San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma

Centro rectifica y mira a 2019 para aprobar los recintos feriales y escenarios definitivos de las fiestas de agosto

Imagen de archivo de las fiestas de San Cayetano

En el pleno de la Junta Municipal del distrito Centro del pasado mes de marzo se aprobaron provisionalmente los recintos feriales de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma para el año 2022 que, tras el pertinente período de información pública, iban a convertirse en definitivos de no haber reclamaciones en su contra. Ese supuesto no se cumplió y los planes municipales sobre dichos recintos recibieron hasta 46 alegaciones; no gustaron ni a grupos políticos ni a vecinos ni a comerciantes. En el nuevo pleno de la Junta, que se celebra este miércoles, toca retomar el tema.

Urge tener ya definidos los escenarios de los festejos de agosto en el distrito y los responsables de Centro tratarán de que se aprueben de forma definitiva sometiendo a votación una propuesta bien distinta a la de marzo. “Las alegaciones recibidas van a permitir modificar unos recintos que eran de mínimos”, afirman desde la Junta en declaraciones a Somos Lavapiés y anticipan: “Nuestra voluntad es volver al recinto ferial de 2019”.

Sobre la propuesta fallida comentan: “La Junta Municipal de Centro empezó a trabajar en la preparación del recinto ferial de las fiestas 2022 en diciembre de 2021. Se trabajó en dos contratos, uno de escenarios y actuaciones musicales y el otro de recinto, para evitar que una posible ola de covid pudiera dejar al distrito sin fiestas y así mantener al menos la música como se hizo año pasado”.

Sea como fuere, para cuando se tuvo que votar por primera vez el plan ya había quedado obsoleto, entre otras cosas porque la situación de la pandemia cuando se fraguó nada tenía que ver con la que había en abril ni con la que se prevé que haya el próximo agosto, cuando se celebren los festejos.

Todos descontentos

La mayoría de las alegaciones en contra de aquel plan, presentadas durante el mes de abril por asociaciones de vecinos, asociaciones de comerciantes, colectivos vecinales y personas y comercios individuales iban en la misma dirección: pedían una vuelta a los recintos feriales de 2019. Centro parece haberlas escuchado y querer rectificar, aunque están pendientes múltiples matices y concreciones.

El plan que ahora se modificará presentaba cambios significativos en la delimitación y ubicación de los recintos feriales de cada una de las fiestas de agosto en comparación con los de antes de la pandemia. Otro asunto que generó polémica desde que se conoció aquella propuesta municipal de las áreas festivas fue el hecho de que los escenarios de las actuaciones musicales quedaban fuera de los recintos feriales. Además, el diseño de estos espacios, en zonas sin bares, imposibilitaba a los comercios de hostelería de las zonas de influencia de cada una de las fiestas sacar barras a las calles: la ley antibotellón que prohíbe beber alcohol en la vía pública sólo queda suspendida excepcionalmente dentro de los límites de los recintos feriales.

Ahora, la renovada propuesta que trata de sacar adelante el distrito contempla unos recintos feriales mucho más grandes, incluye en ellos los escenarios de los conciertos previstos y abre la puerta a que muchos de los comercios de hostelería de sus áreas de influencia puedan instalar “barras exteriores con música” y vender alcohol para llevar durante las fiestas.

Para Óscar Lucas, presidente de la asociación de empresarios de La Latina (ADELA), esta cuestión es vital. Desde su asociación habían “exigido” al distrito volver a las condiciones de 2019. “Para los comerciantes las fiestas de agosto son el único pulmón que tenemos en verano. Los hosteleros que no tenemos terraza, la mayoría, entramos en época muy baja. Llevo trabajando en agosto 15 años y lo que pedimos es que nos dejen seguir haciéndolo”. Representantes hosteleros del área de Cascorro comparten opinión con Lucas, mientras que para los de la zona de la calle Argumosa, calle tradicionalmente festiva en San Lorenzo y que había quedado excluida del recinto ferial en la primera propuesta, los cambios que ahora se apuntan serán más que bien recibidos.

Distintas asociaciones, colectivos y vecinos de la zona, agrupados en la plataforma Fiestas Populares Lavapiés, que año tras año se encarga de promover y organizar una programación de fiestas “autogestionada, horizontal y coherente con el carácter del barrio”, también habían pedido volver al escenario de 2019 y apoyaban a los hosteleros del barrio en su reivindicación, tal y como ha explicado a este periódico Elena, una de sus voceras: “En la situación en la que nos encontramos en la actualidad no hay un porqué sanitario que respalde el diseño de recintos feriales que se hizo en su día”. La plataforma presentó alegaciones contra el plan en su día y ha elevado una propuesta al pleno de este miércoles en este sentido.

Por su parte, la asociación de vecinos La Corrala también ha pedido la vuelta a los recintos feriales de 2019 e, igualmente, apoya las reivindicaciones de sus vecinos hosteleros, según declara su presidente, Manolo Osuna.

Menos días de fiestas

Lo que sí que mantiene Centro de su plan anterior es la separación de las zonas de recinto ferial y de escenarios musicales, que se instalarán en las plazas de Vara del Rey (San Cayetano), Arturo Barea (San Lorenzo) y en Las Vistillas (La Paloma).

También prevé mantener el recorte de días de duración de las fiestas, 4 días menos de celebraciones, 9 frente a los 13 que hubo en 2019: San Cayetano, del 4 al 6 de agosto; San Lorenzo, del 10 al 12 de agosto, y Virgen de la Paloma, del 13 al 15 de agosto.

Con esta sisa de días tampoco está de acuerdo Óscar Lucas, de ADELA: “Si hemos vuelto a la normalidad en casi todo no tiene sentido tener menos días de fiesta. Son festejos al aire libre. Las fiestas de La Paloma, por ejemplo, siempre han sido 5 días. Desde el distrito se habían comprometido con el modelo de fiestas en el que llevamos años trabajando desde el comité de fiestas formado por vecinos, comerciantes y partidos. Los políticos deben saber que están ahí porque los vecinos y comerciantes les dejamos. Su función es mediar y dejarnos a todos contentos”.

Protesta vecinal por unas fiestas más populares

Un melón que no se abrirá en el pleno de este miércoles, al menos de forma oficial, será el de la participación ciudadana en el diseño de las fiestas de agosto, aunque sí lo llevarán hasta las mismas puertas de la Junta Municipal de Centro distintas asociaciones vecinales y colectivos sociales vinculados a la plataforma Fiestas Populares Lavapiés, los cuales han convocado una concentración a las 17 horas de este miércoles en el número 72 de la calle Mayor.

Estos colectivos, entre otras cosas, ponen en cuestión desde el diseño vertical de los espacios y recintos festivos a la forma como se elabora la programación de las fiestas. También denuncian “la mercantilización” que se hace durante los festejos del suelo público, poniéndolo en venta para la explotación del mismo por parte de feriantes que nada tienen que ver con el barrio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats