Madrid arranca una legislatura de dos años con mayoría de PP y Vox y Más Madrid al frente de la oposición

La líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, e Isabel Díaz Ayuso.

Un mes después del adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, la XII legislatura echa a andar este martes en la Asamblea regional con la constitución de la Cámara, que supone el pistoletazo de salida para un mandato que apenas durará dos años. El adelanto de los comicios, que Isabel Díaz Ayuso decidió el pasado 10 de marzo como presidenta regional, ha dibujado un escenario político completamente diferente al de 2019, con la desaparición de Ciudadanos del parlamento autonómico como principal consecuencia. Aunque no es la única. El PP vuelve a tener una holgada mayoría con 65 escaños pero necesita más que antes a Vox para gobernar y sacar adelante sus iniciativas. Por el lado de la izquierda madrileña, a Más Madrid le corresponde por primera vez liderar la oposición tras 25 años con el PSOE al frente.

Ayuso confirmaba este domingo con la propuesta de María Eugenia Carballero para presidir el parlamento regional, que el PP volverá a tener el poder de la Cámara tras dos años de presidencia de Ciudadanos, con quienes los populares llegaron a un acuerdo para investir a la candidata del PP hace dos años e impedir también que recayera en el PSOE, que había ganado las elecciones. Solo unos días después de los comicios del 4M, Vox pidió ostentar ese cargo tras anunciar que apoyaría sin condiciones a la candidata del PP, pero la presidenta madrileña ya avisó de que era un precio alto a cambio de los cuatro escaños que necesita de la formación de extrema derecha.

Los populares han negociado las últimas semanas la investidura con la formación de Santiago Abascal y en parte de ese acuerdo está la cesión de puestos en la Mesa de la Asamblea, lo que supone más poder y recursos para el grupo parlamentario de Vox que obtuvo 13 escaños y se colocó como cuarta fuerza. Ayuso, sin embargo, ha blindado la Presidencia con una persona de su máxima confianza, tras sacar a Carballedo de su Gabinete donde ocupaba la Consejería de Presidencia. Una manera de evitar los problemas de la pasada legislatura, cuando Ciudadanos en alguna ocasión complicó la vida parlamentaria del PP. De esta forma, Ayuso se asegura el control de la Mesa y se quita a una de las consejeras que estaban en la cuerda floja por algún desencuentro en la gestión del Gobierno.

La incógnita está en cómo quedarán el resto de puestos de la Mesa, siete en total, por cuyas manos pasan decisiones trascendentales para la Cámara madrileña como la calificación de las preguntas parlamentarias, la aprobación de las comisiones de investigación o algunas peticiones de información de los diputados. Previsiblemente, la derecha formada por PP y Vox se garantizará la mayoría. Este lunes, contra todo pronóstico y a 24 horas de que se configure la Cámara, la formación de extrema derecha pedía una reducción de los diputados a la mitad para sellar un acuerdo con el PP.

La líder de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, trasladaba que ofrecerán sus votos al PP para conformar la Mesa de la Asamblea si reducen el número de diputados de 136 a 69, y defendía que la formación ultraconservadora prefiere esto a los distintos puestos que dice que les han ofrecido.

La izquierda

En el lado de la izquierda, Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos-IU también han estado negociando una estrategia conjunta estos últimos días para la votación que es secreta. Más Madrid podría optar a dos puestos y asegura que su objetivo es hacerse con la Vicepresidencia, esencial por el hecho de que es el miembro que suele sustituir al presidente en los plenos y que ocuparía el cargo en caso de ausencia o indisposición. En Unidas Podemos, sin embargo, aspiran a que el acuerdo de las izquierdas le otorgue también un puesto en la Mesa. Este martes se conocerá también quién ocupa la portavocía de la formación tras la salida de Isa Serra, que abandonada el cargo este lunes, después de que él cabeza de la lista en los comicios, Pablo Iglesias, dimitiera de todos sus cargos y abandonase la política.

Otra de las cuestiones que se decidirán tras la composición de la Mesa es el lugar que ocupará cada partido en el hemiciclo. Tras situarse como principal partido de la izquierda, Más Madrid aspira a ocupar el lugar corresponde al líder de la oposición –frente a la bancada del Gobierno–. para colocar a Mónica García cara a cara con Isabel Díaz Ayuso en las sesiones de control.

El PP intentó negociar con el PSOE mantener a los socialistas en esa posición, aseguran fuentes del grupo parlamentario, algo que fue rechazado por la formación que ya lidera la nueva portavoz en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, tras la salida de Ángel Gabilondo por cosechar los peores resultados de la historia del PSOE en la Asamblea. "Nosotros estaremos donde nos permitan los escaños y votos que hemos adquirido, nos sentaremos donde nos pertenece", aseguró este lunes Jalloul en una entrevista en elDiario.es zanjando la polémica.

Votaciones secretas

Durante la sesión, los 136 diputados electos de la Asamblea deberán elegir en primer lugar al décimo primer presidente del Parlamento autonómico. Cada diputado escribirá un solo nombre en una papeleta y resultará elegido quien obtenga el voto de la mayoría absoluta. Si nadie consigue la mayoría absoluta, se realizará una nueva votación entre los dos que hayan alcanzado mayor número de votos y resultará elegido quien logre más sufragios.

A continuación, se elegirán las tres vicepresidencias. Se hará en una votación simultánea, en la que cada diputado escribirá un solo nombre en la papeleta correspondiente y resultarán elegidos, por orden sucesivo, los tres diputados que obtengan mayor número de votos.

Las secretarías serán elegidas en dos votaciones sucesivas. En la primera, se decidirán la Secretaría Primera y la Segunda. Cada diputado escribirá un solo nombre y resultarán elegidos, de forma sucesiva, los dos diputados que obtengan más votos. La Secretaría Tercera será elegida en otra votación, en la que cada diputado escribirá un solo nombre, y resultará elegido quien consiga mayor número de votos. Cuando la Mesa esté constituida, los diputados deberán prometer o jurar el cargo.

Con la Asamblea constituciones y las elecciones ya en el horizonte de 2023, Ayuso aspira a ser investida presidenta el 18 de junio, tomar posesión el 19, y anunciar el nombre de sus consejeros el 21 de junio. Atrás queda una legislatura en la que la dirigente del PP no ha sido capaz de aprobar unos presupuestos, y solo sacó adelante una reforma legislatura, la del Suelo, actualmente recurrida ante el Tribunal Constitucional.

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2021 - 22:20 h

Descubre nuestras apps

stats