Boris Johnson allana el camino a un acuerdo del Brexit al retirar las cláusulas que rompían el pacto sobre Irlanda

Boris Johnson.

Ya hay cita para el todo o nada. Este miércoles por la noche llegará el primer ministro británico, Boris Johnson, a Bruselas para reunirse con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para intentar resucitar unas negociaciones agónicas en las horas decisivas. Así lo ha anunciado Von der Leyen en Twitter.

El negociador británico, David Frost, también ha comunicado la cita por las redes sociales, añadiendo el detalle de que cenarán juntos los dos líderes.

Johnson llegará a Bruselas después de haber enviado señales positivas tras haber reculado en algo fundamental para los 27 al comprometerse a retirar las cláusulas de la ley del Mercado Interior que se está tramitando en el Parlamento británico que reescribían el acuerdo de retirada del Brexit, firmado por el propio Boris Johnson, en lo relativo al protocolo de Irlanda. Así lo han confirmado los miembros del comité conjunto UE-Reino Unido de seguimiento del acuerdo de retirada, por el que Reino Unido abandonó la Unión Europea el pasado 31 de enero.

En unas horas decisivas para la consecución de un acuerdo que regule las relaciones comerciales futuras entre el Reino Unido y la Unión Europea a partir del 1 de enero de 2021; en una fase final de negociaciones bloqueadas por la pugna por la pesca, la igualdad de oportunidades (level playing field) y el mecanismo de gobernanza del propio acuerdo; en unos días en los que Boris Johnson ha anunciado un viaje a Bruselas para reunirse con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para resucitar unas negociaciones agónicas, las señales de acuerdo entre Bruselas y Londres transmiten cierto optimismo.

El propio negociador jefe de la UE, Michel Barnier, ha dicho este martes: "He informado a todos los Estados miembros en el Consejo de Asuntos Generales [preparativo de la cumbre de líderes de la UE de este 10 y 11] de hoy [por este martes]. Hay unidad total. Nunca sacrificaremos nuestro futuro por el presente. El acceso a nuestro mercado viene con condiciones".

La ministra española de Exteriores, Arantxa González Laya, también se ha reunido con Barnier. "En la fase crucial de la negociación, apoyo total al negociador europeo. España está comprometida con un acuerdo", ha afirmado la ministra. "España prefiere un acuerdo, por España no va a ser", explica el Gobierno.

En efecto, a pesar del gesto de Londres, la situación aún es muy delicada. El primer ministro británico ha advertido este martes de que las negociaciones para lograr un acuerdo están siendo "muy, muy complicadas", aunque confió en sus "poderes" de persuasión para cerrar un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

El líder conservador efectuó esas declaraciones antes de viajar en los próximos días a Bruselas para dialogar cara a cara con la presidenta Von der Leyen, en un intento de salir del punto muerto en el que se encuentran las conversaciones, atascadas por la falta de avances sobre varios asuntos.

Londres y Bruselas coinciden en que aún existen diferencias significativas en torno a tres asuntos, como son las garantías para asegurar una competencia justa entre las empresas británicas y comunitarias, la pesca y los mecanismos para resolver disputas sobre el futuro acuerdo.

"Nuestros amigos tienen que entender que el Reino Unido ha abandonado la UE para poder ejercer un control democrático sobre la manera en que hacemos las cosas", declaró Johnson a los medios: "Hay límites más allá de los cuales ningún Gobierno sensato e independiente, o un país, puede llegar y la gente tiene que entenderlo".

Etiquetas
Publicado el
8 de diciembre de 2020 - 14:40 h

Descubre nuestras apps

stats