Sanidad no autoriza que Ayuso eche mano de Telepizza y Rodilla para los menús de los escolares con beca de comedor

La presidenta anuncia la medida en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa no ha autorizado los planes de la Comunidad de Madrid de recurrir a las cadenas de comida rápida Telepizza y Rodilla para garantizar los menús escolares de los menores más vulnerables durante el estado de alarma por el coronavirus. Es decir, a los que tenían un precio reducido en los comedores por ser sus padres beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción (RMI). Unos 11.500 alumnos.

La suspensión de clases envía al paro temporalmente a las trabajadoras de guarderías, comedores escolares y rutas

La suspensión de clases envía al paro temporalmente a las trabajadoras de guarderías, comedores escolares y rutas

Sanidad, que tiene todas las competencias en materia de salud pública durante el estado de alarma, ha denegado la propuesta del Gobierno madrileño al tratarse "de comida poco saludable", aseguran a eldiario.es fuentes del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso. Desde el Gobierno regional aseguran que el compromiso con la cadena Telepizza era que "solo hubiera pizza un día a la semana".

La presidenta madrileña había anunciado el plan de su gobierno de recurrir a estas cadenas de comida basura para suplir las becas comedor de los más vulnerables, después de que el pasado miércoles el Ejecutivo de Ayuso decidiera rescindir los contratos de los servicios privatizados de los centros, que prestan empresas externas. Los afectados directos fueron los empleados de las contratas de comedores escolares, transporte o intérpretes de lengua de signos, que fueron despedidos a través de Expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs).

Una vez suspendidos los contratos de los servicios de comedor, los alumnos con menos recursos podían verse gravemente perjudicados, ya que en la mayoría de los casos, el menú que reciben en los comedores escolares es su única alimentación equilibrada del día. Para paliar esto, la Consejería de Educación que dirige Enrique Ossorio, había recurrido a una cadena de comida rápida Telepizza según ha anunciado el propio consejero y la presidenta regional a través de sus cuentas de Twitter.

"La Consejería de Educación ha organizado un dispositivo para que, a partir de mañana, los 11.500 alumnos que tenían precio reducido de comedor por percibir la RMI, puedan recoger su comida en los locales de Telepizza. Informaremos en cuanto nos autorice el Ministerio de Sanidad", exponía la presidenta regional.

Horas después, la presidenta regional, otra vez a través de su cuenta de twitter, anunciaba que la cadena de sandwiches Rodilla se unía a una iniciativa de la que se desconocían los detalles. "Buenas noticias: Rodilla también se une a la iniciativa de la Consejería de Educación para que 11.500 alumnos puedan recoger sus comidas en los establecimientos", ha celebrado Ayuso.

"Hemos pedido al Ministerio de Sanidad que nos autorice para poder ofrecer un menú a los casi 12.000 alumnos que tienen precio reducido de comedor por ser sus padres perceptores de la RMI. Ya lo tenemos todo preparado con Telepizza para ponerlo en marcha", aseguraba minutos después el consejero en la misma red social.

Desde el Gobierno regional se muestran molestos por la decisión de Sanidad, reconoce un portavoz, ya que, según defienden, el convenio al que había llegado el Ejecutivo de Ayuso con Telepizza, por ejemplo, solo incluía pizza "un día a la semana". No ha sido hasta la negativa del Ministerio, que desde la administración autonómica han informado de los detalles del convenio. Antes, se habían negado a hacerlo a preguntas de este diario, pese al anuncio de la presidenta en redes sociales con la consecuente publicidad a la marca. Tampoco han detallado si tenía algún coste para las arcas madrileñas.

El Ejecutivo madrileño asegura que el Ministerio de Sanidad tampoco ha autorizado la aplicación móvil anunciada por Ayuso para atender a posibles casos de coronavirus. Según explica un portavoz autonómico, el departamento que dirige Illa prepara su propia aplicación y ha impedido que se desarrolle la de la Comunidad de Madrid.

La presidenta regional ha salido al paso de las críticas por recurrir a Telepizza y Rodilla asegurando que ni los ayuntamientos ni la hostelería ni las empresas de distribución "pueden hacer llegar 11.500 comidas (menús variados) cada día a los escolares". Desde el Gobierno regional aseguran que se estudiaron múltiples opciones y que esta fue la que mejor garantizaba el acceso de la comida a los menores.

Despidos tras el cierre de colegios

Los centros educativos madrileños de todos los niveles cesaron el pasado miércoles su actividad lectiva. La medida, tomada en el marco de un escenario de "contención reforzada" para frenar la transmisión del coronavirus, estará vigente hasta el próximo 25 de marzo, aunque la suspensión puede prorrogarse. La anulación de los contratos afecta a este mismo periodo.

"Dada la situacion de emergencia y la resolución de Sanidad de suspender las clases nos hemos visto obligados a tomar esta decisión de suspensión de contratos de forma temporal", aseguró un portavoz de la Consejería de Educación, que defendió que decretaron la medida porque los servicios dependen de la presencia de los alumnos en las aulas y en cumplimiento de la ley de contratación de las admistraciones públicas.

La Comunidad de Madrid aseguró que estaba preocupada por si los trabajadores se quedaban sin empleo en estas semanas pero se lavaba las manos señalando que su contrato es con las empresas intermediarias que prestan los servicios.

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2020 - 19:49 h

Descubre nuestras apps

stats