La portada de mañana
Acceder
El Tribunal Supremo se vuelve a jugar la causa del procés en Europa
Quién es quién en las elecciones alemanas
La vida sin miedo de los palmeros sobre un volcán que puede estallar

El pajarito de 9 gramos que viajó desde Inglaterra a África pasando por Extremadura

Mosquitero musical ave pájaro

La asociación conservacionista Adenex ha destacado el valor del anillamiento de aves para conocer las "grandes gestas" que ofrece la naturaleza cada día, como la de un mosquitero musical, un pequeño pájaro de 9 gramos de peso, que recuperó fuerzas en Lobón (Badajoz) tras recorrer 1.228 kilómetros desde el Mar Céltico y antes de poner camino al África subsahariana. 

La Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura explica que el anillamiento, que no entraña peligros para los animales, permite conocer mejor las migraciones, desplazamientos y condiciones de las aves del país. 

Ha sido el caso de un ejemplar de mosquitero musical que técnicos de Adenex recogieron en Lobón el pasado septiembre con una anilla cuyos datos ha revelado esta semana la sociedad científica de Aranzadi de San Sebastián, a la cual pertenece el grupo de anillamiento de la sección de Zoología de Adenex. 

El animal fue anillado en abril de 2020 en su zona de cría, en la localidad de St Mary's (Porth Hellick), en las islas Scilly (al suroeste de la isla de Gran Bretaña), por J.R. Askins, de la British Trust for Ornithology, y entonces pesaba 9 gramos. 

Meses después, en septiembre, este mismo ejemplar fue recuperado por el grupo de anillamiento de Adenex en la localidad pacense de Lobón, a 1.228 kilómetros de distancia de donde fue anillado, esta vez en su área de descanso y alimentación extremeña, de camino al África subsahariana donde pasan el invierno.  

Había engordado tres gramos

El mosquitero musical, sigue contando Adenex, es una pequeña ave insectívora de entre 10 y 12 centímetros de tamaño y 9 y 12 gramos de peso, "poco más que una moneda de dos euros", que cría en el norte de Europa en verano y se refugia de los rigores del invierno europeo en el África subsahariana. 

Durante su migración, para en la Península Ibérica para alimentarse, coger peso y grasa y continuar su camino al continente africano, "de ahí la importancia de cuidar sus zonas de descanso y alimentación", destaca el colectivo ecologista. 

De hecho, en el tiempo que pasó recuperando fuerzas para el largo viaje en Lobón, este ejemplar subió un 33% de peso, ya que los anilladores de Adenex comprobaron que pesaba 12 gramos. 

De esta manera, las aves se preparan para cruzar el estrecho de Gibraltar y llegar a tierras africanas.  

Han dado a conocer este caso, habitual entre las aves migratorias, para destacar el valor el trabajo de anillamiento en el conocimiento de estas especies y las "grandes gestas" que tienen lugar en la naturaleza cada día, como es el caso del mosquitero musical, "un ave de peso poco mayor al de una moneda que es capaz de volar miles de kilómetros dos veces al año".

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2021 - 14:22 h

Descubre nuestras apps