Patronal y sindicatos, lejos de un acuerdo para el nuevo convenio del campo de Extremadura

El convenio del campo de Extremadura continúa encallado

La patronal agraria y los sindicatos han roto la negociación del convenio del campo y prevén que será necesaria la intervención de un intermediario para alcanzar un acuerdo sobre la nueva propuesta adaptada a la reforma laboral que han presentado las organizaciones agrarias.

La mesa de negociación se ha retomado este miércoles sin éxito, pues desde los sindicatos acusan a las organizaciones agrarias de “recortar derechos de los trabajadores”, mientras que la patronal asegura que las agrupaciones sindicales no están dispuestas a negociar y ni siquiera han analizado su propuesta.

Según el secretario general de CCOO de Industria de Extremadura, Saturnino Lagar, la pretensión de la patronal es disminuir los derechos de los trabajadores aprovechando la difícil situación que atraviesa el campo para que sean los propios empleados quienes asuman el incremento de los costes.

“Nos pedían congelar la antigüedad y eliminar el plus de transporte y los complementos por las bajas laborales. Nosotros entendemos que negociar esas condiciones que ya están acordadas en convenio significa recortar derechos de los trabajadores y no estamos dispuestos a entrar en eso”, ha dicho.

En este sentido, la postura sindical reclama las mismas condiciones del convenio vigente adaptado a las muevas modalidades de contrato que marca la reforma laboral y al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Ante la “complicada” situación en la que se encuentra la negociación, los sindicatos solicitarán mecanismos de mediación para alcanzar el acuerdo entre las partes.

Por su parte, el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, se ha mostrado sorprendido ante la postura de los sindicatos que, según ha dicho, no tenían intención de negociar y se han negado a analizar el modelo de convenio consensuado por todas las organizaciones agrarias.

A su juicio, la actitud de las organizaciones sindicales “no era de defender a los trabajadores ni al convenio, sino de justificarse ante sus afiliados con la necesidad de una movilización” ante la situación que atraviesa el campo.

“Ellos dicen que queremos disminuir los derechos de los trabajadores, nosotros les hemos dicho que comprobemos artículo por artículo donde se quitan derechos pero no estaban dispuestos a negociar”, ha declarado.

Para García Blanco, “atacar al sector que este año va a generar la poca mano de obra que se puede en el campo” supone un perjuicio para el sector primario de Extremadura.

“Lo que pretenden es empobrecer a la sociedad extremeña cuando se necesita que se recupere cuanto antes el poco trabajo que hay en el campo”, ha criticado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats