La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
La ley del teletrabajo avanza con el visto bueno de los empresarios
Coches y lanchas de lujo: la ostentación en TikTok del hijo de Obiang

El mejor compacto japonés de la historia se actualiza: más diseño, más exclusividad

El Mazda3, nacido en 2003, presenta su cuarta generación en 2018.

Jorge Castro

Para cualquier marca de automóviles, y particularmente para Mazda, la importancia de tener el mejor compacto en el catálogo es mucho más que una exigencia comercial. Lanzado como sustituto del recordado Mazda 323, el Mazda3 nació en 2003 y pronto atrajo titulares por su ambicioso concepto estético marcado por su distancia entre ejes, y una mezcla de confort y precisión de guiado difícil de encontrar en su segmento. En 2009 llegó la segunda generación, cuya estética abundó en el protagonismo de la calandra de cinco puntos, evolucionando hacia la tercera generación, primera con diseño KODO, en 2014. 

Cuatro veces finalista en concursos internacionales (mejor coche del año, diseño del año y coche deportivo en 2007, 2010, 2013 y “Red Dot” al mejor diseño de producto en 2014), el Mazda3 ha sido además un rotundo éxito industrial y comercial: fue el primer Mazda que alcanzó el millón de unidades vendidas en menor tiempo, y se han vendido en total seis millones en cien mercados diferentes. Hitos impresionantes para cualquier modelo, pero más aún si se tiene en cuenta que Mazda es uno de los pocos fabricantes independientes que aún quedan en el mercado. Ahora, la marca de Hiroshima lanza al mercado un modelo que marca un punto de inflexión para la marca y que supone una revolución a todos los niveles: desde su elegante diseño KODO evolucionado a su innovadora arquitectura, pasando por una nueva gama de motores ultraeficiente y elementos seguridad activa de última generación.

Más KODO: más elegante, con menos líneas

Si el cambio hace ahora diez años al diseño KODO supuso una nueva aproximación integral a la forma en la que se dibuja, construye y remata un coche, en esta nueva generación el principio evoluciona hacia el vector de la elegancia, elevándolo a nuevos niveles de pureza y calidad. Manteniendo la máxima de eliminar todo lo superfluo en el diseño exterior, los Mazda3 parecen extremadamente sencillos, aunque observados al detalle exhiben una enorme riqueza.

Las proporciones de la carrocería hablan a las claras de este cambio. La versión de cinco puertas se observa como la de un coche con personalidad propia, particularmente visto desde su inédita visión tres cuartos trasera, heredada directamente del concept Kai mostrado en el salón de Tokio de 2017. El resultado es una línea donde el capó prevalece y aleja al conductor de las ruedas delanteras, al mismo tiempo que el habitáculo trasero se beneficia del espacio que proporciona el segundo gran volumen.

Trabajar con grandes paneles cuya continuidad apenas está interrumpida por los tiradores de las puertas permite en esta cuarta generación del Mazda3 profundizar en el juego de luces y sombras exploradas también en el concept Mazda Vision Coupe. Un gran turismo que sirvió en parte para demostrar en vivo el resultado de esta técnica, que funciona aún mejor con pinturas exclusivas como el soul red crystal de la versión cinco puertas. Esta técnica de planos y curvas, cuya estética es propia de otras áreas donde se aplica el diseño japonés, consigue que el perfil del coche cambie de forma notable tanto al moverse a su alrededor, como cuando se encuentra circulando.

Claro que no todo es luz. Fruto de la evolución de sus formas, la calandra ahora está más cerca del suelo, y de ella nacen las líneas maestras que evocan la elegancia minimalista y el refinamiento nipón por medio de las sutiles ondulaciones de la carrocería. Difícil de conseguir en el cinco puertas, lo es aún más en la versión sedán de cuatro, cuya tapa del maletero se ha situado en el plano más bajo posible con relación al capó, elevando el aspecto premium de un coche de cuatro metros y medio que parece claramente más grande.

Con un precio de partida de 23.415 €, el nuevo Mazda3 inaugura una nueva era Mazda a nivel de diseño y tecnología para situarse como rival directo de las marcas más exclusivas.

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2018 - 06:55 h

Descubre nuestras apps

stats