Manhattan vuelve a ser (algo) más asequible para sus habitantes

Nueva York.

Logan McDonald ha alquilado apartamentos en Brooklyn y Queens, pero este abril será la primera vez que viva en Manhattan. Y la razón de ello es que por fin puede pagar un alquiler con su pareja allí. "Debido a la pandemia los precios finalmente están al nivel de algo que podemos permitirnos”, dice.

McDonald explica que lo que más le gusta de su nuevo apartamento es que está muy cerca de Central Park, donde le encanta ir a hacer fotos, y que este lujo solo le costará 50 dólares más al mes, en comparación con lo que pagaba por vivir en Astoria. Además, ya sabe que en 2022 tan solo le subirán el alquiler unos 50 dólares más.

P.J.R. no quiere dar su nombre completo ya que la dueña de su nuevo edificio le pidió que no dijera al resto de vecinos cuánto pagaba de alquiler. Se mudó al barrio de West Village, uno de los habitualmente más caros de la ciudad y donde viven actrices como Sarah Jessica Parker.

Por un piso con dos habitaciones -una de ellas muy pequeña- y un amplio salón P.J.R. paga 1.850 dólares al mes (unos 1.500 euros). El mismo piso en julio de 2018 se alquilaba por 3.200 dólares (casi 2.700 euros), y en agosto de 2020, por 3.000 (2.500 euros). Antes de mudarse al corazón de Manhattan, P.J.R. pagaba 1.200 dólares por una habitación para dos en un piso compartido en Brooklyn.

Según indica en un correo electrónico a elDiario.es la página web de anuncios inmobiliarios StreetEasy, una de las más destacadas de la ciudad, sus datos de febrero señalan que en comparación con el año pasado los precios en Manhattan disminuyeron un 16,5%, hasta los 2.738 dólares de media, es decir, unos 2.300 euros y el precio más bajo desde marzo de 2010. Los barrios en los que más bajaron los precios son, Midtown (el centro, sobre todo de oficinas), un 14,2%, y Upper East Side (barrio residencial a un lado de Central Park), con una caída del 13,1%. En la isla el inventario de alquileres subió un 122% en comparación con febrero de 2020.

La caída de precios también se ve en otras partes de la ciudad de Nueva York. En Brooklyn, el precio del alquiler bajó un 9.4%, hasta los 2.467 dólares (unos 2.000 euros) de media, en comparación con hace un año y el inventario de alquileres subió un 102%. Mientras que en Queens el alquiler cayó un 9,6 %, y en esta parte de Nueva York el registro de alquileres aumentó un 78%.

La pandemia vacía Nueva York

La razón detrás de esta bajada de precios es la gran cantidad de pisos disponibles. La pandemia ha hecho que mucha gente abandonase Nueva York, ya sea porque ya no se podían permitir vivir en esta cara ciudad o porque el teletrabajo les dio flexibilidad para mudarse a otras partes del país. Si bien el ritmo de los nuevos listados disponibles se ha reducido en comparación con su pico durante otoño, sigue habiendo una gran cantidad de viviendas disponibles.

"La administración de vacunas contra la COVID-19 y muchas ofertas de excelentes alquileres serán el catalizador para que muchos regresen a la ciudad, pero aún nos falta recorrer un largo camino para que Nueva York regrese a la normalidad. Hasta que esto suceda, el inventario de pisos disponibles se mantendrá alto y los inquilinos continuarán disfrutando de ofertas que eran inauditas hace un año", explica la economista Nancy Wu en un estudio de StreetEasy.

En lo referente a las compras de viviendas, un informe publicado este martes señala que en Manhattan se compraron un 70,7% de viviendas más que en comparación con febrero de 2020. No obstante, el precio de índice de las ventas cayó un 5%, con un precio de media es algo inferior a 1,4 millones dólares (1,1 millones de euros). En Brooklyn, el índice de precios cayó un 5.5%, pero en Queens, los precios se mantuvieron sin cambios en comparación con febrero de 2020.

Etiquetas
Publicado el
25 de marzo de 2021 - 22:34 h

Descubre nuestras apps

stats