Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
EH Bildu acaricia la victoria en Euskadi y pone en peligro la actual mayoría absoluta
La imputación de Rocha enreda aún más el rumbo de una Federación de Fútbol
Opinión - Jesús Cintora: 'El precio de la verdad'. Por Rosa María Artal

El misterio del Lamborghini turquesa precintado en plena calle de Madrid por no pagar a Hacienda

Un vecino observa el Lamborghini Huracán precintado cerca de Cuzco, en Madrid.

Diego Alonso Peña

21

La mañana transcurre con normalidad en el Paseo de la Castellana de Madrid. Los taxis, autobuses y vehículos comunes no tardan en inundar las calles, al igual que los trabajadores y vecinos de la zona. Sin embargo, a la altura de Cuzco, un Lamborghini color azul turquesa estacionado ligeramente sobre la acera desentona en la que parecía una jornada corriente. En su puerta se halla colocado el cartel de la Policía Municipal de Madrid que daría inicio al misterio y en el que se puede leer con total nitidez: “Vehículo precintado”.

“No estaba aquí cuando sucedió, pero según me han comentado mis compañeros tres coches patrulla detuvieron al vehículo, indicaron al conductor que bajase y lo precintaron”, explica uno de los obreros que trabaja en el edificio más próximo al automóvil. “Lleva aquí toda esta semana, pero supongo que en algún momento vendrá la grúa para llevárselo al depósito, si está embargado es eso o que el dueño pague lo que debe”, concluye. Efectivamente el coche fue precintado el lunes a las 17:15 y, desde entonces, se ha convertido en un canto de sirenas para niños y curiosos de todo el vecindario que se acercan a descubrir el misterio de una de las atracciones más llamativas de la zona.

Los comentarios sobre el mismo tampoco tardaron en llegar. “Mira que el color es hortera”, “es un poco absurdo tener ese coche si no puedes pagarlo”, “tiene que ser rápido”... Los camareros de Josepan, una cafetería muy concurrida, deshilan la situación vivida durante la semana. “Desde que esta ahí muchos son los que se paran a echar un vistazo, decenas de niños se han hecho fotos con él y si hubiese un cartel de publicidad en vez de un embargo sería la campaña más exitosa de una de las calles más importantes de la capital”, reseñan entre risas, cafés y bollería. Pese a ello, junto a todos los cotilleos, especulaciones y fotografías, se encuentra inmersa la misma incógnita: ¿de quién será el Lamborghini Huracán valorado en torno a los 300.000 euros?

Uno de los vecinos le explica a su pareja que un amigo suyo aseguró que pertenecía a un ruso multimillonario. “A mí lo que me han comentado es que cuando bajó del Lambo el piloto en cuestión tenía acento del este por lo que supongo que sería ruso o algún país de esos”, comenta, mientras señala la frase del cartel que advierte de que cualquier persona que vulnere el precinto incurrirá en las responsabilidades a que hubiere lugar en derecho. “Creo que si pudiera llevármelo y lo vendiese saldaría con creces la multa”, exclama, entre carcajadas.

La teoría más sólida que recorría el distrito es que el coche era propiedad del famoso jugador del Real Madrid, Vinicius Jr. No era de extrañar que esta pieza se encontrase en su colección de automóviles. Incluso por las redes sociales circulan vídeos donde se afirma que el futbolista conduce un vehículo exactamente igual. Además, el lugar no se encuentra lejos del Santiago Bernabéu, estadio en el que disputa los partidos el equipo merengue.

El misterio del Lamborghini Huracán con llantas doradas crecía a la par que su leyenda. ¿Qué habría pasado para que alguien se pudiese permitir semejante vehículo de alta gama y tiempo después se lo embargase la Policía Municipal? ¿A quién pertenecía? ¿Cuánto tiempo se quedará ahí estacionado? ¿Se pagaría la multa o luciría como una obra de coleccionista en el depósito? Los días transcurren ante la atenta mirada del vecindario que espera con ansia un nuevo episodio de la serie de moda.

Un 'sintecho' de la zona posee la información más cercana a la realidad. Porta una prótesis en la pierna y junto a un vaso de cartón pide limosna a las personas que surcan el Paseo de la Castellana, además de recomendar las cafeterías más baratas de la zona. Desde hace semanas se encuentra en un parque cercano al automóvil. “Hoy el asunto está más relajado, pero a mediados de semana no sabes la cantidad de gente que vino a hacerse fotos, que entiendo que es un coche caro, pero no sé, no deja de ser eso: un coche”, comenta perplejo ante el comportamiento de los transeúntes. “No sé de quién es el auto, por aquí se dice de todo y la mayoría no tiene ni idea, ahora bien, yo aseguraría que era de un chino”, explica, señalando que muchos ciudadanos originarios de China viven por el distrito y poseen grandes fortunas.

Según ha podido saber elDiario.es, que ha cotejado la matrícula, el vehículo no pertenece a Vinicius, ni a un ruso como se especuló, sino a Toro Alistar S.L., una empresa de Luis Xia, un ciudadano de origen chino dueño de Toro Burger, una cadena de alimentación especializada en hamburguesas que tiene locales por Madrid, Marbella, Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia o Salamanca, entre otras.

Tras la adquisición de la empresa en 2020, año de la pandemia, su situación económica se encuentra en estado frágil y, pese a que la compañía no ha querido comentar la situación del vehículo, el Ayuntamiento de Madrid precintó el automóvil por orden de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) el pasado lunes tras observar que no se habían realizado los pagos correspondientes a Hacienda. Fuentes del Gobierno central confirman a Somos Madrid que la empresa actualmente tiene deudas con la Seguridad Social en varias provincias, motivo por el que fue inmovilizado y retenido el vehículo.

Al menos hasta este fin de semana el vehículo de lujo seguía estacionado en el mismo lugar por el impago de las deudas y muchos son los ciudadanos que todavía se quedan perplejos al verlo. Mientras tanto, el qué sucederá en los próximos días con el Lamborghini Huracán azul turquesa con llantas doradas es el nuevo misterio. Todo apunta a que, o se paga lo que se debe, o el automóvil pasará sus próximos días en el depósito.

Etiquetas
stats