La portada de mañana
Acceder
Lo que Feijóo entiende por calidad democrática, por Esther Palomera
El gol de un negro: de la final de la Eurocopa a la realidad del racismo en el deporte
OPINIÓN | 'La cacería', por Marco Schwartz

Para qué sirven los limpiadores faciales

Aplicar estos productos ofrece beneficios para nuestra piel.

Berta Martín

0

La piel es un órgano amplio y vivo. Y con el paso de los años pierde elasticidad y se vuelve más seca y rugosa. De ahí la importancia de los limpiadores faciales, que están diseñados específicamente para limpiar la piel del rostro. Aprendamos cuáles son sus funciones principales y sus beneficios para poder lucir una dermis más tersa, lisa y cuidada.

Por qué usar limpiadores faciales

Reducción y eliminación de la suciedad

La polución y la contaminación hacen mella en la piel y por esto es tan importante usar limpiadores a diario para acabar con esta suciedad que se acumula en el rostro, tanto si uno se maquilla como si no.

También acaban con el exceso de grasa y las células muertas, y así permiten regenerar esta dermis, estando siempre más limpia, suave y fresca.

Previenen la formación de puntos negros

Otra cosa importante a tener en cuenta en el uso de tales limpiadores faciales es que los poros de la piel pueden obstruirse con sebo, células muertas y residuos de maquillaje. Ellos ayudan a eliminar estas obstrucciones y así prevenir la formación de puntos negros.

Menor grasa

Una limpieza diaria del rostro permite controlar la grasa que se acumula. Tanto si tienes la tez grasa o seca, se necesita primero aplicar agua y jabón y luego los limpiadores faciales para que el rostro tenga menos grasa y consigamos una tez suave.

Hay que destacar que muchos de estos limpiadores están formulados para pieles grasas y, como hemos visto, permiten controlar la producción de sebo.

Preparar la piel

A la hora de hacer un tratamiento facial es indispensable lavar bien la cara y también pasar los limpiadores. Es también el primer producto a aplicar si se hace una rutina completa con otros productos como crema antiedad, hidratante o sérum. La razón es que ayudan a que tales productos penetren mejor en la piel.

Estimulación de la renovación celular

Con la limpieza de piel, nuestro rostro estará siempre más sano. Y permite que se produzca la renovación celular teniendo una piel cada vez más radiante. Es uno de los cuidados que debemos aplicar en nuestra higiene diaria para tener una piel más cuidada. Sabemos que esto no tiene ningún efecto más allá de la mera limpieza y preparación de la piel para un mejor recibimiento de otros productos, pero contribuye a que la piel del rostro sea vea cada vez mejor y más sana.

Tipos de limpiadores faciales

Actualmente, gozamos de la suerte de encontrar variedad de limpiadores faciales que se adaptan a cada piel. Porque no todas son iguales y cada cual tendrá su necesidad.

Según cada tipo de piel

Hay pieles grasas, secas, mixtas y también sensibles. Y entre los diversos productos del mercado hay uno específico para cada tipo, y especialmente para las pieles sensibles, pues este tipo ha aumentado a medida que pasan los años y se tiene en cuenta a la hora de crear formulaciones las tienen en cuenta.

En gel

En otro tipo de clasificación, podemos nombrar los limpiadores en gel que tiene una textura ligera y se transforman en espuma al entrar en contacto con el agua. Suelen ser recomendados, en este caso, a pieles mixtas a grasas.

Limpiadores en crema

Su textura es más cremosa y son idóneos para pieles secas o sensibles. Entre sus funciones, permiten limpiar pero sin que haya posibles irritaciones ni sequedad.

En forma de espuma

Tienen forma de mousse, al aplicar se forma una espuma ligera y además suelen ser adecuados para todo tipo de pieles.

Limpiadores en aceite

Ahora hay un gran número de ellos, desde los naturales, pasando por los de frutas o de diferentes plantas.

Una de sus características es que ayudan a disolver y eliminar el maquillaje, la suciedad y el sebo de la piel de una forma rápida. Son aptos en este caso para todo tipo de pieles.

Toallitas

Son limpiadores que vienen ya preparados para aplicar directamente en nuestra piel. Llevan soluciones limpiadoras y son realmente prácticos porque ocupan poco espacio y te los puedes llevar de un lugar a otro

Exfoliantes

Si lo que se quiere es una limpieza más profunda, los exfoliantes acaban de forma más precisa con las células muertas de la piel. Se recomienda hacer una exfoliación una vez a la semana o cada dos porque su uso continuado puede hacer que la piel se irrite.

Cómo elegir un limpiador facial

Depende de cada tipo de piel. Si uno no está seguro de cuál debe ser, entonces se debe consultar antes con un profesional, o bien con el dermatólogo o el centro de belleza. Además puede suceder, en caso de temas hormonales por ejemplo, que la piel pase de grasa a seca con los años.

Consejos

  • Limpiarse la piel regularmente es de gran importancia para mantenerla sana.
  • Tales limpiadores están dirigidos a eliminar las impurezas y mostrar una tez más luminosa.
  • Debemos escoger bien el producto a aplicar en la piel porque si no, o no hará efecto o puede causarnos irritación.
  • Si hay rojeces, es mejor que dejemos el producto y consultemos con un médico.
  • Se recomienda realizar una limpieza facial al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche.
  • Esta limpieza, idealmente, estará integrada en la rutina de belleza que hagamos a diario. Se empieza por lavar la cara con agua y jabón, luego se aplica el limpiador posteriormente toca la crema hidratante o el tratamiento específico correspondiente.
  • Hay que seguir las indicaciones e instrucciones de cada producto para que su uso sea óptimo.
  • Algunos limpiadores son a la vez desmaquillantes, por lo que tenemos varios productos en uno.
  • Es recomendable obtener los más naturales y que lleven menor cantidad de químicos posibles, que a la larga pueden incidir directamente en la piel.
  • Hay que elegir los productos que se mejor se adapten a las necesidades de cada uno, pues cada piel tiene unas características distintas.

 

Etiquetas
stats