El macrobrote de Mallorca obliga al cierre de todo el ocio nocturno en Pontevedra

Imagen del hotel en el que se hospedaron los jóvenes en cuyo grupo se generó el macrobrote de Mallorca

La fiesta de un grupo de estudiantes en Mallorca acaba de provocar el cierre de todo el ocio nocturno a más de 1.200 kilómetros de distancia, en Pontevedra. La influencia del contagio masivo ha supuesto ya más de un centenar de contagios confirmados en un grupo de alumnos gallegos que compartieron juerga en el lugar donde se produjo el denominado macrobrote de Mallorca. La Xunta acaba de decidir que Pontevedra y varios de sus ayuntamientos colindantes pasen a nivel medio de restricciones, truncando de golpe la desescalada que algunos sectores estaban empezando a iniciar tras las nuevas aperturas dispuestas por el Gobierno y las Comunidades Autónomas la semana pasada. Concretamente, los pubs y discotecas que preveían abrir sus puertas a partir del 1 de julio ya no podrán hacerlo hasta nueva orden. Los límites afectan también a la hostelería general: el tope en interior baja de nuevo al 30% y las terrazas se clausuran en un 50%.

El principal hospital público de A Coruña vuelve a colapsar sus urgencias con 54 pacientes en pasillos sin cama asignada

El principal hospital público de A Coruña vuelve a colapsar sus urgencias con 54 pacientes en pasillos sin cama asignada

La nueva situación afecta a otros sectores cuyo cierre se hace obligado a partir de ahora: espectáculos taurinos, circos, fuegos artificiales, parques de atracciones y multiocio y salones recreativos. Pontevedra es el área sanitaria más afectada por el macrobrote originado entre estudiantes que viajaron a Mallorca, puesto que concentra 85 de los 108 positivos detectados hasta el momento en Galicia.

Permanecerá también con restricciones medias el ayuntamiento colindante de Poio, nivel en el cual estarán también desde la medianoche del próximo sábado los municipios pontevedreses de Vilaboa, Vilanova de Arousa, Cambados, Barro y Oia. Por su parte, el municipio coruñés de Cambre y el lucense de Castroverde seguirán una semana más en el nivel medio de restricciones.

En cuanto a los municipios con restricciones altas, que suponen que los locales de hostelería deben tener cerrado su interior y solo emplear el 50% de las plazas de las terrazas, Sarria ya estaba en este nivel desde el pasado sábado, después de que se detectase un brote de covid-19 con más de 30 positivos, originado en una reunión familiar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps