Euskadi asume el incremento de los fallecimientos por COVID-19 pero remarca que el dato en España es peor

Por vez primera en meses, los fallecimientos causados por la COVID-19 en Euskadi han tenido un espacio en una comparecencia pública de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui. Esto ha ocurrido después de la importante subida de decesos generada por la explosión de contagios de las últimas semanas, lo que ha supuesto que el 10 de enero haya sido el día con más muertes de personas contagiadas con coronavirus desde el confinamiento, 30 en 24 horas. Más allá de la supuesta levedad de ómicron con respecto a otras variantes y de la elevada cobertura vacunal, Sagardui ha explicado que el “grandísimo incremento” de la incidencia ha acarreado esta situación. No obstante, ha recalcado que los datos en el conjunto de España, al menos en 2021, han sido peores, con una subida de la mortandad del 17% frente al 12% vasco respecto a un año normal (en el conjunto de la pandemia la diferencia es mucho menor: el 0,96% de los positivos frente al 0,99%).

Euskadi admite que tiene "dificultades serias" para encontrar personal para los ambulatorios y no sólo en la pandemia

Saber más

Sagardui, en todo caso, ha avisado a la población: “Aunque para una gran mayoría de personas debido a la vacunación el riesgo esté siendo menor no por eso deja de ser un virus muy lesivo y que provoca fallecimientos. A mayor número de personas afectadas, el perfil puede ser el de cualquiera de nosotros. Es así y así lo hemos ido viendo”. En datos, en lo que va de 2022 -no hay información más allá del 20 de enero- la media de muertes diarias es de 16 cuando en 2021 fue de 5 y enero, de mantenerse las tendencias, podría llegar a ser el segundo peor mes de los 24 de la pandemia solamente superado por abril de 2020.

En este escenario, ha indicado que quedan 790 personas en los hospitales ingresadas con COVID-19, un descenso importante respecto al fin de semana. De ellas, 106 están críticas en UCI, cuando el pico de esta ola es de 143. La caída de la ocupación en estas unidades se da por dos motivos, por mejorías o por fallecimientos. Sagardui no ha dado datos específicos pero ha asegurado que el motivo principal es porque los pacientes mejoran. “Se está dando fundamentalmente por mejorías”, ha respondido a preguntas de los periodistas, aunque ha matizado que “los fallecimientos no sólo se dan en las UCI” ni en esta ola ni en otras.

La titular de Salud ha confirmado también que en el último dato de fallecimientos se sumaron casos no notificados de la semana anterior. Lo ha atribuido un error de “contabilidad”. “Es un error en la contabilización. Ha habido un error en la contabilización de uno de ellos. Lo hemos detectado y lo hemos comunicado”, ha señalado Sagardui.

Por vez primera en meses, los fallecimientos causados por la COVID-19 en Euskadi han tenido un espacio en una comparecencia pública de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui. Esto ha ocurrido después de la importante subida de decesos generada por la explosión de contagios de las últimas semanas, lo que ha supuesto que el 10 de enero haya sido el día con más muertes de personas contagiadas con coronavirus desde el confinamiento, 30 en 24 horas. Más allá de la supuesta levedad de ómicron con respecto a otras variantes y de la elevada cobertura vacunal, Sagardui ha explicado que el “grandísimo incremento” de la incidencia ha acarreado esta situación. No obstante, ha recalcado que los datos en el conjunto de España, al menos en 2021, han sido peores, con una subida de la mortandad del 17% frente al 12% vasco respecto a un año normal (en el conjunto de la pandemia la diferencia es mucho menor: el 0,96% de los positivos frente al 0,99%).

