Almeida instalará 100 cámaras en la M-30 para controlar que los coches más contaminantes no entran al centro

Tramo de la autopista de la M30 durante la desescalada por el Covid-19

EFE

0

El Ayuntamiento de Madrid instalará el próximo año cien cámaras en la M-30 para controlar la entrada a la almendra central de los vehículos sin etiqueta ambiental, que salvo en el caso de los residentes tendrán prohibido el acceso y circulación dentro de esta vía desde el 1 de enero de 2022, como está previsto.

Según ha publicado este lunes ABC y han confirmado a Efe fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad, el proyecto de presupuestos del Ayuntamiento para 2021 contempla una partida de 3,8 millones de euros dirigida a la instalación de este sistema de videovigilancia.

El Consistorio planea la progresiva eliminación de los vehículos más contaminantes, aquellos sin distintivo ambiental, los de gasolina anteriores al 2000 y los de diésel previos al 2006. A partir del 1 de enero de 2023, los coches sin etiqueta de no residentes de Madrid tampoco podrán circular por la propia M-30. En 2024 sólo los vecinos podrán usar estos coches en la capital, que quedarán desechados en todos los casos en 2025.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha añadido en la comisión del ramo celebrada este lunes que en los próximos meses se instalarán otras 25 cámaras en la nueva zona de bajas emisiones de Plaza Elíptica. De este modo, el Ayuntamiento espera "poder controlar de una manera efectiva la restricción de acceso a esa zona", que estará delimitada por la A-42, entre la avenida de los Poblados y la M-30, y donde no podrán circular turismos ni vehículos de distribución de mercancías sin etiqueta ambiental, salvo en el caso de residentes.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2020 - 13:58 h

Descubre nuestras apps

stats