Nuevo Hyundai i20: ahora más 'coche' y con versiones microhíbridas

Diseño exterior con la nueva identidad de marca de Hyundai.

Cuando un modelo de cualquier marca recibe modificaciones de enjundia, se considera que ha cambiado de generación, aunque en ocasiones las novedades no sean radicales. Otras veces la enmienda se dirige a la totalidad y, más que un cambio de generación, resulta más justo hablar de cambio generacional. Este es el caso del nuevo Hyundai i20, un vehículo del segmento B cuyo salto de calidad y tecnológico en relación a su antecesor es de los que hacen época.

Nuevo Hyundai i20, en imágenes

Nuevo Hyundai i20, en imágenes

Veamos por qué. En primer lugar, es más grande y capaz interiormente que el i20 disponible hasta ahora. Su diseño, si no más atractivo -juzgar esto siempre es subjetivo-, tiene desde luego mayor empaque, y la zaga es directamente irreconocible con respecto a la de aquel. Por supuesto, no admite comparación en términos de conectividad y ayudas a la conducción. Por último, las nuevas versiones microhíbridas o mild hybrid otorgan un plus de eficiencia inédito y suponen para su eventual comprador el preciado distintivo Eco de la DGT.

Por comenzar con lo que está a la vista, el frontal del i20 luce el nuevo lenguaje de diseño de Hyundai, que comprende aquí una parrilla de mayor tamaño, luces led y un capó abombado en su parte central, elementos que le confieren mayor presencia en la carretera. Las llantas de 17 pulgadas de los acabados superiores de la gama embellecen el perfil de una carrocería que añade una pequeña ventanilla tras el pilar trasero, y la rompedora zaga incorpora una banda reflectante que une los pilotos, que según versiones son también de led.

En el caso de las versiones de hibridación ligera encontramos la mención hybrid en la parte trasera y otra en la aleta delantera alusiva al sistema eléctrico de 48 voltios que asiste al motor de combustión. Por lo demás, el coche se ofrece en 10 colores diferentes, cuatro de ellos nuevos, y puede tener el techo negro en contraste con la carrocería.

En el interior destacan el volante de cuatro radios, también de nueva factura, y dos pantallas de un diámetro (10,25 pulgadas) que no suelen verse en vehículos de este segmento: una, la del cuadro de instrumentos, con grafismos muy vistosos que cambian de color en función del modo de conducción elegido (Eco, Comfort o Sport); la otra, la del centro del salpicadero, de tipo táctil y no menos atractiva a la vista.

Otro aspecto destacado del habitáculo lo forman las lamas que recorren el salpicadero para dar una impresión de mayor anchura al interior. Las versiones más equipadas incorporan una luz ambiente de color azul.

Como apuntábamos al comienzo, el i20 gana en longitud (mide 4,045 metros) y anchura y mengua en altura, con lo que su silueta resulta más compacta y musculosa. Lo que importa más es que la distancia entre ejes aumenta y que, en consecuencia, los pasajeros de la parte trasera disponen de 88 mm más para las piernas y unos 40 mm más a la altura de los hombros. El volumen del maletero crece en 26 litros y se sitúa en 352 litros, que llegan a 1.165 con los asientos posteriores abatidos.

La gama mecánica se compone de un motor de cuatro cilindros y 1,2 litros que, asociado a un cambio manual de cinco marchas, rinde 84 CV y otro tricilíndrico 1.0 que entrega 100 CV en combinación con una transmisión manual de seis velocidades.

Puerta abierta a la hibridación

Este mismo bloque de tres cilindros es el escogido para la microhibridación de 48V, disponible en dos niveles de potencia, 100 y 120 CV, y con cambio automático de doble embrague y siete marchas o manual inteligente de seis, este último caracterizado por desacoplar el motor y dejar que el coche avance a vela cuando el conductor levanta el pie del pedal del acelerador, con lo que se consigue reducir entre un 4% y un 5% el consumo y las emisiones.

Además de dar derecho a la etiqueta Eco, un sistema de hibridación suave  como este presenta como virtudes adicionales rebajar ligeramente el consumo y mejorar la aceleración del vehículo en determinadas circunstancias.

Para marzo o abril del próximo año se espera la llegada de las dos versiones más deportivas del i20: la N Line, cuyo atractivo es sobre todo ornamental, y la N, que suma a los adornos un poderoso motor 1.6 T-GDi de 204 caballos.

En punto a conectividad, el nuevo utilitario de Hyundai es ya compatible con los estándares Apple CarPlay y Android Auto y cuenta con cargador inalámbrico y tecnología BlueLink, que entre otros servicios ofrece rutas conectadas, navegación de último tramo e información en vivo de estacionamiento, incluso en la calle, y una nueva función de perfil de usuario, así como funciones remotas a través de la aplicación Bluelink para smartphones.

En el catálogo de ayudas a la conducción encontramos sistemas de gran sofisticación que no son comunes en modelos de esta categoría, entre ellos el control de velocidad adaptativo basado en la navegación, alerta de inicio de marcha del vehículo que nos precede, dispositivo activo de luces largas, alerta de aproximación de tráfico trasero, asistente para evitar colisiones de aparcamiento y ayuda activa al mantenimiento en el carril.

Ya a la venta, el i20 se ofrece en cinco acabados: Essence, Klass, Tecno, Style y Style Lux. Desde el más básico se suministra de serie control y limitador de velocidad, detector de fatiga del conductor, asistente de colisión frontal, luces de carretera automáticas, climatizador manual, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, radio digital con Bluetooth y mandos en el volante, llantas de 15” y aviso de inicio de marcha del coche que nos precede, un sistema aparentemente banal pero que resulta de gran utilidad en el tráfico urbano, con sus innumerables paradas y arrancadas.

Los precios de tarifa están comprendidos entre los 16.990 euros de un Essence con motor 1.2 de 84 CV y los 27.995 de un Style Lux en versión de 48V de 120 CV. Si se descuentan los 2.500 euros de campaña de lanzamiento y los diversos incentivos del Plan Renove aplicables a este caso, es posible hacerse con un i20 microhíbrido con etiqueta Eco desde 17.700 euros, según información de la marca.

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 10:11 h

Descubre nuestras apps

stats