La juez del caso de las filtraciones en las oposiciones de la Sanidad vasca accede al final a revisar exámenes

El abogado Jesús Urraza, a la derecha, con imputados este viernes en Vitoria

Este viernes, la magistrada de Vitoria Cristina Rodríguez Ruiz ha retomado la investigación por las denuncias de filtraciones en las oposiciones médicas de Osakidetza de 2018. Ella misma autorizó una prórroga tras el final, el pasado mes de julio, del período ordinario de instrucción, aunque en más de cuatro meses no se habían producido comparecencias hasta ahora, que han acudido al jugado tres imputados (dos miembros del tribunal del examen de Cardiología y uno de Traumatología) y tres testigos. Precisamente en la especialidad de Traumatología, pendiente desde mayo de ser analizada en el juzgado, hay un testigo que apuntó a que quienes lograron las mejores notas había exámenes que eran "fotocopias" entre sí y con respecto a la plantilla de corrección, una prueba de las posibles filtraciones, y finalmente la juez se ha avenido a revisar algunos de esos exámenes a instancias del sindicato LAB.

La investigación judicial de la OPE de la Sanidad vasca encalla: errores, retrasos y dos tercios de la prórroga sin hacer nada

La investigación judicial de la OPE de la Sanidad vasca encalla: errores, retrasos y dos tercios de la prórroga sin hacer nada

Meses atrás, en respuesta a una petición más general de ese mismo sindicato, personado como acusación popular, aseguró que mirar los cuestionarios en una investigación de irregularidades en una OPE "no aporta nada". "En relación a la aportación de los originales de los exámenes, no resulta necesario ni útil traer a este procedimiento un volumen de documentación que no será examinada por el tribunal por el escaso interés que tiene para la causa, así como por la innecesariedad de leer una sucesión interminable de preguntas médicas cuyo contenido y respuesta es totalmente ajeno a la función jurisdiccional y que no es objeto del presente procedimiento, ya que no se está enjuiciando una incorrecta valoración de los exámenes, sino una posible filtración", argumentaba Rodríguez Ruiz, que es la tercera al frente de la investigación sobre las oposiciones después de Yolanda Varona y Ana Jesús Zulueta. En otra categoría de la veintena que está bajo la lupa en este sumario, Anestesia, se vio cómo quienes habían sido las aparentes beneficiarias de las filtraciones redactaban de forma similar, siguiendo el mismo orden e incluso cometiendo los mismos errores.

Son alrededor de veinte las categorías de la OPE de hace tres años y medio en las que se repetía un patrón. En pruebas generalmente difíciles, había un grupo con notas altas. En algunos casos, como Cardiología, había tantos exámenes perfectos como plazas en juego. Además, es frecuente que esos resultados elevados sean de opositores colegas de hospital de los miembros del tribunal.

Además de LAB, el sindicato ESK también está personado y, de hecho, había instado las últimas imputaciones. En la puerta del palacio de Justicia de Vitoria, su portavoz, Patxi Nicolau, se ha felicitado de que "por fin" se hayan retomado los trabajos en este proceso. "Lo que tenemos claro desde el sindicato ESK es que la investigación necesita un impulso, seguir adelante, porque todavía queda mucho por destapar. Entendemos que es una causa compleja y complicada y que necesita tiempo [...] pero la realidad es que el juzgado no ha avanzado con la rapidez que nos hubiese gustado, eso es cierto. Esperemos que las declaraciones de este viernes sirvan para dar ese impulso que en estos meses no ha tenido la investigación", ha señalado a los medios de comunicación Nicolau. Y ha añadido que ESK no descarta plantear una nueva prórroga dado que el plazo finaliza nuevamente a finales de enero. En todo caso, más allá del plano estrictamente judicial, ha mirado a la dirección política de Osakidetza, a la consejera Gotzone Sagardui y a la directora Rosa Pérez, para que de cara a futuras convocatorias erradiquen un sistema de reparto "clientelar" que -sostienen- no solamente se ha producido en la última OPE sino en toda la historia del Servicio Vasco de Salud.

Los imputados en este proceso son ahora mismo veinte. Tras la prórroga, fueron citados Maite Izaguirre, Esther Bravo, Ricardo Asensio, Manuel Hernando Rydings y Claudia Aramendi de la OPE de Angiología, Fe Arcocha, Laura Quintas y Francisco de la Cuesta de Cardiología y el autor del examen de Urología, el doctor Javier Extramiana. Los once anteriores son José Luis Cabriada (autor del examen de Digestivo), César Augusto Valero (Anestesia), María Reyes Vega (Angiología), Eduvigis Álvarez (Neurofisiología), José Antonio Elexpuru y Covadonga Fernández (Neurocirugía), Iñigo Echevarría (Traumatología, que ha comparecido este viernes aunque fue convocado en mayo) y Thais Salas, Alfredo Martínez Flórez, Andrés Beltrán y Javier Meléndez (opositora y miembros del tribunal de Cirugía Plástica).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats