Jorge Javier Vázquez y Rocío Carrasco sirven a Ciudadanos para oponerse a la inclusión de la memoria histórica en los colegios de Extremadura

El portavoz de Cs en la Asamblea de Extremadura, David Salazar, este jueves en el pleno

Un batiburrillo entre Largo Caballero, Clara Campoamor, Jorge Javier Vázquez, Rocío Carrasco y Greta Thunberg ha servido este jueves a Ciudadanos en Extremadura para oponerse a la iniciativa del PSOE para solicitar a la Junta la inclusión de temas relacionados con la Memoria Histórica y Democrática en el currículo de Primaria, Secundaria y Bachillerato. La propuesta ha salido adelante por la mayoría socialista en la Asamblea, pero también ha contado con el apoyo de Unidas por Extremadura y el rechazo del PP.

El diputado socialista Fernando Ayala ha justificado la presentación de esta iniciativa porque la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Extremadura, aprobada en 2019 y sin apenas desarrollo, recoge "la implicación del ámbito educativo" con la incorporación en el currículum desde Primaria a Bachillerato de temas relacionados con la Memoria Histórica. Esta ley, según Ayala, pretende que el alumnado sea capaz de "diferenciar entre una dictadura y una democracia, valorar el pluripartidismo y la presencia de la mujer en la vida pública". "Se trata del anhelo de unir las distintas etapas de vida en libertad, la denuncia contra la barbarie y contra los que defienden sus ideas a través de la violencia, cuestiones que deben ser abordadas en el sistema educativo extremeño", según recoge el texto.

El PP se ha opuesto a "perder el tiempo en pasados que deberían estar superados", ha dicho la diputada Pilar Pérez García, que ha lamentado que se trata de una iniciativa que no responde a las "necesidades urgentes de la región", como "los recortes en plantillas" de profesores.

El grupo parlamentario de Cs también ha rechazado la iniciativa y ha llamado la atención la vehemencia de su portavoz, David Salazar, que nada más iniciar su intervención ha desvelado el sentido del voto de su formación: "No con ganas", a pesar de que Cs se abstuvo hace dos años en la aprobación de la Ley de Memoria Histórica de Extremadura, que en su artículo 49 recoge esta iniciativa.

Salazar ha criticado que el PSOE hable de "memoria democrática" cuando ha aprobado la Ley Celaá, "partidista, contraria a la libertad y al espíritu crítico", y ha advertido a los socialistas que no cuenten con Cs "para que en nuestras escuelas se elogie la figura de un indecente moral como Largo Caballero" ni para "reescribir la historia y hacer creer a las próximas generaciones que Clara Campoamor era una afiliada al PSOE que luchó por el sufragio femenino solo porque Margarita Nelken ahora no les cuadra en su ideología".

Pero no se ha quedado ahí y ha continuado argumentando la posición de la formación naranja en un tema sobre memoria histórica aludiendo a famosos de la televisión, en concreto de Tele 5. "No cuenten con nosotros para intentar desprestigiar ninguna institución, como los tribunales de justicia y sustituirlos por la justicia de masas emitida en prime time y con ministros de su gobierno comprando la versión de esa -en alusión a Rocío Carrasco- que lleva meses saliendo en televisión diciendo que la justicia no sirve, que hay otra justicia y que la tiene que administrar otro poder que no es el judicial".

Por último, Salazar ha dicho a los socialistas que no cuenten con Ciudadanos "para sustituir las viejas religiones e ídolos por los pontificados de Jorge Javier Vázquez o de Greta Thunberg.

Por su parte, Lorena Rodríguez, diputada de Unidas por Extremadura, ha defendido que la Asamblea inste a la Consejería de Educación a incorporar la memoria histórica en el currículo de los colegios extremeños, pero ha pedido al PSOE el desarrollo inmediato de la Ley.

90 aniversario de la II República

Por otro lado, pero también en este contexto histórico, la Asamblea ha aprobado, con los votos de PSOE y Unidas por Extremadura, instar al Gobierno regional a celebrar la conmemoración del 90 aniversario de la proclamación de la II República española.

El PP, que ha votado en contra, ha expuesto que esta iniciativa conduce a "la polarización" y a no mirar al futuro desde la unidad para dar respuesta a los retos que exige el siglo XXI.

En defensa de la propuesta, el diputado Joaquín Macías ha expuesto que la proclamación de la Segunda República fue un hito político fundamental en la historia democrática de España como primera experiencia democrática para construir una sociedad moderna identificada con la libertad, la igualdad, los derechos humanos y la justicia social.

A su juicio, la Constitución de 1931 fue la primera de la historia de España que avanzó en la descentralización del poder, a través del reconocimiento de la autonomía política de las regiones. "Nuestra actual democracia es heredera del reg1men democrático, laico, descentralizado, de libertades y justicia social que inauguró la Constitución de 1931", recoge el texto de la propuesta. Ha desgranado que "la Constitución republicana reconoció el sufragio universal pleno, el derecho al voto de las mujeres, la ley del divorcio y el matrimonio civil, además de la regularización del aborto".

Desde el PP, el diputado Laureano León ha aseverado que el trasfondo de esta iniciativa es "adoctrinar" a la sociedad y "acabar con el actual orden constitucional" en favor de una III República. "Ustedes hablan de forma idílica de la II República, algo que dicta bastante de la realidad", ha añadido León, que, a su juicio, tuvo "más sombras que luces", pues "hubo persecuciones ideológicas y religiosas, y violencia".

Para la diputada Marta Pérez (Cs), que ha iniciado su intervención condenando "el golpe de Estado" que supuso el franquismo contra el régimen democrático de la II República, ha defendido la necesidad de "apostar por mirar hacia el futuro y no por un pasado que genera diferencias". "El conflicto se superó hace años con la actual Constitución española", ha agregado Pérez, cuyo grupo se ha abstenido.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2021 - 17:05 h

Descubre nuestras apps

stats