Le tirotean en Badajoz y luego hacen un vídeo con él, difundido en redes sociales como “chivato”

En la operación policial sobre el tiroteo en octubre de 2019 se registraron varias viviendas

La Fiscalía de Badajoz pide cinco años de prisión para cuatro personas por difundir a través de las redes sociales información reservada y datos personales de un joven que fue herido durante un tiroteo en Badajoz en octubre de 2019, hace ahora tres años.

Según el escrito de la Fiscalía la víctima, que fue “tiroteada por tres varones que huyeron posteriormente en un vehículo”, interpuso denuncia tras estos hechos “después de casi dos meses ingresado en la UCI”.

El herido sufrió posteriormente agresiones y amenazas, estas últimas también soportadas por su padre, por parte de diversas personas para que quitase la denuncia.

En este contexto, los cuatro acusados “habrían tenido acceso y conocimiento de forma no autorizada ni consentida, de manera que se desconoce, a documentación oficial y reservada de las actuaciones judiciales” tramitadas durante las diligencias previas.

Con todo ello se habría elaborado un vídeo-montaje con música de fondo refiriéndose a la víctima “como un chivato”, vídeo que habría sido divulgado por la ciudad para que llegara a conocimiento de la víctima, y desde el 10 de mayo de 2020 difundido a través de una red social.

Todo ello “con la finalidad de perjudicarle, amedrentarle e influirle para que no prosiguiese con su denuncia en los procesos judiciales”.

Uno de los acusados (un varón) publicó de esta forma el vídeo en las redes, mientras que los otros tres (dos hombres y una mujer) lo compartieron.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos y de obstrucción de la justicia, por lo que se piden cinco años de prisión y una multa de 24 meses con una cuota diaria de 12 euros.

Las defensas de los acusados alegan entre otras cuestiones que el propio agravado no ha denunciado estos hechos, sino la Policía Nacional, por lo que no pueden juzgarse los delitos de descubrimiento y revelación de secretos si el propio aludido no reclama que así sea.

El juicio, a celebrar en el Juzgado de lo Penal de Badajoz, se ha pospuesto por la incomparecencia de un testigo, en concreto el agente de la Policía Nacional que confeccionó el informe sobre las publicaciones realizadas en las redes sociales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats