La portada de mañana
Acceder
Los socios piden a Sánchez "recomenzar" la legislatura con un giro social
ENTREVISTA | Elma Saiz: “Feijóo tiene una relación tóxica con Vox"
OPINIÓN | Regeneración democrática sí, pero más, por Jose Luis Martí

“Hay un número considerable de despedidas que causan problemas”

"Hay un número considerable de despedidas que causan problemas"

Rioja2

0

“Hay despedidas, y no son pocas, que provocan problemas los fines de semana en Logroño”. El concejal de Interior, Miguel Sáinz, reconoce que, aunque no se puede generalizar y la mayoría se comporta bien, el conflicto existe, aunque también admite que la solución no es sencilla.

“Hay un número considerable, nada desdeñable, de despedidas que causan problemas”, explica el edil, con lo que el equipo de Gobierno municipal se plantea el dilema entre permitir lo que está sucediendo o “actuar contundentemente, lo que podría suponer que Logroño no sea una ciudad cómoda para celebrar despedidas y no venga nadie”.

Ante la dificultad de encontrar un término medio y contentar así a vecinos, hosteleros y empresarios, el Ayuntamiento ha decidido, de momento, continuar con la medida puesta en marcha en años anteriores: una patrulla a pie de policías locales vigilará el perímetro de acceso a la calle Laurel, para tratar de frenar comportamientos inadecuados.

“Cuando vean a gente con disfraces de mal gusto o que no se comportan bien, se les advertirá de que así no pueden entrar”, aunque las reacciones son muy diversas y no todos se toman bien estos avisos, según Sáinz. Además, pese al esfuerzo policial, algunos se encuentran en buen estado cuando acceden dentro, pero, una vez en la Laurel, y con unas copas de más, se comportan de forma desagradable.

En cualquier caso, el equipo de Gobierno no se plantea, “de momento”, disponer de una patrulla uniformada dentro de la Laurel, porque considera que podría ser “una provocación” para estos grupos y, como ya vienen haciendo, los policías sólo entrarán cuando sean requeridos por los hosteleros o por algún ciudadano, algo que sucede “en pocas ocasiones”.

La otra medida reclamada por el PSOE y por los hosteleros, la modificación de la ordenanza cívica, es más complicada, porque “afecta a derechos fundamentales como la libertad de movimiento”. “No es fácil, desde el punto normativo, intervenir en estos casos”, explica el concejal.

Sáinz se ha reunido recientemente con hosteleros de la Laurel para recoger sus sugerencias y su intención es convocar un foro más amplio en el que escuchar a todos los colectivos implicados. El edil no es partidario de “legislar a golpe de moción” -el PSOE llevará a pleno una moción para reclamar más presencia policial-. Por el contrario, quiere evitar tomar una decisión sin haber consultado e informado previamente a los actores implicados.

Etiquetas
stats