eldiario.es

Menú

GALICIA

Miles de personas salen a la calle contra los recortes y por la paralización de la reforma sanitaria de la Xunta

"Después de esta manifestación, quien tiene un problema es el señor Feijóo", advierte la plataforma SOS Sanidade Pública tras el éxito de la marcha

- PUBLICIDAD -
Santiago se llena de voces que claman contra privatización de sanidad gallega

Los líderes sindicales y políticos de la oposición, ante la marcha EFE

"Después de esta manifestación, el que tiene un problema es el señor Feijóo". Manuel Martín, portavoz de la plataforma SOS Sanidade Pública, puso voz a la contundente respuesta social contra los recortes en el sistema sanitario público gallego y por la paralización de la reforma sanitaria impulsada por la Xunta. Miles de personas llenaron este domingo las calles de Compostela, llegadas de toda Galicia, para protestar contra el "desmantelamiento de los hospitales comarcales", el "colapso" y el progresivo "proceso de privatización" que denuncian en la sanidad pública.

A la respuesta masiva de la ciudadanía se le ha añadido la unidad de oposición, sindicatos y plataformas civiles en una marcha encabezada por la pancarta del colectivo convocante, SOS Sanidade Pública, sujetada por los líderes de En Marea, PSdeG y BNG -Luis Villares, Gonzalo Caballero y Ana Pontón-, acompañados de los secretarios generales de los principales sindicatos en Galicia: CIG, CCOO y UGT.

Llena a rebosar la plaza de A Quintana, Manuel Martín ha destacado la "necesidad" de "tener una reunión urgente" entre los agentes sociales afectados por la reforma sanitaria y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y ha insistido en pedir la "retirada" de la polémica nueva Lei de Saúde para abrir un proceso de diálogo y "recuperar la sanidad pública de la política de recortes y desmantelamiento".

Entre los manifestantes, miles llegados de varios puntos de Galicia -muchos de ellos en autobuses-, en especial de aquellas comarcas que, debido a la reforma legal, están destinadas a perder su condición de áreas sanitarias. Los "cinco o seis detrás de una pancarta" a los que había reducido la Xunta las protestas fueron, este domingo, bastantes más. 

En A Quintana, la parte final de la manifestación todavía estaba entrando en la plaza cuando finalizó el acto de protesta, sobre las 13.30 horas. Fue la actriz Isabel Risco quien ha leído el manifiesto de la plataforma en un acto con continuas alusiones y gritos contra Feijóo y la política de la Xunta: "presidente privatizador", recortes en la pública, dinero para la privada", "este gobierno es una mafia" o "no, no, no a la privatización".

En el manifiesto, SOS Sanidad Pública reclama la retirada de la reforma de la Lei de Saúde, que será debatida este martes en el Parlamento, al enteder que forma parte "de una estrategia de la Xunta para privatizar la atención sanitaria, trasladando a miles de pacientes de la sanidad pública a la privada". Así, denuncia que "86 pacientes pasan diariamente de la sanidad pública a la privada" desde la aplicación de la polémica ley de garantías. Además, en el manifiesto se insiste en que la nueva Lei de Saúde "desmantelará los hospitales comarcales, dificultando el acceso a la asistencia especializada a la población rural", "perpetuará estructuras de gestión integrada que somete la Atención Primaria a las gerencias hospitalarias", "privatizará el I+D+i y acabará con la participación social". También censura que "favorecerá la creación de chiringuitos de gestión".

La Xunta cree que la manifestación que este domingo ha recorrido las calles de Santiago tiene como fin "obtener réditos electorales" y desgastar al Gobierno gallego en base a "datos falsos" que "no se ajustan a la realidad" y pueden "generar desconfianzas en la sanidad pública". Lo de la mentira y la falsedad de los datos es el argumento escogido por el Gobierno gallego. El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, insiste en él y censura los "datos falsos" empleados por la plataforma convocante tras presumir de un sistema sanitario "comparativamente a un nivel alto" aunque por cosas por "mejorar".

Almuíña insiste en que la nueva Lei de Saúde "acerca la sanidad a los ciudadanos" y "mejora la participación ciudadana", además de presumir del "mejor dato" en tiempos de espera "desde que hay registros", unas cifras discutidas y discutibles. Sobre la posibilidad de dimitir, la negó por completo.

Unidad política y sindical contra la política del PP

La manifestación concluyó con el himno gallego y sirvió para mostrar la unión de la oposición política y de los sindicatos respecto de las reivindicaciones de la plataforma y de los colectivos presentes. Así, Luis Villares, portavoz de En Marea, ha destacado que "la respuesta masiva de la ciudadanía, incluso la que votó al PP" refleja que está "harta de las listas de espera, de los colapsos de urgencias", de las derivaciones "a la privada", y que no se resigna a "que le supriman las áreas sanitarias, a que no haya médicos o les quiten especialistas de los hospitales comarcales".

Por su parte, el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, califica de "fracaso" las políticas sanitarias de Feijóo, por implicar "daños para una ciudadanía que quiere una sanidad pública, gratuita, de calidad y próxima". "Galicia está hoy contra las políticas sanitarias de Feijóo, que tiene que tomar nota para corregir la precarización del empleo, la supresión de las áreas sanitarias o la reducción de servicios, Galicia quiere una política sanitaria del siglo XXI", añadió.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha denunciado el "recorte" en "más de 3.000 profesionales o 700 camas" nos últimos años, "con repagamentos" y con "aumento de las listas de espera", y argumentó que el PP y Feijóo usan "la mayoría absoluta contra las personas de este país", como un "cheque en blanco" para "convertir la sanidad en un negocio para unos pocos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha