eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La embajadora venezolana ante la UE cree que "el pueblo español juzgará en las urnas el acomodo de Sánchez a la política de invasión de EEUU"

"Los electores se cobrarán en las urnas a quienes quieren promover su campaña electoral con la sangre de mi pueblo", ha dicho Claudia Salerno

La embajadora venezolana ha afirmado: "Como ha reconocido Borrell, no esperaban que el Gobierno venezolano resistiera y fuera apoyado por el pueblo que le eligió"

Salerno ha comparecido ante la prensa internacional para rebatir los mensajes de la oposición sobre la crisis humanitaria y el sabotaje de los camiones en la frontera con Colombia

La embajadora de Venezuela ante la UE critica el reconocimiento de Guaidó

La embajadora de Venezuela ante la Unión Europea (UE), Claudia Salerno. EFE

Venezuela está viviendo un golpe de Estado alentado por Estados Unidos, acompañado por algunos países europeos en la persona de Juan Guaidó. Éste es el principal mensaje que ha querido transmitir la embajadora venezlona ante la UE, Claudia Salerno, en una comparecencia ante la prensa internacional.

Salerno, acompañada de vídeos, fotografías y documentación, ha intentado rebatir las principales líneas argumentales de la oposición. "Dicen que la Constitución habilita a Juan Guaidó para asumir la presidencia, pero el artículo 233 de la Constitución establece unos condicionantes que no se han dado, como la muerte o incapacidad física del presidente", ha comenzado la embajadora: "Además, el mandato es para celebrar elecciones en 30 días, que concluyó el 23 de febrero, y por eso ha prorrogado ilegalmente el plazo otros 30 días".

"También dicen que vivimos una crisis humanitaria", ha dicho Salerno, "pero no hablan de todas las sanciones que estamos sufriendo de los mismos que dicen que quieren darnos ayuda. No hablan de las cuentas corrientes del Gobierno venezolano que están cerrando en Estados Unidos y en Europa, que nos impiden poder pagar; tampoco hablan de cómo las empresas que hacen negocios con nosotros están amenazadas de sanciones".

Salerno también ha puesto en cuestión la legitimidad de Guaidó: "Dicen que es el presidente interino, cuando ni siquiera el término 'interino' está en nuestra Constitución. Dicen que es el líder de la oposición, pero su partido es el quinto de la Asamblea Nacional y ganó su escaño, de los 14 que tiene su partido  [la Asamblea son 167], con poco más de 97.000 votos, mientras que a Maduro lo votaron seis millones en las presidenciales. Dos de los partidos de la oposición ya se abstuvieron en su decreto de transición para prorrogar otros 30 días su plazo. Las elecciones del 20 de mayo de 2018 se adelantaron porque así se pactó con la oposición en el diálogo de la República Dominicana, y Maduro sacó el 68%, lo que quiere decir que hubo un 32% que no lo votó. Que parte de la oposición no se presentara no significa que las elecciones no fueran democráticas".

"El problema ahora", prosigue Salerno, "lo describió el otro día el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, en la Sexta con Ana Pastor, fue explícito: los que promovieron el golpe, habrá que preguntarle si incluye a España en eso, están sorprendidos por que no haya caído Maduro cinco semanas después. Que nadie esperaba que el Gobierno venezolano resistiera y fuera apoyado por el pueblo que le eligió, le guste a quien le guste. De eso va la democracia".

En relación con España, Salerno ha afeado que, "tenido una oportunidad preciosa, clamando siempre que Venezuela le es tan cercana, haya tomado la decisión de secundar a Trump. El argumento que dan es la campaña electoral, pero yo considero que cualquiera que quiera promover su campaña con la sangre de mi pueblo, que los electores se lo cobren en las urnas. Que sea el propio pueblo español el que juzgue el acomodo del Gobierno de Pedro Sánchez a la política de invasión de EEUU. Considerar que un presidente que quiere construir un muro en América Latina y destruya el acuerdo climático pueda ser el más filantrópico...  Este tipo de intervenciones se dieron en Libia, en Irak, donde también participó España, lo que está pasando con Venezuela ya lo hemos vivido en el pasado. Las bombas no piden el carné del partido de nadie cuando caen".

El Gobierno venezolano habla de diálogo y proceso de paz, pero, ¿hacia dónde? "No hay líneas rojas en el diálogo", ha dicho Salerno: "Ningún tema es tabú, ningún tema está fuera de la mesa. La sociedad requiere volver a hablar y un liderazgo para sanar juntos y no volver a permitir esta amenaza permanente de Trump. El pueblo sabe que la política necesita diálogo, y no que venga Trump a salvar a nadie y cambiar el presidente.  Nuestro país dijo hace 209 años que ningún país le iba a decir qué tiene que hacer.  Y ahora hay que abrir un diálogo sin tabúes, pero no lo va a decidir EEUU.  No aceptaremos injerencias extranjeras. Otros, como Borrell, pensaron que esta crisis serviría para sacar a Maduro rápido. Y están en una situación sin base legal. Ahora queda volver a la normalidad y al diálogo".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha