El Torreón del Espolón, donde está la sirena, se incorporará a una red de miradores urbanos

Ibercaja cede el Torreón del Espolón, con el reloj y la sirena, al Ayuntamiento de Logroño

Europa Press

0

El Torreón del Espolón se incorporará a una red de miradores urbanos de la ciudad, al que se le irán añadiendo más, para “el disfrute de todos los logroñeses”. En este torreón se ubica el reloj y la sirena que suena cada día a las 12.00 horas y que Conrado Escobar recuperó en una de sus primeras acciones al frente del Ayuntamiento después de que estuviera dos años sin sonar por una queja vecinal.

El alcalde de Logroño, Conrado Escobar, lo ha avanzado tras recibir por parte del director territorial de Ibercaja en La Rioja, José Ángel Pérez, las llaves del Torreón del Espolón, después de que este haya sido donado por Ibercaja al Ayuntamiento. Tras agradecer la cesión, el alcalde ha explicado que “el compromiso de futuro” es que “no sea solo un elemento para la nostalgia de todos nosotros, sino de incorporarlo al patrimonio oficial de los logroñeses”.

Como ha explicado, “ya hemos solicitado que pueda ser un bien de interés cultural con toda su protección pero también queremos que se le dé un uso y por eso lo vamos a incorporar a la red de miradores inicialmente urbanos. Luego iremos incorporando otros miradores en la periferia, en el paisaje periurbano logroñés, desde el Cortijo hasta el monte de Cantabria”.

Este es “un mirador destacadísimo. Es nuestra intención que forme parte de un circuito emocional, un circuito turístico que pueda ser visitado y que desde ese reloj, al margen de disfrutar de su sonido, que es evidentemente un ingrediente emocional de Logroño, podamos apreciar sus vistas que son absolutamente inigualables”. El alcalde ha explicado que “Ibercaja que ha hecho posible lo que era un anhelo compartido, por lo menos, de gran parte de la ciudad de Logroño, poder disfrutar como bien propio de este reloj y esta torre profundamente simbólica”.

Forma parte “del corazón de toda la Rioja, como es el Espolón, y marca la memoria sonora de todo este paisaje urbano con este reloj y esa sirena que ha ido acompañando a muchas generaciones de logroñeses. Ahora nos corresponderá a nosotros del buen uso que tiene que tener este edificio”, ha indicado.

Visitas “en la mayor brevedad”

Las visitas que se prevén “en la mayor brevedad” se realizarán “ordenadamente” debido a la peculiaridad del espacio y “cuando se den todas las condiciones” para disfrutar de una vista panorámica. Queremos que se incorpore junto a la red de miradores de las que formarán parte, entre otras, las torres de La Redonda, San Bartolomé, o la Torre Isabelina, en el entorno del Cortijo, tan logroñés y a veces tan desconocida para todos“.

Antes de la cesión, ha explicado el alcalde, “se ha pormenorizado y descrito todo el tipo de maquinaria y se ha valorado aunque el precio importante es el valor emocional que tiene este reloj y este edificio para la ciudad. Todo eso se ha cedido gratuitamente y ahora nos va a corresponder el mantenerlo”.

Una maquinaria que, precisamente, conoce bien José Luis Tomás, su relojero. Como ha explicado, en la actualidad se puede observar prácticamente la maquinaria original del año 1948, cuando se instaló. Como ha reconocido “tiene sus desgastes y sus achaques pero está bien mantenida. Ahora necesita una restauración profunda de sus componentes tanto de lo que es la máquina como del sistema de carillón y ya incluido todo lo que es el campanario con sus siete campanas”.

“El reloj funciona 24 horas al día y, de alguna manera, llega el momento en el que hay que hacer un 'reset' para volver a funcionar”. Creo que este es el momento en que el Ayuntamiento tiene que plantearse cuándo se hace ese 'reset' y cuándo vuelva a funcionar pero siempre manteniendo el reloj igual que cuando se montó en el año 1948“.

Por su parte, el director territorial de Ibercaja en La Rioja, José Ángel Pérez, ha explicado que se ha donado “el torreón, las campanas, el mecanismo del reloj, la sirena y el carillón”. Símbolos que son “patrimonio inmaterial de la ciudad de Logroño y muy querido por todos”. Esta es una muestra del “pasado que hemos tenido Ibercaja. Cerca de 90 años llevamos aquí y también del presente pero, sobre todo, del futuro que tenemos juntos con la ciudad de Logroño”.

El espacio y los bienes que forman parte del torreón tienen se desglosan en: cuarto o torreón en planta ático de 29,69 m2; reloj con su mecanismo; tambor con melodía de carrillón; conjunto de sonería de siete campanas; esferas de fachada; y sirena.

Etiquetas
stats