Lo que un AMPA puede: el reverdecimiento de los patios de la Escuela Infantil Los Ángeles

Trabajo

Aunque no cabía en el titular, de lo que hablamos hoy en realidad es de la potencia de un AMPA activa, un equipo docente (y directivo) implicado y, en definitiva, una comunidad escolar inquieta y conectada con otros agentes del barrio. Si además, como es el caso, cuentan con el empujón económico de una administración, el resultado puede ser bonito como el proyecto  participativo –¡Re-crea tu patio!– que ha acabado recientemente con una reforma verde e inclusiva de los patios de la Escuela Infantil Los Ángeles. En el principio, fue el AMPA que presentó un proyecto de patios inclusivos a las subvenciones de Asociacionismo de la Junta de Distrito. Luego vino todo lo demás.

La verdad es que en la Escuela Infantil Los Ángeles tenían de un buen punto de partida. Tienen patios grandes de tierra, árboles de buen porte y cuentan desde hace años con un huerto (que fue también en su día un proyecto del AMPA). Pero, sobre todo, tiene un AMPA muy activo, a lo que contribuye su peculiaridad como escuela pública de gestión directa con las dos etapas de infantil (de 0 a 6 años), que permite que las familias se acaben conociendo más que en otras, donde los niños salen a los 3 años caminos del colegio

Según nos cuenta Patricia Díez, directora del centro, el proyecto dio de bruces con la pandemia, que ha obligado a que todos los entornos escolares se hayan fragmentado para acoger los famosos grupos burbuja. Además, el desarrollo del proyecto también ha estado condicionado por la circunstancia, que ha obligado a extremar medidas de seguridad, hacer reuniones virtuales y trabajar en grupos pequeños. A esto se unió la obligación de terminar el proyecto antes del final del año pasado por las condiciones de la subvención, lo que obligó a redoblar los esfuerzos para poder llegar a tiempo, realizándolo entre octubre y diciembre, según explica Marta, de Te Estoy Poniendo Verde, colectivo de expertas en jardinería, agroecología y educación ambiental de Tetuán que han coordinado el proyecto. Reto conseguido.

“La primera fase del proceso siempre es de máximos, preguntando a equipo docente y familias lo que quieren hacer, luego nos toca a nosotras (Te Estoy Poniendo Verde son Marta y Paula) bajar las cosas a la realidad”, advierte divertida Marta para explicar que han dirigido un proyecto participativo de principio a fin, en el que han sido las propias familias las que lo han ejecutado.

Entre lo que los más pequeños pidieron en las primeras jornadas de participación había una nave espacial, un tío vivo, o un camión gigante, aunque también cuerdas colgando de árboles, columpios o un jardín; entre los animales anhelados, mariquitas, hormigas, lagartijas, escarabajos, mariposas…la fauna del patio.

El dinero se estiró mucho, nos cuenta Marta, reutilizando muchos elementos y consiguiendo plantas del vivero de El Retiro o la vecina Huerta de Tetuán. El trabajo de las familias se llevó a cabo en 5 jornadas, con grupos de 6 personas y turnos de 3 horas. Reverdecieron un muro, en el que los pequeños podrán ver la evolución estacional de flor a fruto rojo (granados), plantaron trepadoras, colocaron jardineras a la entrada de las aulas, sembraron un laberinto que hará las delicias de los más pequeños cuando terminen de crecer los setos, también algunos árboles, instalaron un sistema de riego…y lavanda, durillo, ajenjo, salvia, romero, madroño o vivaces.

Además, han instalado estructuras: una cocinita, un circuito de neumáticos, una pared musical, estructuras de equilibrio, la cuerda colgante de un árbol (¡deseo cumplido!) o elementos sensoriales con tocones que se adelantaron a aquellos que se han puesto de moda después del excedente de madera generado por Filomena (además, el AMPA también se ha adherido posteriormente a este proyecto de estructuras con tocones para patios del colectivo Basurama, según nos confirma Patricia).

El perfil de las familias de Los Ángeles, según su directora, es en general el del barrio, con muchas nacionalidades, pero en los últimos años se han acercado a la escuela también un buen número de familias de clase media, interesadas por el proyecto escolar y las singularidades de la escuela. “Hace unos años la escuela no estaba llena, ha cambiado en parte la población asistente y se ha creado una mezcla muy diversa que hace que haya mucha participación”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats