TikTok, en el punto de mira del Gobierno de EEUU: ¿Hacia una prohibición total?

La aplicación TikTok en un teléfono móvil.

Los pocos políticos de Estados Unidos que han querido impulsar su popularidad a través de vídeos en TikTok tendrán que buscar una nueva estrategia. El Gobierno acaba de vetar la instalación de la aplicación que mejor les ayudaba a conectar con los votantes más jóvenes en los móviles de todos los empleados federales, incluidos los legisladores. La decisión, firmada por Joe Biden en diciembre pero impulsada en los últimos meses de la presidencia de Trump, está considerada como el primer paso antes de prohibir totalmente la app china en EEUU, donde ya ha sido calificada por un senador como “el caballo de Troya del Partido Comunista Chino”.  

Prohibir TikTok más allá de esta restricción también supone todo un desafío legal en EEUU. La venta de aplicaciones, su descarga en teléfonos móviles y la creación de contenido está protegida por el derecho a la libertad de expresión. Los más críticos con la medida alertan también de que se asemeja más a los métodos de censura del régimen chino que a la democracia estadounidense. Pero la mecha ha prendido y desde la prohibición del Congreso ha llegado a las universidades, con varios centros de todo el país recomendando a sus estudiantes que borren la aplicación.

¿Una app china censurada en EEUU?

Las autoridades norteamericanas aseguran que este primer paso ha sido necesario para evitar que los datos de los ciudadanos lleguen a manos del gobierno chino. También les preocupa la privacidad de los usuarios de la aplicación, la seguridad nacional o que el régimen de Xi Jinping utilice la app para censurar contenidos menos favorables, incluso dentro de EEUU. La semana pasada, la Comisión Europea se sumó a esta tendencia y advirtió al CEO de la compañía que deberá cumplir las normas digitales de la UE. 

“Una prohibición total asesta un golpe de censura contra la libertad de expresión de millones de estadounidenses”, asegura el asesor de la Electronic Frontier Foundation (EFF), Kurt Opsahl, a elDiario.es. “La seguridad y privacidad en TikTok, así como su relación con China es desde luego preocupante, pero la prohibición no es la respuesta”. 

@buildingbacktogether

WATCH: Biden is committed to advancing equity and providing opportunities for Black Americans.

♬ original sound - Building Back Together

Vídeo promocional de la Casa Blanca a través de la cuenta @buildingbacktogether como parte de la última campaña electoral.

La EFF añade que resulta “irónico” que al pretender proteger a EEUU del gobierno de Xi Jinping “se esté adoptando una de las señas de identidad de la estrategia china en Internet”. El organismo, como otras instituciones en defensa de la libertad de expresión, argumenta que al limitar el uso de la aplicación, los realmente afectados son los usuarios estadounidenses, independientemente del daño que consiga infligir EEUU a los propietarios de TikTok.

En el centro de esta decisión está una pelea por el almacenamiento de los datos de los usuarios estadounidenses de TikTok. La aplicación fue lanzada en 2017 por la empresa ByteDance, con sede en China, y está valorada en más de 200.000 millones de dólares. Sus dueños aseguran que los datos de los usuarios que descarguen la app en EEUU se almacenan en los servidores de ese país. Una exigencia similar hace que Google, Meta o Twitter deban almacenar los datos de los europeos dentro de la UE.

Pero investigaciones recientes han desmentido las palabras de los creadores de la app china. Una filtración del contenido de sus reuniones en Pekín, publicada por BuzzFeed, reveló que sus empleados habían accedido en repetidas ocasiones a datos privados de los usuarios estadounidenses. EEUU investiga desde 2019 qué implica para su seguridad nacional que una aplicación extranjera obtenga datos de la localización, contactos y actividad online de sus ciudadanos.

TikTok permite al Gobierno chino, además, hacer que contenidos creados por el aparato mediático estatal lleguen hasta las pantallas de los estadounidenses. Esta investigación de Forbes mostró varias cuentas de TikTok que cubren la actualidad estadounidense sin revelar a la audiencia claramente que se trata de una publicación perteneciente a China Central Television, controlada por el Partido Comunista Chino. 

Las sospechas han crecido con la popularidad de la app

TikTok se ha consolidado en EEUU después de batir todos los récords establecidos antes por redes sociales similares. Facebook e Instagram tardaron casi 10 años en alcanzar los 1.000 millones de usuarios. TikTok ha necesitado cuatro.

La aplicación preferida de los estadounidenses, que hasta ahora preferían apps “made in USA”, es de origen chino. El principal rival de EEUU en la economía global tiene sector tecnológico propio y una app con 1.000 millones de usuarios en todo el mundo, 140 de ellos solo en EEUU. 

