Piden a Educación más seguridad jurídica frente a cualquier presión sobre el veto parental

Los deberes deben comenzar a los 6 años y durante veinte minutos

El sindicato CCOO Extremadura ha mostrado su rechazo frontal al veto parental impuesto en Murcia para que los padres puedan impedir que sus hijos reciban charlas o contenidos educativos sobre diversidad familiar o sexual.

En un comunicado de prensa apuesta por el desarrollo de actividades y charlas de contenido afectivo-sexual, modelos de familia o cualquier otra temática de educación en valores.

Defiende que no deben estar sometidas a ningún consentimiento expreso previo por parte de las familias, dado que la planificación de dichas actividades es competencia de los claustros, tal y como recoge la normativa en vigor.

La federación regional de Enseñanza de CCOO ha instado a la Administración educativa a ofrecer seguridad jurídica a docentes y padres ante el veto parental, o autorización expresa de los padres para que sus hijos acudan a actividades de ciertos contenidos educativos.

Ha puesto sus servicios jurídicos a disposición de los centros y del profesorado "para facilitarles apoyo y cobertura legal". Asevera que serán muy beligerantes en el caso de que algunas de estas formaciones propongan algo similar en Extremadura.

En su opinión el pin parental vulnera el derecho a la educación de los estudiantes, ataca la autonomía de los centros educativos y trata de menoscabar la labor educativa del profesorado, además de incumplir la normativa vigente.

El sindicato defiende igualmente que la educación debe promover la defensa de los valores establecidos en la Constitución Española, en las leyes orgánicas y en los currículos de las distintas etapas educativas, que tienen como fin "el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales".

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2020 - 21:42 h

Descubre nuestras apps

stats