La portada de mañana
Acceder
La fortuna de Juan Carlos I: un patrimonio opaco y de origen incierto
Morteros españoles en Yemen: la prueba de que España sigue exportando armas
Opinión - ¿Monarquía? ¿Qué monarquía?, por Elisa Beni

Acusan a Melania Trump de trabajar ilegalmente cuando llegó a Estados Unidos

La redactora del discurso de Melania Trump admite que incluyó frases de Obama

La campaña por la presidencia de los Estados Unidos de Donald Trump puede haber sufrido un golpe donde menos se lo esperaba. La culpa la tienen las sospechas de empleo ilegal de su mujer, Melania Trump, a la que se acusa de trabajar en una sesión de fotos en 1995 cuando no tenía el permiso requerido para ello. La noticia tiene especial relevancia porque la lucha contra el empleo y la inmigración ilegal es uno de los ejes más importantes de la carrera de Donald Trump para llegar a la Casa Blanca. 

Las sospechas surgieron tras la publicación de la portada del New York Post, en la que se revelaba una sesión fotográfica inédita de 1995 de la modelo por aquel entonces llamada Melania Knauss. En un extenso artículo, la web Politico cruza las fechas de la sesión, las que desde el entorno de los Trump se dice que Melania obtuvo el permiso de trabajo y lo publicado en las biografías de la pareja del magnate.

La versión de los Trump era que Melania llegó primero con un visado para un periodo corto de tiempo que en ningún caso autorizaba a ejercer de modelo. Además las fechas no cuadran, ya que Trump siempre ha defendido que Melania llegó legalmente a Nueva York en 1996, pero la sesión fotográfica tuvo lugar en 1995. 

Asimismo, el tipo de visado que defendía tener Melania Trump también genera dudas y refrenda la posición expresada por Politico. Ella decía tener el H-1B, el cual permite residir en Estados Unidos durante tres años que pueden extenderse hasta los seis sin necesidad de ser renovado cada pocos meses. Contrasta con lo que Trump siempre ha defendido: que hasta obtener la nacionalidad tenía que viajar cada cierto tiempo a Eslovenia para renovar su permiso de residencia en Estados Unidos. Según Politico, ese comportamiento cuadra más con una visa temporal de turista que en ningún caso permite trabajar en suelo norteamericano. 

Ante las acusaciones y las dudas generadas en torno a la figura de la que podría ser en un futuro la primera dama estadounidense, Melania Trump ha publicado un tuit rechazando las informaciones vertidas y defendiendo que ella siempre ha cumplido con las leyes de inmigración.

Por el momento el equipo de Donald Trump no ha especificado de manera clara el tipo de visado con el que Melania Trump se trasladó a Estados Unidos y empezó a trabajar en el continente, una postura que aumenta las dudas sobre la veracidad de la versión de los Trump. 

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2016 - 19:20 h

Descubre nuestras apps

stats