Facebook e Instagram siguen por delante en número de usuarios, pero desde su irrupción en el mercado las descargas de la app china, y el tiempo que pasan en ella los usuarios, se han disparado. Un 67% de los adolescentes de EEUU consultan la app al menos una vez al día, según el Pew Research Center. En comparación, un 32% de los adolescentes consultan Facebook a diario, menos de la mitad de los que lo hacían en 2014 cuando eran el 71%.

El declive ha llevado a Meta, la empresa matriz de Facebook, a presionar a Washington a través de una empresa de relaciones públicas. El objetivo, según reveló The Washington Post es difundir el mensaje de que es TikTok, y no Meta, “la verdadera amenaza, especialmente como una app extranjera líder en la cosecha de datos de los adolescentes que la utilizan”, según el mensaje de un directivo.

Datos de usuarios de EEUU en manos de China

Si la Casa Blanca se reúne con influencers de la red para potenciar en ella sus mensajes, también lo puede hacer Pekín. Pero el Partido Comunista Chino, a través de empleados de TikTok que a su vez son miembros del partido, además puede consultar datos de los usuarios, tal y como reveló una investigación de Internet 2.0, una organización especializada en ciberseguridad.

@newstoks

On Friday, Kevin McCarthy inched closer to his goal of becoming Speaker of the U.S. House of Representatives.

♬ original sound - NewsToks

Vídeo sobre la elección del nuevo portavoz de la Cámara de Representantes de EEUU publicado por un medio chino.

Internet 2.0, con sede en EEUU y Australia, analizó el código de la aplicación TikTok, el lenguaje de programación que hace que el algoritmo ‘aprenda’ cuáles son los contenidos más virales y los que tienen más probabilidades de captar la atención de cada uno de sus usuarios. A cambio, también “recaba más información de la imprescindible para el funcionamiento de la app”, como los contactos del usuario, calendarios, localización e incluso el contenido de discos duros externos al teléfono. 

“Estas últimas revelaciones han aumentado la preocupación”, afirma Michael Lammbrau, director de Internet 2.0, a elDiario.es. La organización detectó que TikTok utiliza varias funciones consideradas como “peligrosas” por el sistema operativo de Android. Por ejemplo, al dar permiso a TikTok para hacer fotos y grabar vídeo con el teléfono, la aplicación también obtiene acceso para registrar cualquier imagen que la cámara esté viendo “en cualquier momento”. 

La conclusión de Internet 2.0 es que “la única razón por la que se ha recabado esta información es para cosechar los datos”, dice el informe. Y una vez recabados, puede que TikTok los envíe a China, donde está la sede de ByteDance. A pesar de que la compañía asegura que los datos son almacenados en EEUU y Singapur, Internet 2.0 detectó intercambios entre los servidores que posee en varias ciudades norteamericanas y los que alberga en China. 

“La política de hostilidades hacia EEUU por parte de China es preocupante”, añade Lammbrau, que recuerda que el Partido Comunista Chino no permite que opere en el país ninguna de las grandes tecnológicas estadounidenses y también ha expulsado a corresponsales de los principales medios. 

Según Lammbrau, la pugna por TikTok debe entenderse dentro de un contexto político y económico más amplio. “La Administración Biden busca limitar la influencia de las empresas chinas en EEUU, así como presionar a China en asuntos como el robo de propiedad intelectual o las coacciones a instituciones académicas estadounidenses”, explica Lammbrau. Reducir la influencia de TikTok en EEUU es solo una medida más en la ofensiva que también ha restringido la venta de semiconductores o de chips a las empresas chinas para ralentizar sus avances. 

Los expertos aseguran que la prohibición total de TikTok en EEUU no es imposible, pero siempre será controvertida. Para Lammbrau, serviría para animar a otros países consideren medidas similares para aplicarlas a aplicaciones chinas. “Esto animaría al PCC a acercarse a las instituciones democráticas occidentales, en vez de reforzar su autoritarismo a través de su estado de vigilancia permanente”. 

Para la EFF, sin embargo, violaría la libertad de expresión al impedir el acceso de los usuarios a TikTok. “Se ha convertido en un escenario importante para el activismo, especialmente entre los más jóvenes, así como otras formas protegidas de expresión”, dice Opsahl, convencido de que EEUU no puede bloquear la app y cumplir con la legalidad al mismo tiempo. 

TikTok mantiene negociaciones con funcionarios estadounidenses para prevenir el bloqueo de la app. Mientras el Congreso estudia un proyecto de ley para lograr su prohibición, ByteDance ha propuesto reorganizar la sección de su empresa en EEUU y aumentar la transparencia en sus operaciones. The Wall Street Journal reveló esta semana que incluso estarían dispuestos a que la estadounidense Oracle, especializada en software, analice el algoritmo que decide qué vídeos recomiendan a cada usuario y también los que eliminan. 

La amenaza, de no convencer a Washington, es clara: TikTok debería abandonar el mercado estadounidense o vender parte de sus operaciones a una empresa local. EEUU tendría entonces su “caballo de Troya” en la empresa estrella de China.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats