El Gobierno de Ayuso pide a Sanidad que "reconsidere" el cierre de Madrid porque los datos epidemiológicos "han mejorado"

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero

La Comunidad de Madrid ha solicitado este martes al Ministerio de Sanidad que "reconsidere" la orden impuesta la semana pasada que ha supuesto el cierre perimetral de la ciudad de Madrid y otros nueve municipios de la región. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que los datos están "mejorando" gracias a las medidas previas de restricción de la movilidad por zonas básicas de salud que impuso el Gobierno autonómico y pide volver a ese modelo.

Los cierres en Castilla y León y la negativa de las comunidades a acudir a los tribunales dejan solos a Casado y Ayuso en su guerra contra el Gobierno

Los cierres en Castilla y León y la negativa de las comunidades a acudir a los tribunales dejan solos a Casado y Ayuso en su guerra contra el Gobierno

"La Comunidad tiene un plan y este plan, lo digo con la máxima humildad, funciona", ha dicho Escudero en una rueda de prensa tras la reunión bilateral Covid-19 que mantiene el Gobierno regional cada martes con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias. “Hemos pedido a Illa que reconsidere la orden impuesta la pasada semana”, ha insistido el consejero madrileño.

El responsable de Sanidad también ha reprochado que desde el Gobierno central se pongan en duda las cifras de Madrid, tras una bajada brusca de casos en la región –de más de 700 casos por 100.000 habitantes el viernes a menos de 600 el lunes–. "El Gobierno regional no va a permitir que esta información se ponga en duda, así se lo he hecho saber", ha asegurado el consejero. Ruiz Escudero ha lamentado que se hayan cuestionado las cifras porque eso supone “cuestionar los datos del personal sanitario”. "Solicitamos el máximo por los profesionales de la Dirección de Salud Pública y del Sermas, tan capacitados y tan preparados como los técnicos del Ministerio", ha declarado en rueda de prensa, tras exponerlo en la reunión mantenida por el Grupo Covid-19.

“Cuando los datos de Madrid eran buenos en julio, era sospechoso. Empeoraron y fueron creíbles hasta ahora que vuelven a mejorar. Y en lugar de la responsabilidad se opta por el mensaje del miedo con Madrid”, había escrito Isabel Díaz Ayuso en Twitter sobre las dos de la tarde, a la hora en el que tenía que comenzar la reunión de seguimiento de la pandemia del Grupo Covid-19, formado por el Gobierno central y la Comunidad.

En cuanto a esta polémica, desde el Ministerio rebajan el tono que utilizó el consejero Escudero y se remiten a las declaraciones de ayer del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, de tomar los datos "con cautela". "Si algo nos ha enseñado la pandemia es que hay que ir con precaución a la hora de valorar porque las situaciones evolucionan de una manera muy rápida", explican fuentes sanitarias. 

El consejero madrileño ha dado cifras de esa "mejoría" de las que el Gobierno regional alardea los últimos días y que achaca al cierre de 45 zonas básicas de la región, medidas aprobadas por el Ejecutivo de Ayuso hace dos semanas. El consejero de Sanidad ha asegurado que la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en 14 días ha descendido a 598 casos, frente a los 813 contagios que se registraban el 21 de septiembre. Estos datos, sin embargo, no coinciden con los facilitados este martes por el Ministerio de Sanidad, que sitúa ese dato en 710 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La directora general de Salud Pública, Elena Andradas, no ha sabido explicar la diferencia en los datos entre una y otra administración.

Asimismo, Escudero ha indicado que entre el 14 y 20 de septiembre se registraron 28.969 casos, entre el 21 y 27 fueron 23.096 y en la última semana, que cerró el 4 de octubre, fueron 16.770. "Un descenso del 42% en los últimos 15 días", ha remarcado.

También a fecha de 5 de octubre, Escudero ha indicado que en nueve distritos de Madrid capital (Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, Ciudad Lineal y Hortaleza) han bajado los casos por debajo de 500 por cada 100.000 habitantes. De la misma manera, los municipios de Alcalá de Henares, Alcorcón, Móstoles y Torrejón de Ardoz también han descendido por debajo de 500 los casos. Además, en el Informe Epidemiológico Vigilancia COVID-19, que se cierra con datos del domingo, 4 de octubre, los municipios de Alcorcón y Torrejón de Ardoz y los distritos de Ciudad Lineal, Retiro y Salamanca no habían rebajado aún el umbral de los 500 casos por 100.000 habitantes.

Por todo ello, el consejero ha adelantado que pedirán a Sanidad que decaigan las medidas que se han tomado en los municipios en los que la incidencia acumulada haya bajado de 500. Pero en Sanidad recuerdan que ese procedimiento no es automático. En cualquier caso, tanto Simón como Illa han dejado claro públicamente que el objetivo no debe ser situarse por debajo de 500 sino llegar a incidencias no preocupantes, por debajo de 50.

La orden aprobada con el voto del 70% de los miembros del Consejo Interterritorial indica que las medidas se aplican cuando un territorio tiene "una incidencia de 500 casos por 100.000 habitantes hasta cinco días antes de la fecha de valoración". Luego, cada comunidad autónoma "evaluará semanalmente" la situación, y se valorará una reducción de los valores "suficiente", teniendo en cuenta los "factores de corrección que pudieran afectar". Es decir, las medidas tendrían que estar en vigor el tiempo necesario para poder comprobar una tendencia clara a la baja en los indicadores que garanticen que el territorio se encamina claramente al control de la pandemia. El objetivo es, recuerdan, evitar una desestabilización del sistema sanitario, como ocurrió durante la primera ola.

Se retoman las reuniones bilaterales

La rueda de prensa de Escudero junto a Andradas y el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, se producía después de la reunión mantenida este martes con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la de Política Territorial, Carolina Darias, en la que también participa el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en el marco del ‘Grupo COVID-19’, que crearon hace dos semanas para coordinar el control de la transmisión en la región.

Es la primera reunión que se produce entre las partes después de que el viernes la Comunidad llevase a cabo el cierre de diez ciudades madrileñas que decretó Sanidad, a pesar de que el gobierno regional se oponía a las restricciones que ha llevado a los tribunales. De este encuentro ha salido el emplazamiento a “establecer un mecanismo técnico diario de análisis” de la situación. Desde Sanidad remarcan que no hubo malos tonos durante la reunión y que la voluntad de colaboración ha marcado el encuentro. En cuanto a la colaboración de la que se habló en la reunión, se ha centrado en hacer un seguimiento "más exhaustivo y directo" de la evolución de la pandemia en Madrid. Los técnicos de ambas administraciones llevan meses trabajando casi a diario, pero se buscará de alguna manera "estrechar ese trabajo de revisión". 

La Comunidad de Madrid ha notificado este martes 2.645 casos nuevos de coronavirus, de los que 1.220 se asignan a las últimas 24 horas y el resto a días anteriores, y 45 fallecidos en hospitales, según el informe de la situación epidemiológica de este martes, con datos a cierre del día anterior. El minsitro Salvador Illa ha reiterado esta tarde en el Senado que "la preocupación principal" en estos momentos sigue siendo "la Comunidad de Madrid”.

Etiquetas
Publicado el
6 de octubre de 2020 - 19:59 h

Descubre nuestras apps

stats