La Xunta excluye de la vacunación al personal sanitario de permiso por maternidad o paternidad

Una sanitaria extrae una dosis de la vacuna contra la COVID-19 durante la campaña de vacunación en Pontevedra

Los sanitarios que se encuentran de permiso por maternidad o paternidad o de baja laboral tendrán que esperar para recibir la vacuna contra la COVID-19 en Galicia. Las instrucciones del Servizo Galego de Saúde (Sergas) especifican que el suero se les administrará únicamente a los profesionales que se encuentran "en servicio activo con prestación efectiva de servicios en los hospitales y centros sanitarios".

Galicia activa llamadas de última hora en busca de candidatos para vacunarse: "Ven corriendo al hospital. Están sobrando dosis"

Galicia activa llamadas de última hora en busca de candidatos para vacunarse: "Ven corriendo al hospital. Están sobrando dosis"

El Gobierno gallego está inmunizando al personal sanitario de segunda línea, tras dar por finalizada la vacunación de los trabajadores que considera más directamente expuestos. La fase actual empezó el pasado 11 de febrero y la previsión es que el 21 se haya administrado la primera dosis a todo este grupo. Quedarán pendientes los que tengan un permiso o estén de baja por enfermedad o accidente. La situación se dio ya en la primera etapa de la campaña de vacunación, con el personal de las residencias. Fuentes de la Consellería de Sanidade explican que, en esos casos, la vacuna se les inyectó al reincorporarse a su puesto.

La Xunta ha recurrido también en este caso al sistema de elegir una letra aleatoriamente para establecer el orden en que se vacunará al personal. En este caso han empezado por la letra y. Los liberados sindicales son los últimos de la lista, de acuerdo con la instrucción del Gobierno gallego y también serán citados por orden alfabético empezando por la misma letra.

El documento que establece las normas para esta fase de la vacunación recuerda que no se pueden utilizar las dosis sobrantes sin autorización previa de la Dirección Xeral de Saúde Pública. Las cantidades que quedan sin utilizar al final del día han planteado un problema para los equipos de vacunación. En algunas comunidades autónomas ha habido polémica porque varios alcaldes a los que no les correspondía aún recibir el suero se pusieron la inyección alegando que se iba a tirar el medicamento. En Galicia, el hospital de Santiago tuvo que hacer la semana pasada llamadas de última hora a personal del centro porque al final del día habían sobrado dosis.

Para estos colectivos, Galicia está empleando las vacunas de Pfizer/BioNtec y las de Moderna. Con las dosis que ya han llegado de AstraZeneca, que se usarán solo en menores de 55 años, ha empezado la inmunización del personal de ayuda en el hogar. El siguiente colectivo en el calendario gallego es el de los mayores de 80 años, que están recibiendo esta semana una llamada para darles cita para la próxima. El plan es que todos reciban las dos dosis entre el 22 de febrero y la primera semana de mayo. En este caso, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, explicó que empiezan por la letra h, después de que saliese elegida en un sorteo hecho ante notario.

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats