Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Un adelanto electoral secreto: el último todo o nada de Sánchez
Opinión - El ‘pucherazo’ de Sánchez, por Marco Schwartz
La extraña desaparición de dos hermanos en un hospital catalán

Los guardias civiles de tráfico que se integren en la Policía Foral seguirán cobrando el plus de peligrosidad

Un agente de la Guardia Civil junto a un vehículo en una carretera de Navarra.

Una vez los Gobiernos de Navarra y el Estado han acordado poner fecha al traspaso de las competencias de Tráfico y Seguridad Vial a la comunidad foral, el 1 de julio, se pone en marcha un cronograma de cuatro años para que la Policía Foral pueda reforzarse con nuevos agentes que le permitan ejercer en exclusiva y con “todas las garantías” la competencia. Según los cálculos del Gobierno de María Chivite serán necesarios 149 nuevos agentes para lo que se recurrirá a la pasarela que fue introducida por UPN en la ley de Policías de Navarra en 2018 para que agentes de la Guardia Civil de la jefatura de Tráfico ya asentados en Navarra puedan cambiar su uniforme por el rojo del cuerpo autonómico. Según explican desde el Ejecutivo foral aquellos que se acojan a la pasarela mantendrán sus condiciones laborales.

Ni la Guardia Civil se repliega en Navarra ni la transferencia de Tráfico es una cesión a EH Bildu

Ni la Guardia Civil se repliega en Navarra ni la transferencia de Tráfico es una cesión a EH Bildu

Así se recoge en en el artículo 7 del Real Decreto de la transferencia de servicios de la Administración del Estado a la Comunidad Foral de Navarra que señala que “al personal que se integre se le respetará la suma de las retribuciones básicas y complementarias que venía percibiendo”. De esta forma, los guardias civiles que se integren en la Policía Foral mantendrán el complemento de peligrosidad de 744 euros brutos mensuales que perciben en Navarra y Euskadi, heredado de los años de terrorismo de ETA.

Esta casuística provocará que haya agentes de la Policía Foral que cobren más que otros desempeñando las mismas funciones, aunque desde el Ejecutivo foral estiman que la diferencia no será mucha, puesto que se va a aprobar en próximas fechas un reglamento de retribuciones que recoge mejoras salariales para la Policía Foral, ni tampoco durante mucho tiempo, ya que la Ley Foral de Presupuestos de Navarra de 2023 establece que “si se percibiera importe superior se le asignará un complemento compensatorio absorbible”, es decir, que el complemento se irá absorbiendo progresivamente en futuras mejoras salariales hasta quedar equiparados al resto de agentes.

Lo que sí perderán los agentes de tráfico de la Guardia Civil que cambien de cuerpo policial será el mes extra de vacaciones del que disponen en los dos territorios y deberán acogerse a las condiciones que tiene la Policía Foral. Con todo, indican desde el Gobierno navarro, el detalle de las condiciones laborales y retributivas de los agentes, incluido el derecho a vivienda del que disponen algunos guardias civiles, se tratará en la Junta de Seguridad que se celebrará en paralelo a la de transferencias para resolver las cuestiones relativas a la pasarela entre las dos administraciones.

No será hasta entonces cuando los agentes de tráfico de la Guardia Civil tengan que decidir si se pasan a la Policía Foral, si se quedan en Navarra ejerciendo otras funciones distintas a la de la vigilancia de las carreteras, o se trasladan a otra unidad de tráfico de la Guardia Civil en otra comunidad autónoma.

Según los últimos datos, en la actualidad la agrupación de tráfico de la Guardia Civil en Navarra está compuesta por unos 170 agentes. Una vez se sepa cuántos guardias civiles quieren pasar a la Policía Foral, el Gobierno navarro convocará plazas públicas de empleo hasta alcanzar los 149 nuevos agentes necesarios para asumir la competencia en exclusiva.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats