eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Valenciano, pelear contra nadie

Elena Valenciano se ha prometido ganar las europeas para el PSOE. Como se suele decir coloquialmente, tras confirmarse su candidatura, entró como una moto en campaña. Restó todo protagonismo al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, convocó todo tipo de actos sectoriales y se podría decir que hasta lideró el PSOE.

Aún no había listas, ni candidatura, pero el empuje de Valenciano lo podía todo. No iba a perder un segundo en buscar votos, hacer su discurso y conseguir apoyos.

Así, dio por inaugurada la precampaña con un potente acto en Málaga con la lideresa Susana Díaz. Luego, como corresponde, hizo el siguiente acto electoral en Cataluña con Pere Navarro. Es decir, que cumplió el protocolo de abrir en las dos federaciones más fuertes del PSOE con sus máximos dirigentes territoriales.

Seguir leyendo »

¿Y si al final no hay primarias en el PSOE?

El secretario general del PSOE de Aragón, Javier Lambán, despertó una sonrisa en el Comité Federal del pasado sábado cuando dijo que él ya había hecho "las mejores primarias posibles: las que no se celebran".

El comentario vino a raíz de que, aunque se abrió el proceso, ninguno de los dos aspirantes a ser candidatos por el PSOE a la presidencia de Aragón lograron los avales suficientes para convocar la votación.

La broma, la carcajada y todos los comentarios que se suscitaron a la salida de la reunión sobre esta anécdota sólo vienen a corroborar que a los socialistas les sigue sin gustar mucho este proceso de primarias, a pesar de que presuman del relativo éxito de participación obtenido en Valencia.

Seguir leyendo »

Al PSOE se le atasca la cremallera

El sábado, 15 de marzo, tiene previsto reunirse con carácter extraordinario el Comité Federal del PSOE para aprobar definitivamente la lista completa de su candidatura a las elecciones europeas. Y, aunque ya se conocen muchos nombres que, con seguridad, irán en puestos de salida, aún no se ha podido cerrar completamente porque al PSOE, sobre todo, se le ha atascado la cremallera.

Los socialistas adquirieron en su última Conferencia Política el compromiso de que todas sus listas electorales tenían que estar configuradas como listas cremallera, es decir, si encabezaba una mujer -como ocurre en este caso-, el siguiente de la lista tendrá que ser un hombre, el tercer puesto sería para una mujer, el cuarto un hombre, y, así, sucesivamente.

Y, como suele suceder en muchas ocasiones, lo que es tan fácil escribir y queda tan bonito plasmar en un papel, luego es más complicado llevarlo a la práctica. Sobre todo porque aún queda mucho para alcanzar la igualdad real, no solo sobre el papel sino en las actitudes y el funcionamiento seguramente también de los propios miembros del PSOE. Y ése es el problema con el que se está encontrando ahora la dirección de los socialistas.

Seguir leyendo »

El PSOE, entre la catástrofe y las soluciones

En la dirección del PSOE, desde hace unos meses, está el debate de cómo contrarrestar lo que consideran "el falso discurso" de la recuperación económica que abandera el Gobierno.

Unos apuestan por un discurso catastrofista y, otros, por aportar soluciones en el contexto social que se viene encima, sin entrar en el cuerpo a cuerpo con el PP, para negar datos o disfrazarlos. En esta batalla, el Gobierno siempre gana.

Y más allá de retóricas de argumentario político –"la recuperación no ha llegado a la gente", son "sólo indicadores macroeconómicos"; "el Gobierno ha empobrecido al país de forma alarmante"–, la discusión se centra fundamentalmente en que el verdadero medidor de la recuperación está en las cifras de empleo.

Una tesis que se sostiene en este debate es que el "engaño del PP" en el discurso de la recuperación económica se caerá por su propio peso porque, según se estima, Mariano Rajoy terminará la legislatura con al menos un millón de parados más de los que dejó José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, hay una segunda tesis, que defienden otros dirigentes de la dirección del PSOE, que asegura que es un grave error esa apreciación y que hasta ahora es mayoritaria en el PSOE.

Dicho teoría asegura que, al acabar la legislatura, habrá creación neta de empleo, e incluso con datos significativos y con menos desempleados que en la etapa del anterior Gobierno. "El problema no es ése, se creará empleo, pero ¿qué tipo de empleo?", afirman los que están más en esta segunda línea. Y en la respuesta a esta pregunta va a residir la clave de lo que ocurra en nuestro mercado laboral en los próximos años.