Euskadi admite que tiene "dificultades serias" para encontrar personal para los ambulatorios y no sólo en la pandemia

Saber más

Sagardui, en todo caso, ha avisado a la población: “Aunque para una gran mayoría de personas debido a la vacunación el riesgo esté siendo menor no por eso deja de ser un virus muy lesivo y que provoca fallecimientos. A mayor número de personas afectadas, el perfil puede ser el de cualquiera de nosotros. Es así y así lo hemos ido viendo”. En datos, en lo que va de 2022 -no hay información más allá del 20 de enero- la media de muertes diarias es de 16 cuando en 2021 fue de 5 y enero, de mantenerse las tendencias, podría llegar a ser el segundo peor mes de los 24 de la pandemia solamente superado por abril de 2020.

En este escenario, ha indicado que quedan 790 personas en los hospitales ingresadas con COVID-19, un descenso importante respecto al fin de semana. De ellas, 106 están críticas en UCI, cuando el pico de esta ola es de 143. La caída de la ocupación en estas unidades se da por dos motivos, por mejorías o por fallecimientos. Sagardui no ha dado datos específicos pero ha asegurado que el motivo principal es porque los pacientes mejoran. “Se está dando fundamentalmente por mejorías”, ha respondido a preguntas de los periodistas, aunque ha matizado que “los fallecimientos no sólo se dan en las UCI” ni en esta ola ni en otras.

La titular de Salud ha confirmado también que en el último dato de fallecimientos se sumaron casos no notificados de la semana anterior. Lo ha atribuido un error de “contabilidad”. “Es un error en la contabilización. Ha habido un error en la contabilización de uno de ellos. Lo hemos detectado y lo hemos comunicado”, ha señalado Sagardui.

Por vez primera en meses, los fallecimientos causados por la COVID-19 en Euskadi han tenido un espacio en una comparecencia pública de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui. Esto ha ocurrido después de la importante subida de decesos generada por la explosión de contagios de las últimas semanas, lo que ha supuesto que el 10 de enero haya sido el día con más muertes de personas contagiadas con coronavirus desde el confinamiento, 30 en 24 horas. Más allá de la supuesta levedad de ómicron con respecto a otras variantes y de la elevada cobertura vacunal, Sagardui ha explicado que el “grandísimo incremento” de la incidencia ha acarreado esta situación. No obstante, ha recalcado que los datos en el conjunto de España, al menos en 2021, han sido peores, con una subida de la mortandad del 17% frente al 12% vasco respecto a un año normal (en el conjunto de la pandemia la diferencia es mucho menor: el 0,96% de los positivos frente al 0,99%).

Euskadi admite que tiene "dificultades serias" para encontrar personal para los ambulatorios y no sólo en la pandemia

Saber más

Sagardui, en todo caso, ha avisado a la población: “Aunque para una gran mayoría de personas debido a la vacunación el riesgo esté siendo menor no por eso deja de ser un virus muy lesivo y que provoca fallecimientos. A mayor número de personas afectadas, el perfil puede ser el de cualquiera de nosotros. Es así y así lo hemos ido viendo”. En datos, en lo que va de 2022 -no hay información más allá del 20 de enero- la media de muertes diarias es de 16 cuando en 2021 fue de 5 y enero, de mantenerse las tendencias, podría llegar a ser el segundo peor mes de los 24 de la pandemia solamente superado por abril de 2020.

elDiario.es/Euskadi

La información es más necesaria que nunca

¿Te sumas al cambio de elDiario.es en Euskadi? Necesitamos tu apoyo para seguir elaborando contenidos de calidad. Puedes darte de alta como socio o, si ya lo eres, desde tu panel personal puedes dedicar parte de cuota específicamente a tu edición más cercana, a la de Euskadi. Ahora te necesitamos más que nunca.

Para seguir a tu lado, disponemos de un sistema de alertas en Telegram con la última hora informativa y nuestros mejores temas y puedes encontrarnos también en TwitterFacebook Instagram. Y recuerda: suscríbete a nuestro boletín semanal si quieres recibir en tu buzón de correo electrónico una selección de contenidos cada semana. Para más información, estamos en el 625 88 87 80.