Una vecina de Malasaña denuncia que le han roto las lunas de su coche tres veces en una semana

Luna trasera rota

A Mayte Castillo le han roto las lunas de su coche tres veces en una semana. Esta vecina de Malasaña, zona en la que estaba aparcado el vehículo en los momentos de las sucesivas roturas, cree que estos hechos no pueden ser producto de la casualidad, tiene cierto miedo y pide a la Policía que acelere de algún modo la investigación derivada de sus denuncias.

Castillo está convencida de que es una misma mano la que está detrás de los ataques a su propiedad, lo cual constituiría una amenaza contra su persona.

Por el momento, lo que le ha dicho la Policía Nacional es que debe aguardar a que se tramiten las denuncias que ha presentado y que hasta entonces poco más pueden hacer para ayudarla. Cuando eso suceda podrían revisar las distintas cámaras colocadas en las inmediaciones de donde Castillo tenía aparcado su coche -es una zona videovigilada- y tratar así de localizar al responsable o responsables de los ataques.

El tiempo corre en contra de la seguridad y tranquilidad de esta vecina que, sin hueco para esperas, ha recurrido a las redes sociales para denunciar su situación y tratar de acelerar así un proceso que lleve a aclarar unos hechos que perturban su día a día y su sueño.

Mayte Castillo, actriz y productora teatral, dice no tener cuentas pendientes con nadie ni sospecha alguna sobre quién podría tener algo en contra de ella.

Fue el domingo 12 de septiembre la primera vez que se encontró el parabrisas delantero de su coche roto. Una vez arreglado, el miércoles 15 fue el cristal de una ventanilla lateral el que apareció reventado y su coche abierto y con las cosas revueltas pero sin que faltara nada, como "simulando un robo", según Castillo. Finalmente, el pasado domingo le tocó el turno a la luna trasera del vehículo.

Ningún otro coche alrededor del suyo, de gama baja y sin nada destacable, sufrió daños en alguno de los tres incidentes que denuncia.

Castillo pide que la Policía "tome medidas cuanto antes" y que tramite con urgencias sus denuncias. "He hablado con los nacionales y con los municipales, les he expuesto los hechos y aseguran que no pueden hacer nada, que vigile yo si quiero mi coche y que en caso de ocurrir algo trate de retener al atacante hasta que llegue la policía. Vamos, que hasta que no me pase algo no pueden actuar. Me siento indefensa. Tendré que aparcar el coche lejos de mi casa y del barrio y andar con mil ojos por si la próxima vez en lugar de una luna lo que alguien quiere es romperme la cabeza"

Vecina de Malasaña desde hace seis años, Mayte Castillo dice que la seguridad en la zona va a peor y cree que falta vigilancia en el barrio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats