La portada de mañana
Acceder
El Tribunal Supremo se vuelve a jugar la causa del procés en Europa
Quién es quién en las elecciones alemanas
La vida sin miedo de los palmeros sobre un volcán que puede estallar

Asesinado a tiros el presidente de Haití, según informa el primer ministro

El presidente haitiano, Jovenel Moise.

EFE

7

El presidente de Haití, Jovenel Moise, ha sido asesinado este miércoles por hombres armados que perpetraron un asalto a su residencia alrededor de la 1 de la madrugada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, según ha informado este miércoles el primer ministro interino, Claude Joseph.

En el asalto resultó herida de bala la primera dama, Martine Moise, que está recibiendo cuidados médicos, según el comunicado firmado por Joseph.

Los asaltantes no han sido identificados, aunque se conoce que algunos hablaban español, ha explicado Joseph. "Condenamos este acto de odio, inhumano y bárbaro", ha dicho el primer ministro, que también ha hecho un llamamiento a la calma y ha comunicado que la situación de seguridad del país "está bajo control de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Haití".

Estado de sitio

Este miércoles, Claude Joseph ha declarado el estado de sitio en el país tras el asesinato. Joseph ha hecho el anuncio en una declaración televisada, rodeado del director de la Policía Nacional, Leon Charles, y otras autoridades, después de presidir un Consejo de Ministros extraordinario.

"Se han tomado todas las medidas para asegurar la continuidad del Estado", ha dicho el jefe de Gobierno. "Pido a todas las fuerzas vivas de la nación acompañarnos en la batalla, a acompañarnos en la continuidad del Estado".

También ha reiterado que la situación de seguridad del país está "bajo control" por parte de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas y ha pedido a la población que mantenga la calma. Las calles de Puerto Príncipe se mantienen en calma, prácticamente vacías, tras el magnicidio, y la Policía controla los accesos al barrio de Pelerin, donde se encuentra la residencia de Moise. 

Joseph ha asegurado que los autores del asesinato serán llevados a la Justicia y ha expresado su cercanía a la familia, amigos y aliados del presidente Moise, a quien describió como un hombre "muy valiente".

Un país sumido en una profunda crisis

El asesinato se produce dos meses antes de las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 26 de septiembre, unos comicios en los que Moise no podía ser candidato. El presidente había convocado para la misma fecha un referéndum para aprobar una nueva Constitución, un proyecto que no contaba con el apoyo de la oposición ni de la comunidad internacional.

Haití atraviesa una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave el pasado 7 de febrero, fecha en la que Moise denunció que la oposición, con el apoyo de jueces, tramaban un golpe de Estado. Ese mismo día el presidente anunció que las autoridades habían realizado una veintena de detenciones, entre ellas la de un juez de la Corte de Casación, Yvickel Dabrésil, máxima instancia judicial de Haití.

Los detractores de Moise sostenían que su mandato acabó el 7 de febrero, 5 años después de ser elegido presidente, por lo que ya no reconocían la autoridad del mandatario e incluso nombraron a un "presidente interino", el juez Joseph Mécène Jean Louis.

El presidente llevaba más de un año gobernando por decreto, desde que en enero de 2020 consideró "disuelto" el Parlamento, debido a que no se pudieron celebrar las elecciones legislativas previstas para otoño de 2019, aplazadas por las constantes protestas antigubernamentales que paralizaron el país en esa época.

Paralelamente, Haití atraviesa una profunda crisis de seguridad que se ha agravado en especial desde comienzos de junio por luchas territoriales entre las bandas armadas que se disputan el control de los barrios más pobres de Puerto Príncipe.

El pasado 20 de junio, el presidente había pedido apoyo internacional y la colaboración de todos los sectores de la sociedad para acabar con la violencia de las bandas armadas que se ha recrudecido en las últimas semanas. En un discurso de media hora, Moise había aclarado que no pedía una intervención de tropas extranjeras, como la que desarrolló la ONU entre 2004 y 2019, sino el "compromiso" de la comunidad internacional en la lucha contra la inseguridad.

El mandatario también se refirió a las "más de 3.000 personas" que han abandonado sus hogares por los conflictos entre bandas armadas ocurridos en las primeras semanas de junio en la zona de Martissant, en el sur de Puerto Príncipe, y otro millar de desplazados por hechos similares en la zona de Delmas, en el centro de la capital.

Etiquetas

Descubre nuestras apps