Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

Rafael Correa, sobre el asalto a la embajada mexicana en Quito: “En Ecuador no estamos enfrentando el fascismo, es la barbarie”

El ex presidente de Ecuador Rafael Correa y el eurodiputado de IU, Manu Pineda.

Andrés Gil

13

“No es siquiera fascismo, es barbarie”. Con estas palabras definía el ex presidente de Ecuador Rafael Correa la situación que vive el país después de que el pasado 5 de abril el presidente, Daniel Noboa, ordenara la incursión armada en la embajada de México en Quito para llevarse por la fuerza al ex vicepresidente Jorge Glas, donde se encontraba bajo la protección de asilo. “Noboa es un niño rico, nació en una burbuja y cree que todo lo puede comprar con millones, que el país es su hacienda”.

“Los principios civilizatorios están en peligro”, ha proseguido Correa en una comparecencia en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, acompañado por el eurodiputado de IU, Manu Pineda: “Lo que ha ocurrido es la guinda en el pastel. Si se han atrevido a hacer esto con una Embajada, imagínense lo que hacen en el país. Y ahí están las consecuencias: violencia, criminalidad, narcotráfico”.

Correa ha recordado que el asalto violento a la Embajada mexicana “no tiene precedentes en la historia ecuatoriana y mundial. Rompiendo el convenio de Viena, Noboa ordenó la incursión armada, violenta, en la sede diplomática de México, agrediendo y secuestrando a Glas. México es la segunda economía americana y sabrá hacerse respetar. Pero, mientras tanto, continúa el secuestro de Glas”.

El ex presidente ecuatoriano ha explicado que “México dijo que Glas estaba siendo perseguido, y que los corruptos son los que lo persiguen. La ley prohíbe dar asilo político a los corruptos, pero en este caso México concluyó que los corruptos son los que lo persiguen. Glas ha sido secuestrado, estuvo 72 horas incomunicado, lo trasladaron a una prisión de maxima seguridad en Guayaquil, y ayer ha tenido un grave problema de salud.

“Lo trasladaron en coma al hospital”, ha explicado Correa: “Tienen cercado el hospital e impiden cualquier comunicación: hay una persona secuestrada cuya vida está en peligro. Se han vulnerado los Derechos Humanos y deben liberarla. Pido a Europa y al mundo que hagan presión para que Noboa conceda el salvoconducto a Glas, como asilado que es. No es siquiera el fascismo, es la barbarie. Es una acción brutal por fines electorales para secuestrar a un asilado”.

El eurodiputado de IU, Manu Pineda, ha insistido en que la UE tiene “obligaciones, entre otras cosas porque hay un acuerdo de asociación con Ecuador”. Así, Pineda ha anunciado: “Vamos a pedir que se active la cláusula democrática de este acuerdo. Y vamos a pedir al Servicio Europeo de Acción Exterior [dependiente de Josep Borrell] que que envíe a su delegación en Ecuador a visitar a Glas. Estamos temiendo que lo suiciden. Además, vamos a proponer en el próximo pleno que se incluya un debate con resolución de urgencia sobre los Derechos Humanos en Ecuador. Estamos viendo cómo ante el genocidio en Gaza y la violación de los Derechos Humanos no está habiendo respuesta, y eso está invitando a personajillos autoritarios y fascistoides como Daniel Noboa a imitar. Se creen que todos sus crímenes van a quedar impunes. Están en juego los Derechos Humanos y el prestigio y credibilidad de la UE”.

“El simple hecho de que la UE decida visitar a Glas es mandar un mensaje a Noboa, le está diciendo que estamos pendientes, que no se le ocurra suicidarlo, desaparecerlo o torturarlo, que habrá seguimiento”, ha abundado Pineda.

Correa, por su parte, ha explicado que “violar una legación diplomática es casus belli: si lo hicieran con la de EEUU, ya estarían invadidos. Están ensimismados, con el apoyo implícito de EEUU y explícito de los grupos de poder y la prensa. Creen que van a quedar impunes. Y si mañana incursionan en nuestras embajadas, ¿qué podremos reclamar?”

Pineda también ha pedido la retirada de embajadores la ruptura “de relaciones con Ecuador hasta que se garantice la salida de Glas”.

Etiquetas
stats