El alcalde de Mérida reclama más ayudas fiscales para hostelería y turismo

Rodríguez Osuna, a la derecha, durante una reunión a distancia del Consejo de Capitalidad regional

El alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, pide al Gobierno central que amplíe los ERTE para aquellos negocios que no puedan subsistir con las reducciones de aforo, los préstamos ICO y su plazo de amortización, las medidas fiscales que benefician a empresas de la hostelería y el turismo, y que se estudie una rebaja de cotización a la Seguridad Social.

Ha trasladado esta petición al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en la reunión del Consejo de la Capitalidad de Mérida celebrada este viernes, y al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad en una mesa sectorial de Turismo a celebrar con la ministra del ramo.

Sus declaraciones coincidieron con una jornada de huelga entre los hosteleros de Mérida para denunciar la difícil situación que atraviesan por la reducción del aforo al 40 por ciento.

Desde el Consistorio afirman que han destinado "más de medio millón de euros" en ayudas a la hostelería emeritense desde el inicio de la pandemia y en noviembre, según Osuna, se van a abonar los 217.000 euros correspondientes a la línea 2 de incentivos a la contratación de trabajadores.

"El ayuntamiento pondrá todo lo que está en su mano para salvar este sector", ha expresado el primer edil, que pide al Gobierno que se tomen medidas fiscales que ayuden al sector "muy perjudicado por la restricción de aforos y el cierre por la noche".

Según el Ayuntamiento, se han otorgado 103 subvenciones de las que el 76,69 % son empresas de hostelería: cafeterías, bares y restaurantes, el 17,48 % son alojamientos y el 5,83 % son locales de ocio. Todos los establecimientos cuentan con una ayuda de 1.000 euros.

Los beneficiarios de la subvención en la "Línea 1: medidas higiénico sanitarias" cuyo pago anticipado fue abonado a primeros del mes de septiembre suman un importe total de 103.000 euros; y queda la partida presupuestaria de la "Línea 2: incentivos a la contratación de trabajadores", que alcanza la cantidad de 217.549 euros.

Además, la supresión de la liquidación del 50 % en la tasa de terrazas, pendiente de su aprobación por la Junta Local de Gobierno, supondrían 72.300 euros que dejaría de ingresar el Ayuntamiento que también ha adquirido un millón de sobres monodosis de gel hidroalcohólico, con una inversión de 190.000 euros.

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2020 - 12:12 h

Descubre nuestras apps

stats