El nuevo Bicimad nacerá con cuentas financieras “erróneas” y una plantilla “insuficiente”, alerta Más Madrid

Concejales y alcalde del Ayuntamiento, en la reciente presentación del nuevo Bicimad

Diego Casado


0

El Ayuntamiento de Madrid lleva retraso con la burocracia necesaria para conseguir ampliar Bicimad a los 21 distritos de Madrid, un despliegue que ya está dibujado pero que no podrá desarrollar hasta que el consistorio asuma la gestión municipal del servicio. Actualmente se opera a través de un contrato, con el número total de bicicletas limitado al máximo actual.

Almeida municipaliza Bicimad, el servicio de bici pública de Madrid que Botella lanzó privatizado

Almeida municipaliza Bicimad, el servicio de bici pública de Madrid que Botella lanzó privatizado

La municipalización de Bicimad se votará la semana que viene en el pleno de Cibeles, a la que llegará tres meses después de lo estimado inicialmente por el área de Movilidad, que afirmó inicialmente que se intentaría tramitar en julio. El departamento de Borja Carabante ha dado por terminado el expediente que justifica el paso a la gestión municipal del servicio, pero Más Madrid alerta de que “tiene errores y carencias importantes”, que achacan a “las prisas por aprobar la municipalización con un claro interés electoral por parte de Almeida”.

Los fallos han sido detectados entre la abundante documentación del expediente facilitada a los grupos políticos la semana pasada, antes de su paso por la comisión de Movilidad el lunes, en la que la mayoría de la oposición reservó el sentido de su voto para el pleno. Más Madrid destaca que la plantilla prevista es “insuficiente y que los cálculos económicos están mal efetuados, lo que podría comprometer la viabilidad del servicio”. Además, echa de menos documentación relativa a varios informes preceptivos y un análisis del efecto de la municipalización sobre los operadores privados. El nuevo Bicimad supondrá una operación con 50 millones de euros de inversión, con un gasto anual superior a los 7 millones.

El partido de Rita Maestre asegura que la plantilla del nuevo Bicimad, que contará con 7.500 bicis disponibles y 611 estaciones (frente a los 2.964 aparatos actuales y 258 paradas), está “mal dimensionada”, ya que de los 109 empleados actuales se pasará a 204, pese a que el sistema se multiplicará casi por tres. Además, se espera que los usos se disparen al ser posible moverse con este servicio por toda la ciudad, con lo que podrían aumentar las necesidades de mantenimiento y reparaciones.

Más Madrid calcula que serán necesarios unos 400 trabajadores en este servicio. “El incremento en el número de trabajadores en plantilla debería ser superior al de bicicletas”, explican desde el partido aludiendo a las economías de desescala. “Más, si cabe, a la vista de que la plantilla actual ya está infradimensionada”, añaden. Un mal servicio podría derivar en situaciones como la actual Bicimad, en claro declive desde hace más de un año por la falta de mantenimiento y la huida de abonados, que se cuenta por miles.

Las cuentas “erróneas” del nuevo Bicimad

El coste del personal “insuficiente” es una de las variables en las cuentas del servicio público, que forman parte también del modelo económico-financiero con el que se el consistorio certifica que el proyecto es sostenible. Las cifras aportadas en este plan son “erróneas”, asegura Más Madrid, porque no se han trasladado algunas correcciones efectuadas durante la tramitación, procedentes de informes de la Dirección General de Presupuestos y de la Oficina de Colaboración Público-Privada.

Más Madrid explia que los cálculos de la Dirección General de Sostenibilidad, en los que se basan el resto de informes, pueden estar equivocados y estar “poniéndose en riesgo el servicio y la solvencia financiera de EMT”, al tiempo que se aboca al servicio “a nacer infradotado y se le condena al deterioro acelerado” por la falta de personal.

No es la única amenaza para el servicio público de bicicleta madrileño. También se abre un posible melón jurídico, debido a que el expediente “no incorpora un análisis del mercado, de la oferta y de la demanda, de la rentabilidad y de los posibles efectos de la actividad pública local sobre la concurrencia empresarial”, explican en Más Madrid. Esto podría afectar a los operadores privados de bicicletas eléctricas sin base fija, que funcionan con permiso municipal y son competencia de parte del servicio de Bicimad. “Podrían tomar medidas como, por ejemplo, denunciar a EMT para recurrir la municipalización o abandonar la ciudad pidiendo una compensación por el lucro cesante”, alertan desde el partido de la oposición.

Este periódico ha consultado al área de Movilidad para pedir una valoración de estas cuestiones denunciadas por Más Madrid, sin obtener hasta el momento respuesta alguna.

Por último, Más Madrid considera que faltan varios informes y trámites previos antes de efectuar la votación, como la resolución del contrato actual de Bicimad en Junta de Gobierno, precedido de un informe de Asesoría Jurídica. “Todos queremos que se produzca la municipalización, Más Madrid la viene demandando desde hace años. Pero la aprobación no puede producirse antes de que se subsanen los errores”, añaden.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats