The Guardian en español

20 muertos en el Himalaya: claves del conflicto entre India y China por una disputa fronteriza que comenzó en 1962

Soldados paramilitares indios hacen guardia en el puesto de control a lo largo de una carretera que conduce a Ladakh próxima a la frontera con China en el Himalaya

Helen Davidson / Ben Doherty

0

¿Qué ha sucedido?

Al menos 20 personas han muerto en enfrentamientos entre tropas de China e India a lo largo de la disputada frontera de Ladakh y Cachemira en el Himalaya. Es el primer choque con víctimas mortales desde 1975 y el de peores consecuencias desde 1967.

Los combates comenzaron la tarde del lunes cuando una patrulla india se topó con un destacamento chino en la cresta de una montaña. Según fuentes consultadas por The Guardian, durante el enfrentamiento que siguió al encuentro, un oficial indio recibió un empujón y cayó por un desfiladero. Cientos de soldados de ambos ejércitos llegaron al lugar y se pelearon con palos y piedras. Hubo varios muertos.

El ejército indio ha explicado que ha habido bajas en los dos bandos y ha confirmado que han muerto tres de sus soldados. Otros 17 han fallecido horas después debido a las heridas causadas durante el enfrentamiento.

Por su parte, Pekín se ha negado a confirmar ninguna muerte en sus filas y ha acusado a India de cruzar dos veces la frontera y de "provocar y atacar a las fuerzas chinas". El editor jefe del periódico estatal Global Times ha dicho que cree que hay bajas chinas pero el Ejército Popular quiere evitar "incitaciones a la opinión pública" comparando números.

¿Por qué ahora?

La tensión lleva escalando desde finales de abril, cuando China envió miles de soldados, artillería y vehículos al territorio que disputa con India en la Línea de Control Real (LAC, por sus siglas en inglés), la frontera efectiva entre ambos países.

Algunos analistas creen que el gobierno chino, que ha sido más asertivo a la hora de dar pasos reales para controlar la zona, como con la construcción de infraestructuras, quiere frustra cualquier intento indio de dar mantenimiento o incrementar sus instalaciones militares allí.

Su negativa a abandonar las zonas en disputa, incluido el Valle de Galwan, en territorio indio, está provocando choques a gritos entre soldados que llegan a lanzarse piedras y pegarse a puñetazos en algunos lugares. El mes pasado hubo una gran pelea entre patrullas, pero sin muertes. A principios de este mes se reunieron oficiales de ambos ejércitos y se comprometieron a sendas retiradas.

¿Cuál es la historia de este conflicto?

En 1962 India y China se enfrentaron en una guerra por la frontera que separa a ambos en países en el Himalaya. La guerra terminó en tregua y la Línea de Control Real se convirtió en una frontera de hecho. Desde entonces, la paz ha sido siempre frágil e inestable. Ya hubo escaramuzas en 2013 y 2017.

Nunca se ha negociado una frontera oficial y la zona donde han tenido lugar los enfrentamientos se ha convertido en territorio hostil, a mucha altitud y en una zona muy poco poblada que atraviesa la región de Ladakh, fronteriza con Tíbet, donde la mayoría de población es budista. Además es un destino turístico popular.

¿Qué es la Línea de Control Real (LAC)?

Es la demarcación a vuelapluma de la frontera entre la parte controlada por India y la parte controlada por china. La localización exacta de algunas partes de esa frontera, en concreto la parte occidental de Ladakh, siempre han estado en disputa. Según medios indios, hace veinte años que todos los intentos de ambos países por clarificar el trazado han fracasado.

¿Qué quiere cada parte?

Ambos países han tratado de que se reconozcan sus reivindicaciones territoriales a través de un proceso de militarización de la región. Ambos países han construido carreteras, pistas de aterrizaje, puestos avanzados e infraestructura como líneas telefónicas. Los dos ejércitos patrullan la frontera en disputa de manera habitual. China reivindica 90.000 kilómetros cuadrados en el este del Himalaya y otros 38.000 en el oeste. India se opone a la reclamación china.

¿Qué va a a pasar?

El conflicto va a traer consecuencias geopolíticas enormes. China e India son los dos países más habitados del planeta y los dos cuentan con armas nucleares. Sus gobiernos defienden posturas de firmeza nacionalista y sus ejércitos son vistos como marcadores del estatus y el orgullo patrio.

Los dos países han tratado de desescalar la situación en las últimas semanas, pero la pérdida de vidas torna la situación más compleja y precaria.

Los medios oficiales chinos han informado de que en la LAC se desarrollan ejercicios militares de sus diferentes armas que "tienen por objeto la destrucción de focos concretos de hostilidad en una región de montañas elevadas". El martes, el Mando Militar del Ejército Popular en Tíbet desarrolló cinco simulacros con artillería pesada, por lo que algunas informaciones vinculan los preparativos chinos para el combate en altura a los enfrentamientos con India.

Traducido por Alberto Arce

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 21:56 h

Descubre nuestras apps

stats