La portada de mañana
Acceder
Los grandes incendios súperdestructivos llegan cada vez más temprano
Ayuso creó perfiles falsos para atacar a la izquierda en redes
La libertad, la gestación subrogada y la compra de órganos. Por Joaquim Bosch

Recargos indebidos y falta de cobros en el IBI pese a que el Ayuntamiento de Madrid da por superado el caos tributario

El pasado 25 de enero David Campo se dirigía a su cita con la Agencia Tributaria municipal. Después de un mes de espera había conseguido ser atendido en una oficina para pagar el último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de 2022 al Ayuntamiento. A pesar de tener domiciliado el tributo se había decidido a abonarlo en efectivo para poder cerrar de una vez el ejercicio del año pasado. 

Madrid elimina la cita previa para el registro en medio del colapso burocrático online y con el 010

Más

La sorpresa llegaba cuando el funcionario de Hacienda le confesó que “a pesar de que el alcalde dijo que no iba a haber recargo, se está aplicando”. David tuvo que pagar el impuesto y 15,48 euros más por el error municipal. El trabajador le indicó que no era el único al que se le había cargado este extra por retraso. “Me dijo que había más casos como el mío”, cuenta el ciudadano afectado a Somos Madrid, mientras enseña los documentos que prueban el recargo.

Dos días antes, durante la Comisión de Hacienda y Personal del Ayuntamiento, la delegada de esta Área, Engracia Hidalgo, aseguraba, refiriéndose a los 34.000 recibos que aún no se habían cobrado, que “sin ningún tipo de recargo” serían abonados por los ciudadanos y el 31 de enero estarían “completamente subsanadas las incidencias”. Además, durante la misma Comisión, la delegada de Hacienda remarcó varias veces que nadie se vería perjudicado económicamente por el fallo del sistema informático. 

Estas declaraciones no concuerdan del todo con la realidad. David, al igual que otros tantos ciudadanos madrileños ha sido víctima de este desajuste tributario vigente desde diciembre de 2022. Para una doble confirmación, Somos Madrid se dirige al Área de Hacienda y Personal para conocer si se están cobrando de forma consciente estos recargos. Nos responden: “Los recargos en ningún caso se van a cobrar y si se hubiera dado ese caso, simplemente lo tienen que comunicar y automáticamente se les quitará ese recargo”. 

Aseguran que no es posible que se estén realizando cargos extra: “Por ahora lo que se está mandando son los recibos del Pago a la Carta y eso es un pago fraccionado y domiciliado”. A David, que tenía fraccionado y domiciliado el impuesto, tal y como indican desde el Área, le reconocieron en la oficina de Hacienda que “no había emisión de cobro” programada para su cuenta bancaria. “Si no voy yo, la deuda seguiría aumentando sin yo enterarme”, señala el vecino perjudicado.

El funcionario no solo se encargó de informarle de que este pago conllevaría un recargo por el retraso, también revisó el historial de años anteriores, “el tipo me confirmó que estaba bien domiciliado y los recibos de 2019, 2020 y 2021 estaban bien abonados”. Con esto pudo corroborar que el problema no era suyo, sino de la Administración y que aún así no había forma de librarse del recargo porque el sistema lo genera automáticamente. Otros ciudadanos de la capital han sido víctimas de la misma situación, llegando incluso a figurar como “morosos” para el Ayuntamiento.

Incidencias abiertas por ingresos indebidos y bonificaciones no aplicadas

Este martes, 31 de enero, se cumplía el plazo estipulado por el gobierno municipal para subsanar las incidencias referentes al IBI de 2022. De nuevo, este periódico contactó con el Área de Hacienda para comprobar si se cobraron los 34.000 recibos restantes en la fecha pactada. Y confirmaron que ya han sido recaudados. “Se enviaron ayer a las 11.00”, indican, aunque en el portal del contribuyente aparece el 1 de febrero como fecha límite para llevar a cabo el cargo. Sin embargo, algunos ciudadanos afectados por la falta de cobros en sus domiciliaciones contactados con Somos Madrid confirman que no se les ha pasado el pago a sus cuentas.

La sede electrónica del Ayuntamiento de Madrid, en su zona de carpeta tributaria, no permite a día de hoy a muchos de los ciudadanos acceder a sus recibos de pago. Y les aparece el siguiente mensaje: “Puede que le aparezca el mensaje de fuera de plazo en la información de sus bienes debido a que sus recibos se están regularizando”.

Así que, pese a que Hacienda da por zanjado el caos tributario en Madrid, todavía quedan recibos sin cobrar. Y se abre un nuevo capítulo de inmediato: recargos injustificados, reclamaciones y la posibilidad de un nuevo colapso de la Agencia Tributaria que denuncia la oposición. 

El retraso de mes y medio en el cobro del impuesto va a tener consecuencias para los ciudadanos, que Enma López, concejala del Grupo Municipal Socialista y Miguel Montejo, edil de Más Madrid, advertían en el Pleno de este martes. “La bola va creciendo” indicó durante su intervención la portavoz de Hacienda socialista, “van a tener que pedir disculpas a los recibos del Sistema Especial de Pago, que están esperando a ver si les giran el recibo del mes de diciembre, también a los que tienen bonificación de familia numerosa, que no se ha girado y lo hemos comprobado”.

López ejemplificó ante el alcalde y la delegada del Área todavía más situaciones que tendrán repercusiones por esta gestión indebida: “Esto tiene otra serie de derivadas que no están teniendo en cuenta, por ejemplo, uno quiere vender su piso (...) pues resulta que esos pisos no están al corriente de pago porque no son capaces de pagar el recibo de diciembre”. Apoyándose en estos casos, la edil socialista marcó los aspectos que afectarán a los ciudadanos una vez cobrados los recibos pendientes. En primer lugar, existen bonificaciones que no han sido aplicadas, como es el caso de la rebaja fiscal por familia numerosa, por otro lado, hay vecinos que han tenido que pagar recargos sin ninguna razón que los justifique. 

Para reclamar estos errores es necesario que cada uno de los ciudadanos que han sufrido alguna incidencia se dirijan a Hacienda y exijan que les devuelvan su dinero. Miles de personas recurriendo sus recibos pueden traducirse en un colapso de la Administración, tanto a nivel local como estatal. “No es la Agencia Tributaria de Madrid persiguiendo a los contribuyentes sino que son los contribuyentes los que están persiguiendo al Ayuntamiento para poder pagar”, cuestionaba Enma López en el Pleno de este martes. 

Como consecuencia directa de este desajuste tributario, Más Madrid y PSOE pedían en la sesión plenaria el cese de la directora de la Agencia Tributaria. Con los votos a favor de Más Madrid, Grupo Mixto y Partido Socialista, los votos en contra del Partido Popular y Ciudadanos, y la abstención de Vox, la moción fue aprobada. 

Entre tanto, los madrileños siguen buscando una solución a lo ocurrido, uno de los afectados pregunta a Línea Madrid por Twitter cómo reclamar la devolución del recargo de 15 euros que se le ha cobrado. Desde el servicio de atención a la ciudadanía le recomiendan llamar al 010 o acudir con cita a una oficina. Se repite la historia. Mientras, el gobierno municipal se resiste a reconocer que los problemas continúan.