La portada de mañana
Acceder
Los aliados dejan de señalar a Netanyahu por Gaza pero temen su respuesta a Irán
El PP reduce dos puntos su ventaja sobre el PSOE desde enero y Vox adelanta a Sumar
Opinión - El oasis habita hoy en Euskadi. Por Esther Palomera

Sabor y buena compañía en el concurso de calderetas de San Mateo

Sabor y buena compañía en el concurso de calderetas de San Mateo

Rioja2

0

El concurso de calderetas ha llenado de olor y sabor la Avenida Gonzalo de Berceo de Logroño. Familias, cuadrillas de todas las edades, chefs más veteranos y noveles... los fogones han sido la excusa para juntarse y celebrar las fiestas. Más allá de cada receta, los grupos coinciden el ingrediente para triunfar es el mimo. En total, en la XIV celebración de esta cita han participado 121 grupos.

Sara y Adrian se han apuntado por primera vez al concurso de calderetas, junto a sus amigos. “No se nos da muy bien cocinar”, confiesan. Ha sido las ganas de participar en este acto de San Mateo lo que les ha animado a ponerse el delantal. “Costilla, cebolla, pimiento verde y rojo y las patatas, claro”, enumeran sobre sus ingredientes. “Somos siete, pero se nos irán uniendo más”.

Desde hace “siete u ocho años”, Jesús se presenta al concurso de calderetas. Amigos y familia, todos juntos se sentarán en una mesa para degustar su caldereta, para una veintena de personas. ¿El secreto?: “Cuantas más cosas echas, a más cosas sabe y mucho cariño”, asegura. En concreto, su receta incluye costilla y caracoles. “Por una cosa o por otra lo importante es disfrutar juntos”, cuenta desde detrás de un mostrador adornado con uvas, pimientos y demás productos riojanos, elaboración de las mujeres de la cuadrilla.

Disfrutando en cuadrilla y con unos carteles que rezan 'Mi tierra es La Rioja' y 'Logroño es mi pueblo', Nerea y Luisja, elaboran su caldereta junto al resto de sus amigos. Es la segunda vez que participan ya que, como aseguran la primera experencia fue genial. “Aquí lo primero es almorzar, luego ya...”, asegura entre risas Nerea, señalando a una mesa con embutido y zurracapote. Al concurso se han apuntado siete, pero serán más amigos los que se animen a catar el resultado. “Ilusión y ganas de pasarlo bien, el resto es secundario”, cuentan.

“En esta caldereta pueden comer perfectamente sesenta personas”, apuntan desde otro fogón Eduardo (“alias 'Pita', detalla”) y Carlos (“alias 'Bigotes'”) y Alberto. Una buena caldereta para este grupo de veteranos en el concurso debe llevar “una buena carne, una patata muy buena, para mí una blanca Kennebec, debe quedarse todo muy tierno”, explica mientras Alberto revuelve.

Los peques también se atreven. Y sino que se lo digan a Enzo, de cinco años, que participa junto a su familia en el concurso. “La caldereta debe llevar unas buenas patatas y la carne es cordero”, asegura. “El secreto es tener ganas de hacerla, tener pasión, querer estar aquí con tu familia y amigos y lo demás que salga como quiera”, apunta Pepe. “Haciendo las cosas con cariño y con buenos ingredientes...”, dice en la misma línea Toño. Eso sí: “Siempre tiene que haber un ingrediente secreto que no se cuenta”.

La mesa de Vanesa llama la atención por su decoración. En ella conviven productos riojanos con clásicos de la historia del arte. Toda persona que pasa saca una foto. “Nos hace ilusión ponerlo bonito, darle un poco de color”, cuenta quien en anteriores ocasiones ha ganado el concurso. “Hemos querido unir gastronomía y cultura”. A cargo de dos calderetas, “la preparamos con toda la ilusión para todos los amigos que nos acomapañan”.

Los ganadores

La caldereta ganadora de esta edición ha sido la preparada por el grupo denominado Rancho Comanche, cuyo guiso, a pesar de la gran calidad de las propuestas presentadas, ha destacado por su cuidado proceso de elaboración, los ingredientes utilizados y, en definitiva, el resultado final. El grupo ha sido premiado con una magnum de 5 litros de vino de Bodegas Altanza, una paellera y un jamón.

El premio a la mejor caldereta cocinada por jóvenes menores de 16 años ha recaído en el grupo denominado Los Truskis, que ha recibido una paellera y un jamón.

Finalmente, el galardón a la mejor decoración del puesto, dotado con un estuche de vinos de Bodegas Altanza, un lote de productos riojanos otorgado por la asociación comercial ZOCO y una paellera, ha recaído en el grupo Los Playeros, que no sólo han destacado por los motivos y elementos locales utilizados, sino también por la limpieza y la organización del puesto.

El jurado ha estado compuesto por la concejala de Festejos del Ayuntamiento de Logroño, representantes de los grupos municipales, de la Federación de Asociaciones Vecinales de La Rioja, de la Asociación de la Prensa de La Rioja, del colectivo de Voluntarios de Logroño y representantes de Esmaltaciones La Estrella, Bodegas Altanza y la asociación ZOCO, Zona Oeste Comercial, patrocinadores del concurso.

Una vez concluida la labor del jurado, los participantes han podido compartir su guiso con los invitados que deseasen, hasta las 17:00 horas.

Etiquetas
stats