La portada de mañana
Acceder
Estado de alarma a la carta para evitar un cierre como el de marzo
¿Qué pasa con Navidad? Preguntas y respuestas sobre el nuevo estado de alarma
Dolores Delgado: "La reforma del CGPJ tiene que hacerse con un gran consenso"

Fracasa la negociación para la venta de la fábrica de aluminio de Alcoa en San Cibrao y 534 empleos vuelven a estar en el aire

Una multitudinaria manifestación recorrió el domingo la localidad lucense de Xove para reclamar la continuidad de Alcoa.

Las conversaciones entre Alcoa y GFG, la empresa interesada en comprar la planta de aluminio de San Cibrao que pretende cerrar la multinacional estadounidense, han terminado sin un acuerdo. La compañía ha convocado esta mañana una reunión de la mesa multilateral en la que participan el Gobierno central, la Xunta y la representación de los trabajadores de la fábrica lucense para comunicar el fracaso de las negociaciones, cuyo plazo finalizó en la pasada medianoche. Tras este encuentro, Alcoa mantedrá una segunda reunión con la plantilla para renaudar la negociación del expediente de regulación de empleo que pende sobre el 85% los trabajadores de la planta de aluminio primario desde finales del pasado mes de mayo.

Alcoa considera "no realista" vender su planta de Lugo a dos días de que finalice el plazo de negociación

Alcoa considera "no realista" vender su planta de Lugo a dos días de que finalice el plazo de negociación

El Ministerio de Industria y la Xunta de Galicia consideran que tras el fracaso de las negociaciones está la "mala fe" de la compañía, a la que acusan de "rechazar sistemáticamente todas las ofertas que se han puesto sobre la mesa en las últimas semanas". En este sentido, el departamento de Reyes Maroto desvela que, la pasada semana, el Gobierno ofreció "comprar temporalmente la planta a través de la SEPI [Sociedad Estatal de Participaciones Industriales ] para venderla inmediatamente a continuación a los británicos de Liberty House", que pertenece a GFG. Esta última posibilidad surgió a raíz de que Alcoa rompiera las negociaciones directas con Liberty el pasado martes. "Se trataba de una operación novedosa e impecable, que cumplía todos los requisitos legales tanto españoles como a nivel comunitario", insiste ministerio.

Por su parte, Alcoa acusa a GFG de presentar "demandas no razonables" para la venta y de ralentizar el proceso de venta, como indicó en un comunicado el pasado viernes, en el que ya apuntaba a que no era "realista" considerar que se pudiese cerrar la compra durante el fin de semana. El remate del plazo, que fue ampliado a mediados de agosto con el acuerdo de Industria y la Xunta, coincide con el fin del período de consultas del despido colectivo en la planta.

La reunión entre trabajadores y Alcoa tendrá como "único punto en el orden del día" la negociación de las condiciones para aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) o bien, en caso de que no hubiese acuerdo entre las partes, para la aplicación de un despido colectivo que podría afectar a unos 534 trabajadores de la fábrica de aluminio primario, así como a los empleados de las compañías auxiliares.

El comité de empresa, por su parte, sigue reclamando al Gobierno de España que intervenga la fábrica de San Cibrao para evitar su cierre e insiste en que la propuesta de Alcoa para realizar una “hibernación ordenada de las cubas de electrolisis” es una “línea roja” que los trabajadores no están dispuestos a traspasar.

Etiquetas
Publicado el
28 de septiembre de 2020 - 10:41 h

Descubre nuestras apps

stats