Hasta ahora, numerosos analistas decían que España sólo empieza a crear empleo con un crecimiento por encima del 2,5% o 3%. Ahora ya se habla de que creciendo en torno al 1,5% hay posibilidades realistas de creación neta de puestos de trabajo.

Dicho cambio obedece, entre otras causas, a que este país está ya, y se encamina a pasos agigantados, hacia un mercado de trabajo precario, con sueldos ínfimos y con condiciones laborales leoninas. Se está llegado a decir que incluso tener un trabajo no va a garantizar que se pueda tener una vida digna. Por decirlo de forma más técnica: el trabajo ya no es un factor de inclusión social.

Por ello, la segunda tesis aboga por combatir y plantear propuestas alternativas ante el escenario laboral que, en su opinión, se avecina en España, más que entrar en la guerra de cifras de desempleados o en hacer lecturas parciales de los datos mensuales del INEM.

En lo que hay acuerdo es en que todo pasa por "reconstruir" las relaciones laborales y el marcado de trabajo que dinamitó la reforma laboral del PP.

Sin dar ese paso, y de forma urgente, este país se encamina a una sociedad donde desaparecerá la clase media –que ha sido clave en la prosperidad de España en los últimos 35 años–, y donde habrá una élite con mucho dinero y poder, y una amplísima clase baja o muy baja, incluso teniendo empleo.

Seguir leyendo »

Tras el anodino debate siguen las incógnitas políticas

El debate del estado de la nación ha pasado con más pena que gloria. Poco ha aportado a los ciudadanos. Mariano Rajoy cree que la bajada de la prima de riesgo emociona, y Alfredo Pérez Rubalcaba piensa que emocionan más los casi seis millones de parados que aún hay en este país. Unos tirando de macroeconomía y otros de micro.

El presidente estuvo triunfalista en exceso para colocar su mensaje de la recuperación económica. El líder de la oposición fue más contundente que en el anterior envite, lo que le permitió salir airoso y salvar los muebles ante los suyos. Cayo Lara hizo un buen discurso, aunque mal interpretado, y es que la tribuna no es lo suyo. Josep Antoni Duran Lleida ya huele a naftalina del Palace y Rosa Díez se fue feliz porque ve que sigue poniendo de los nervios a Rajoy y eso le da protagonismo. El resto de las formaciones políticas tuvieron sus momentos de gloria y jugaron el papel que les correspondía.

Pero todo fue anodino, esperado, previsible. Incluso para los periodistas que, en el afán de aportar temas sobre el debate, recibían por respuesta de sus jefes: "Por favor, no aburramos más a los lectores con esto". Y, por una vez, los jefes tenían razón.

Seguir leyendo »

25 años Rajoy, 21 años Rubalcaba

Muy poco expectación, por no decir nula, está despertando la celebración del Debate sobre el estado de la Nación que se celebra la próxima semana en el Congreso de los Diputados.

Seguir leyendo »

Las elecciones europeas del PSOE

Desde siempre las elecciones europeas se han utilizado como un termómetro –un tanto inútil y casi siempre fallido– para medir los apoyos que tiene el Gobierno de turno. En España y en toda Europa. Pero pocas veces un partido político ha presentado abiertamente estos comicios como unas auténticas "elecciones generales", tal y como hizo este lunes la candidata socialista, Elena Valenciano, ante los secretarios provinciales de su partido.

En un discurso inicial antes de la reunión, la candidata no tuvo reparos en reconocer que los próximos comicios europeos del 25 de mayo "nos los tenemos que tomar como si fueran unas elecciones generales, y así se los toma la dirección, el partido, y yo", afirmó.

Seguir leyendo »

El PSOE y su inmensa capacidad para meterse en líos

52 Comentarios

Los socialistas llevaban una temporada muy tranquilos. Les salió razonablemente bien la Conferencia Política de noviembre, se pactó con no demasiadas tensiones el calendario de primarias como quería la dirección y querían los barones, y nombraron por unanimidad y sin revuelo a su candidata para las próximas elecciones europeas, más allá de las interpretaciones políticas de que dicha designación pueda significar el adiós de Alfredo Pérez Rubalcaba... o no.

