargo están cambiando ya que el porcentaje de extremeños que optan por la hospitalización pública han pasado de 62,65% en 2010 a un 55,14% ahora; y elegían la hospitalización privada en 2010 un 33,64% pero ya son un 40,18%.

El copago farmacéutico debería ser más progresivo

Casi la mitad de los encuestados no cree que el actual sistema de copago farmacéutico, que ha incrementado el dinero a pagar por las medicinas y diferenciado niveles de renta, sea más justo que el anterior, y dos de cada tres extremeños reclaman que se creen más escalas de ingresos a la hora de pagar.

En los últimos 12 meses un 4,36% confiesa que ha dejado de tomar algún medicamento porque le resultaba caro, un resultado algo más satisfactorio que en la media nacional.

Todavía 11 de cada 100 extremeños no se han enterado de que existe la receta electrónica, una facilidad en la que esta Comunidad fue pionera, pero además un 39% afirma que nunca se la hacen de ese tipo; la inmensa mayoría destacan como ventaja principal que evita tener que ir a consulta solo para que te hagan la prescripción.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha