Casi 7 de cada 10 empresas españolas han tomado medidas para reducir las emisiones de sus flotas

Hyundai Ioniq 5.

En su decimotercera edición, recién presentada a los medios, el prestigioso Arval Mobility Observatory acaba de ofrecer su visión global sobre las tendencias de movilidad y el mercado de la automoción. Como todos los años, aporta un exhaustivo análisis del mercado del automóvil y sus previsiones para los próximos años. Además, su barómetro (realizado con base en entrevistas a 5.600 gerentes de flota de 20 países) refleja las tendencias actuales, a medio y largo plazo de la movilidad corporativa.

La presente edición establece que, tras el impacto inicial de la pandemia, se impone el optimismo en la recuperación de las flotas, que en España es incluso mayor que en Europa. También muestra la creciente preocupación de las empresas por la huella de carbono, las medidas que ya están adoptando y las que tienen previsto tomar para reducir más el impacto ambiental de sus flotas, además de revelar cómo la movilidad es un factor estratégico cada vez más importante para ellas.

La preocupación por una movilidad más sostenible ya se encuentra instalada en la cultura de las firmas españolas. El 67% de las compañías ya ha tomado medidas para reducir las emisiones de sus flotas (en 2019 era el 43%), con las empresas de gran tamaño a la cabeza, ya que el 82% de las que superan el centenar de trabajadores han puesto en marcha actuaciones en este sentido, sin olvidar que la mitad de las pymes también realizó actuaciones en este aspecto. Reducir las emisiones de CO2 es la principal medida adoptada (80%), por delante de evitar la dispersión de NOx (35%) y de partículas finas (31%).

La diversidad del mix energético y de las opciones electrificadas mantiene su crecimiento en las flotas corporativas. El 79% de las empresas prevé implementar al menos una tecnología alternativa en los próximos tres años. La opción que más convence es el vehículo híbrido: el 71% introducirá este tipo de unidades en el próximo trienio, 12 puntos porcentuales más que la media de la UE, mientras que el porcentaje de híbridos enchufables alcanzará el 60% y el 54% de las compañías sopesará introducir unidades eléctricas.

Los motivos para adoptar o considerar nuevas energías o tecnologías en la flota son racionalizar el gasto de combustible (54%) y generar menos emisiones (53%). Otro aspecto común es poder conducir en zonas restringidas al tráfico en las ciudades (48%) o anticiparse a futuras normativas (42%), a la vez que cumplir con las propias políticas de RSC (40%), mejorar la propia imagen (38%) y optar a incentivos fiscales (38%).

El 42% de las firmas españolas ya cuenta con puntos de carga para sus vehículos enchufables, y la escasez de puntos de recarga pública es el principal inconveniente aducido (58%) para no elegir modelos enteramente eléctricos. El mayor precio de estos coches (54%) y la imposibilidad de que los empleados los recarguen en sus domicilios (41%) son otras de las razones esgrimidas. Pese a todo, solo el 17% descarta utilizarlos en adelante.

Balance del año 2020

Durante el año negro de la pandemia, los modelos de gasolina perdieron parte de la cuota de mercado alcanzada en los dos ejercicios anteriores, aunque lideraron las preferencias, con el 46,6%, y sumaron casi 471.000 nuevas unidades. Los diésel recuperaron algo de cuota (40,4%) y acumularon 407.606 matrículas, en tanto que el resto de las opciones ya supone el 13%.

La gama de vehículos eficientes mantuvo a los híbridos como la opción más demandada, con 73.480 entregas, mientras que los vehículos mild hybrid, tanto en sus variantes de gasolina como diésel, ya copan las primeras posiciones con cerca de 63.000 nuevas matriculaciones entre ambas. Los eléctricos sumaron 20.160 unidades, por las 6.783 de los híbridos enchufables. 

En el mercado de renting, el diésel continúa perdiendo peso -pasa del 60,7% al 57,1% en 2020- y crece la adquisición de vehículos que se mueven por medio de combustibles alternativos. La combinación de electricidad y gasolina vuelve a ser la más solicitada y supera las 13.600 matriculaciones.

Los modelos híbridos con motor diésel ganan presencia en las preferencias por delante de las combinaciones de gasolina y electricidad, y superan en ventas a los eléctricos puros. Por último, los vehículos híbridos enchufables ya triplican su presencia con respecto al año precedente.

Por lo que respecta a las emisiones a la atmósfera, mantuvieron la tendencia descendente de los últimos años en el segmento de los turismos, al incorporarse unidades más respetuosas con el medio ambiente. Los nuevos vehículos emitieron una media de 110 g/km de CO2, lo que supuso un descenso de casi un 7% en términos interanuales. Este descenso se produjo en todos los canales, pero con mayor incidencia tanto en el de renting como en el de empresa. En el canal del renting, el número de matriculaciones en el rango menos contaminante ya se encuentra en el 72%.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2021 - 14:14 h

Descubre nuestras apps

stats