Desde la celebración del 38º Congreso Federal del PSOE, en febrero de 2012, Rubalcaba no había tenido una etapa con menos sobresaltos internos y externos. Incluso, ya ha visto algunas encuestas que dan a los socialistas como el partido más votado en las elecciones europeas. La hoja de ruta, hasta entonces, estaba clara: volcarse en la campaña electoral y no descuidar la oposición en el Congreso.

Pero a los socialistas parece que les gusta pisar todos los charcos y, si no los hay, ya se los buscan ellos solos. Porque resultad difícil entender, a todos los niveles, que sin venir a cuento este miércoles se lanzaran a plantear una moción de censura contra el Gobierno del PP en Navarra, en la que obligatoriamente tienen que contar con los votos de Bildu.

Seguir leyendo »

¡Y 53 días después, vuelve el Congreso!

Todo tiene su explicación. Los periodos legislativos parlamentarios van de febrero a junio, y de septiembre a diciembre. Según los veteranos del Congreso, se legisló así por dos motivos: uno, porque las comisiones tienen que ultimar los temas que vayan a los plenos y necesitan tiempo. El otro argumento es que los diputados son elegidos por circunscripciones provinciales y deben "hacer territorio" en estos periodos de vacacionales parlamentarias.

Se puso un parche en la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, que obligaba a celebrar un pleno de carácter ordinario y con sesión de control incluida los meses de enero y julio. Además de las correspondientes Diputaciones Permanentes y las comisiones que se convocaran. Pero, todo ello, en un periodo no legislativo.

Salvo ese trámite, que fue el pleno que se celebró en enero, todo quedó igual que desde que empezó el periodo democrático en este país. Puede haber un diputado, o más de uno, que cobrando su sueldo íntegro en estos dos meses sólo haya asistido a dicho pleno en estos 53 días, lo que supone que desde el último del anterior periodo de sesiones (19 diciembre de 2013) no tengan que volver hasta este marte (11 de febrero). Dos días, no menos de 7.500 euros en este periodo (y no quiero hacer demagogia), son los datos.

Ese diputado que lleva casi dos meses sin aparecer -menos dos días- porque no es de la Diputación Permanente, ha tenido la suerte de que no le toque su comisión y, posiblemente, estará "haciendo territorio". Pero eso no lo entienden los ciudadanos.

Jesús Posada, como antes lo intentó Federico Trillo, Luisa Fernanda Rudi, Manuel Marín o hasta el mismísmo José Bono quiere volver a intentar cambiar el reglamento del Congreso para paliar disparates como el actual. La experiencia es que todos los presidentes de la Cámara Baja  se lo proponen, y todos fracasan.

Espero que Posada lo logre. No es de recibo que casi dos meses después 350 diputados cobren su sueldo por dos días, diez o veinte -entre los más trabajadores- pasándose por el Congreso de vez en cuando. Apuesto a que ninguno ha ido más, salvo para trabajar en su despacho con más comodidad.

La clase política es como la periodística, la abogacía, los arquitectos o los ceramistas. Hay de todo. Yo no quiero denigrarla. En todas hay caraduras, vagos, trabajadores, gente que se lo cree, que lucha por sus ideas, que pelea por los demás. Pero dos meses de vacaciones pagadas en pleno invierno, no son de recibo. Hay que cambiarlo. Más de 53 días al sol, y cobrando, no se entiende.

Seguir leyendo »

A menos ayuda al desarrollo, más inmigrantes

La ecuación es clara. A menos ayudas a la Cooperación Internacional al Desarrollo, más avalancha de inmigrantes. Se está viendo en estos últimos meses en el Estrecho o en Lampedusa, tras varios años en los que los gobiernos europeos, con el permanente pretexto de la crisis económica, decidieron que lo más cómodo, con menor coste electoral y más fácil de hacer era recortar drásticamente la ayuda al desarrollo.

El error de esta decisión es de un coste incalculable, fundamentalmente, en vidas humanas. El Estrecho hace ya mucho tiempo que es el mayor cementerio de Europa, pero cada semana sigue teniendo nuevos inquilinos, sin que parezca que preocupe demasiado a los responsables políticos.

El Gobierno de España, una vez más, vuelve a liderar a nivel mundial estos recortes. En sus primeros Presupuestos de 2012 redujo esta ayuda un 65%, pasando de los 1.978 millones de 2011 a 638 millones de euros. Y, en los siguientes, hubo otro hachazo del 23,1%, reduciendo otros 157 millones de euros más. La partida actual es insignificante.

Seguir leyendo »