Aborto, descalificaciones, paro: otras claves en el auto de la "Galicia profunda" que retira la custodia a una madre

Parte del auto de la jueza de Marbella, María Belén Ureña.

El auto dictado por una jueza de Marbella que afirma que residir en una población de la "Galicia profunda" puede complicar la custodia de un bebé para una madre en caso de separación de la pareja esconde, entre sus páginas, otros muchos aspectos polémicos que han quedado ensombrecidos por la alusión territorial del escrito que saltó este domingo a la esfera pública.

La madre que perdió la custodia tras mudarse con su bebé a Galicia presenta una queja contra la jueza en el CGPJ

La madre que perdió la custodia tras mudarse con su bebé a Galicia presenta una queja contra la jueza en el CGPJ

La noticia, avanzada por el diario La Voz de Galicia, se centró en la referencia de la jueza a los aspectos negativos que para un bebé de 13 meses supondría vivir en una aldea del ayuntamiento costero de Muros (A Coruña) frente a la "cosmopolita" Marbella, lugar de residencia del padre. La información se reprodujo a toda velocidad en términos similares en otros medios, con informaciones como esta que firmamos en elDiario.es.

En los 24 folios redactados por María Belén Ureña hay mucho más: la magistrada se muestra muy reticente con la madre y la señala como favorable al aborto por haber escrito en un mensaje que, en el pasado, llegó a pensarse abortar. De la mujer llega a escribir en el auto que su actitud es "caprichosa, egoísta, inmadura, agresiva e irrespetuosa".

El texto da un importante peso a la versión del padre y a sus quejas de que el niño le fue arrebatado sin consenso y en medio de múltiples amenazas de la madre como las que siguen: "Voy a hacer lo posible para alejarlo lo máximo posible de ti", "el niño está bajo mi responsabilidad y no necesito ningún consentimiento", además de multitud de insultos que recoge el documento judicial. La abogada de la madre ha recusado a la jueza y ha presentado un escrito de queja ante el Consejo General del Poder Judicial. Entre otras cosas, denuncia que la magistrada solo ha incorporado a la causa parte de las conversaciones de Whatsapp entre ambos progenitores, cortando las partes que benefician a su defendida. Las claves del auto judicial que retira la custodia de la madre se explican en los siguientes puntos.

Traslado sin acuerdo

Según los hechos probados que relata el auto judicial, la pareja convivía en Marbella hasta que la relación entre ambos se rompió y la madre decidió trasladarse con su hijo a Galicia. La posibilidad de traslado había sido abordada en numerosos mensajes entre ambos y la madre la adoptó de parte, algo que la magistrada penaliza en los siguientes términos: "La decisión de la madre de trasladarse a una pequeñísima población de Galicia, llamada Toera, es totalmente unilateral y no consentida por el padre, ejecutada por la vía del hecho y sin previa autorización judicial".

Obligación de regresar a Marbella

Al tratarse de un auto de medidas cautelares, previo a la sentencia, la jueza establece posibles vías de solución. Durante la vista para la madre ofreció dos opciones: o quedarse sin la custodia o regresar a Marbella y disfrutar de una custodia compartida. El auto aclara que la abogada de la madre "se opuso a tales medidas, rechazando cualquiera de las dos opciones". Frente a esa propuesta, la mujer reclamaba el derecho a poder reasentarse con su hijo en su población de origen, un pequeño pueblo de la ría de Muros (A Coruña). La magistrada optó por entregarle el niño al padre y autorizar a la madre para realizar visitas de fin de semana.

Posible abortista

La jueza se apoya en uno de los múltiples mensajes escritos por la madre y que han aflorado en el proceso para retratarla como abortista y cuestionar el apego con su hijo. "La madre llega a reconocer que estuvo planeando abortar", recoge la magistrada para culminar una lista interminable de mensajes encendidos en los que, en medio del conflicto, la mujer se dirige a su expareja con insultos y descalificaciones. La defensa de la mujer ya ha anunciado su decisión de recusar a la jueza, a la que acusan de borrar la parte de esos mensajes que no beneficiarían al relato del hombre.

Descalificaciones personales

En el auto llaman la atención las reiteradas ocasiones en las que la magistrada realiza juicios de valor personales sobre la madre mientras alaba la figura del padre. Sucede en varios momentos.

El primero se produce cuando la jueza culpa a la madre de la falta de acuerdo entre las partes: "Una vez comprobada la la imposibilidad de acuerdo entre los progenitores, fundamentalmente, por la actitud cerrada de la demandada...".

En otro pasaje del relato judicial, la encargada de dirimir la disputa se refiere en los siguientes términos a la actitud de la mujer, que resume como "caprichosa, egoísta, inmadura, agresiva e irrespetuosa".

Del padre, la jueza asegura que "es médico, con un trabajo fijo bien remunerado y un padre entregado. Una persona madura y estable emocionalmente con un proyecto coherente de vida".

Hombre con empleo, madre en paro

Durante varios momentos del texto, la jueza destaca que la madre dejó de trabajar en el momento en el que tuvo a su hijo. De la madre, señala su condición de desempleada y asegura: "Ella misma ha demostrado la nula intención de buscar trabajo, pues pretende estar dos años criando a su hijo porque cuenta con la prestación económica de 1.200 euros que le ha solicitado al padre, aun a pesar de que tiene 30 años y debería intentar buscar una estabilidad profesional para atender las necesidades del menor".

Del padre, el auto destaca su condición de médico bien situado y con empleo indefinido. También señala que este puede recibir la ayuda del abuelo del bebé, que también reside en Marbella, además de la de un primo y la mujer de este para atender al pequeño ya "que le pueden echar una mano".

La Galicia Profunda

Es la parte más conocida del caso. En su razonamiento, la magistrada da a entender que el municipio de Muros está alejado de la civilización cuando no es así. La alcaldesa de la localidad lo explicaba este lunes en declaraciones a elDiario.es, asegurando que "Marbella no es conocida precisamente por sus servicios".

La magistrada, sin embargo, considera que en la localidad gallega no hay oportunidades para que un niño sea feliz: "No sucede con la pequeñísima población en la Galicia profunda, a la que se ha trasladado la madre, lejos de todo, en la que ni siquiera la madre tiene opciones laborales".

Marbella cosmopolita

Frente a la versión de la Galicia sin oportunidades, la magistrada se refiere así a la localidad en la que vive el padre del menor: "Marbella es una ciudad cosmopolita, que tiene todo tipo de infraestructuras con todo tipo de colegios para poder educar a un niño, públicos o privados, con un buen hospital en el que, además, trabaja su padre como médico y que, en definitiva, ofrece múltiples posibilidades".

Lecciones sobre la sociedad patriarcal

Al margen de las reflexiones sobre los aspectos concretos del caso, la magistrada finaliza sus razonamientos con una diatriba sobre el enjuiciamiento "con perspectiva de género". La reflexión es la que sigue: "No hay que dar por supuesto que una madre, por el hecho de ser mujer y haber parido a un hijo, esto es, por razones puramente biológicas, está más capacitada para cuidar mejor a un niño, especialmente si es de corta edad. De admitir esto estaríamos perpetuando el papel de la mujer en el modelo de sociedad patriarcal, vigente durante tantos siglos en el que su posición ha sido subordinada a la del hombre lo que supone un sesgo de género".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats